agua

Michelle Obama: «be water, my friend»

La primera dama estadounidense sigue empeñada en que sus compatriotas abandonen sus malos hábitos alimenticios y se pasen a la comida sana. Esta vez, concretamente a la bebida sana por excelencia: el agua. Para lograr este objetivo ha contado con la ayuda del mundo de la moda que tanto la adora . Así, Michelle Obama ha conseguido reclutar a firmas como J. Crew, Rebecca Minkoff, Bloomingdales, BCBG, Skechers, y Herve Leger que han creado piezas apoyando la campaña y que donarán parte de los beneficios a la causa. Chicos, aprovecho para beber un vasito de water… Mmmmm… ¡Qué buena!

agua

Michelle Obama: «Que me quiten lo bailao»

Michelle Obama sigue empeñada en que el pueblo estadounidense, especialmente los niños, se pongan en forma. Además de sus recomendaciones sobre la necesidad de seguir una dieta sana, la primera dama no ha dudado en demostrar que cualquier momento o lugar es idóneo para ejercitar el esqueleto. Y viéndola, la verdad, es que dan ganas de danzar. El cárdigan de cachemira y las bailarinas son de J. Crew.

La investidura de Barack y Michelle Obama

Luego repasaremos más a fondo, pero por ahora deciros que me ha encantado el atuendo de Michelle Obama para la investidura de su marido (mucho más que el conjunto verde manzana de Isabel Toledo de la primera ocasión). El abrigo es de Thom Browne, el cinturón de pedrería y los guantes lilas a juego con los abrigos de sus hijas son de J. Crew, los pendientes de Cathy Waterman y las botas (¡menudo puntazo!) de Reed Krakoff. El presidente ha apostado como hizo ayer  por una corbata azul en honor a su partido. En 2009, el lazo era rojo.

Primero llegó pisando con zapato de tacón medio y sin el cinturón. Las botas y la pedrería fueron el puntazo de la jura.

 

Durante el almuerzo, pudimos observar el vestido que llevaba bajo el abrigo. Ambas piezas son de Thom Browne. La rebeca de punto ya la había lucido el día antes.

 

En 2009, Michelle Obama revolucionó al escoger este modelo de una diseñadora latina, Isabel Toledo. Barack Obama prefirió en su primera vez la corbata roja. ¡Ojo a como se ha blanqueado el pelo del presidente!

La reina Michelle Obama

Si la figura de la primera dama se ideó en EEUU para competir con las soberanas europeas, Michelle Obama no es solo la actual monarca. Esta noche ha demostrado con creces que es la mejor reina que ha tenido hasta el día de hoy EEUU. Apabullántemente cómoda y relajada se ha mostrado la esposa del presidente Obama durante su discurso en la convención demócrata ante una masa enfervorecida con ella que no ha parado de jalear su nombre, confesarle su amor y (a sabiendas que sería el vestido el que finalmente decidiría el duelo con su adversaria Ann Romney) alagar la elección de su atuendo. Un modelo nada pretencioso (a diferencia del precioso Óscar de la Renta rojo intenso (1900$) que lució la esposa del candidato republicano la semana pasada) en gris y rosa, hecho a medida por  la diseñadora neoyorquina Tracy Reese (aún no tengo el precio exacto, pero sus diseños suelen rondar los 400$). Pero además de la sutileza con la que quiso evidenciar las diferencias entre una first lady republicana y una demócrata, Michelle Obama dejó claro que su estilo es inimitable. Atreverse a desnudar sus hombros tonificados y fuertes y apostar por creadores poco convencionales (María Pinto, Peter Soronen, Feith Tracy, Narciso Rodríguez, Takoon…) son solo dos de las aportaciones estéticas que la han convertido en la más innovadora de las primeras damas de la historia. Eso y, también, por supuesto, pisar con los pies en la tierra y recordar a qué partido defiende y en que siglo está: los zapatos los compró en su tienda online preferida, J. Crew (257,80 euros).

 

Cómo convertirse en Michelle Obama

El estilo de la actual primera dama de EEUU ha dado para un libro. Se titula Commander in Chic y da las claves para que cualquier mujer pueda convertirse en la first lady de su casa, siguiendo las repúblicas de Ikea. Sin duda, en este momento sería más provechoso para los demócratas que a las elecciones del próximo año se presentara Michelle y no Barack.

Michelle y Barack Obama en su última aparición pública en un partido de baloncesto. Ella lleva jersey de corazón de J.Crew, pantalón negro y Converse. El presidente prefirió unos chinos beige, una sudadera negra y zapato de cordón marrón.