Rajoy se marca un Femen

Mariano Rajoy lucía hoy dos chapas de inspiración mod pero con los colores de Extremadura que ha popularizado Monago. Además de la bocanada de modernidad -tono irónico-, lo que me ha llamado la atención es el momento Femen del presidente del gobierno: se le marcaba un pezón bajo la camisa. Y no es que tenga yo algo en contra de los pezones o los pechos -ni siquiera los masculinos-, pero esto le pasa a una mujer y estaríamos comentándolo durante años. ¿Os acordáis de como se ofendieron los ingleses con Carla Bruni, cuando era primera dama de Francia, por no llevar sujetador debajo de su ajustado vestido?

En fin, esta asunto se soluciona vistiendo una camiseta imperio de algodón bajo la camisa (ellos); usando un sostén adaptado para cada tipo de escote o un cubre pezón de látex -supongo que funciona pero me parece un poco exagerado- (ellas); o dejando de satanizar el cuerpo humano, pechos y pezones incluidos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


 

obamaimperio

La camiseta imperio de Obama en Berlín

El presidente estadounidense cuenta con más fans en Europa que en su país. Prueba de ello ha sido el espectacular recibimiento de hoy en Berlín. Así que en su esperadísimo discurso en la simbólica Puerta de Brandeburgo, Barack Obama no ha defraudado y ha desplegado todos sus encantos (oratoria e imagen) para seducir a una audiencia sedienta de grandes figuras políticos.  «Gracias por esta cálida acogida. Me siento tan bien que me sacaré la chaqueta. Podemos ser informales entre amigos», dijo sólo empezar. Fue en ese instante cuando las cámaras, gracias al juego de luces, captaron la transparencia de su impoluta camisa blanca bajo la que se distinguía una camiseta sin mangas de algodón. La camiseta imperio de toda la vida fue el remedio perfecto entre los hombres de antaño para evitar las antiestéticas manchas de sudor. Obama prosiguió con su discurso pero tuvo cura de doblar (jamás arremanga) cuidadosamente las mangas de la camisa como sólo él sabe hacer. Como sólo él sabe hacer.

obamaimperio