10 N: Pequeños o grandes cambios visuales

Pereza. Y no por volver a votar como algunas veces puerilmente se plantea; pues recientemente una parte de la población catalana recordó el gran lujo que puede llegar a suponer introducir una papeleta en una urna… Más bien, el hartazgo lo genera el hecho de que haya que volver a elegir entre los mismos incompetentes. Y esa sensación de hastío, y a veces de desesperación, se percibe incluso al comparar la imagen de algunos de los carteles electorales de las principales formaciones con representación en el Congreso en las pasadas elecciones celebradas en abril con las lonas de ahora… SEGUIR LEYENDO

Captura de pantalla 2019-11-01 a las 9.58.50

 

Bolsonaro; ¿pero es que no lo veis?

Seguimos soportando la cantinela de que los votantes de Jair Bolsonaro son sólo víctimas indefensas del sistema y de las mentiras del populismo (mejor dicho de la oclocracia, la muchedumbre). Se intenta evitar responsabilizar al ciudadano de su elección, incluso argumentando que el problema se debe a la incapacidad de la izquierda mientras gobernaba el país (algo que influye pero que espero que no logre que la gente se convierta de repente en ultraderechista). El votante de Bolsonaro, como el de Santi Abascal o Marine Le Pen me producen el mismo sarpullido que los participantes y telespectadores de Gran Hermano o First Dates. SEGUIR LEYENDO

190104_PATRY2

Vuelve el amarillo

El amarillo vuelve a estar de moda en política. Aunque sea por muy distintos motivos, la tonalidad ha atravesado la Catalunya Nord y se ha instalado en el país vecino. En apenas dos semanas, los franceses han conseguido convertir nuevamente una prenda de ropa en símbolo internacional de su lucha. Tienen experiencia, ya lo hicieron con la Revolución Francesa. SEGUIR LEYENDO

Captura de pantalla 2018-12-06 a las 21.00.51

Ya no queremos ser Claire Underwood

Una blusa de algodón blanco con una falda beige. La melena suelta y su sempiterno labial rouge. Pendientes de perlas que en ella, más que un símbolo conservador, se antoja como un regalo familiar poco comprometido con su estilo pero que prometió ponerse en su día más especial -¡noticia! nadie nos obliga ya a que sea el de la boda. Observo la dulzura y delicadeza de Alexandria Ocasio-Córtez y siento su triunfo como algo mío. SEGUIR LEYENDO

181109_PATRY1