Desayuno con Fernàndez

De esas citas que desearías que no acabaran nunca (#allarguemelprusés). Porque aunque tenéis estilos muy distintos, te encanta que est-éticamente el otro sea lo opuesto a ti (#transversal). Habéis congeniado, sabéis que hay atracción, pero ninguno de los dos se atreve a dar el primer paso (#acord). Y aunque estéis bajo un sol de justicia (#constitucional), eternizas la despedida (#mociódecensura). Uno disimula su cortejo mirando hacia el vacío (#PDC), pero sus pies siguen inmóviles en aquella baldosa (#govern). El otro lo admira fijamente y se le escapa una sonrisilla tontona: está más guapo (#persistente) que nunca. Las señales de tráfico (#destino) te recuerdan que estás en zona residencial (#estatopresor), que sólo se debe avanzar a 20km/h (#anavemlentsperqueanavemlluny), que tiene preferencia cualquier otro peatón (#navarrovascoandaluzextremeño) y que no puedes atropellar al niño que no para de joder con la pelota (#serrat). Pese a todo, lo amas y quieres hacer una locura: ¡vayámonos a vivir juntos y abandonemos a nuestras respectivos (#independència)! El local comercial está disponible (#embargado?). Vaya, por aquí se ve que no hay salida #TCsuspènfullderuta. Continuará…

Captura de pantalla 2016-08-02 a las 16.35.03

Respuesta no verbal de Rajoy en Onda Cero

Llevo todo el día en el coche y sólo había podido escuchar la respuesta de Rajoy en Onda Cero radiofónicamente. Ahora, después de visualizar dos vídeos distintos que he localizado en la red (diferentes planos), este es mi breve análisis no verbal de la anécdota (despropósito) del día.

1. Metódico. El presidente enumera las tres identidades de un catalán con los dedos («un catalán hoy es catalán, español y europeo) y marca con una mano  (gesto característico de cualquier político para que nos concentremos en aquellas cuestiones que él determine importantes) el resto del discurso («Lo que algunos pretenden pedirle a la gente es que renuncie a su condición de español y europeo. Es un disparate. Y sus derechos como españoles y europeos, ¿por qué tienen que perderlos?»). Sin embargo, el lenguaje facial (totalmente inexpresivo) no acompaña al mensaje verbal. Ni los ojos ni la boca demuestran pasión alguna por lo que está defendiendo. Es un mensaje estudiado y que repite por inercia, sin más.

2. Defensa y nerviosismo. Cuando Alsina le puntualiza («La nacionalidad española no la perderían…»), Rajoy tiene los brazos cruzados (protección, defensa). Conforme escucha la reflexión del periodista, el presidente pone cara de sorpresa (se dilatan los ojos), aprieta el bolígrafo que esconde en una de sus manos (recurso para oradores principiantes…) y empieza a mover las piernas bajo la mesa (nerviosismo).

3. Derrota. Le llega el turno a Rajoy: debe decir algo pero no tiene respuesta. Abre los brazos (rendición, me ha vencido) pero su cerebro le impide rápidamente verbalizar la derrota y alarga un «Puesssssssssss....». Resuelve el conflicto (desconocimiento) lanzando otra pregunta («¿Y la Europea?»). Aprieta los labios (victoria, he sido capaz de rebotar la pelota) pero la satisfacción sólo dura una milésima de segundo…

4. Sorpresa. Alsina sí tiene respuesta. Rajoy frunce el ceño (reservas, desconozco esa información), sigue con los ojos dilatados (sorpresa) y agita todavía más la pierna. Alsina se da cuenta de que se acaba de merendar al jefe del ejecutivo español y se le empieza a escapar una sonrisilla (resabiada, pícara y maliciosa) que trata de ocultar (por respeto, es un invitado) mordisqueando un boli.

 

Lapiedra del independentismo

El sexo otra vez como protagonista. La actriz de cine porno María Lapiedra se concentró ayer frente al Parlamentd e Catalunya, desnuda de cintura para arriba y portando una estelada, para brindar su apoyo a la Ley de Independencia que se votaba en el hemiciclo.

Lapiedra se  sumaba así a la concentración que el grupo promotor de la iniciativa legislativa, Solidaritat per la Independència (SI), había convocado previamente. La presencia de la actriz y su desnudez de cintura para arriba, molestó a algunos de los manifestantes que deseaban que aquello se tomara como «algo serio.»

La actriz ya apoyó la pasada campaña electoral del ex presidente del FC Barcelona Joan Laporta, con un vídeo erótico titulado «Laporta president» en el que se podía ver a Lapiedra ataviada con una estelada en varias localizaciones de la capital de España.  Pero la coalición que encabezaba, Solidaritat (SI), decidió distanciarse de ella.  Anteriormente había militado en la agrupación de las juventudes de ERC, las JERC, de su localidad natal -Mollerussa (Lleida).