Debate aspirantes a presidir Madrid

Preguntas o dudas estéticas que me planteé anoche mientras veía el debate entre los candidatos a presidir la Comunidad de Madrid (lo que disfruto yo en época de elecciones….)

1. ¿No hay otra forma de posar que no sea colocándose las manitas delante de los genitales? No sé, algo más de originalidad… ¿Un Pataky?

2. ¿Sabrán, hombres y mujeres, que además de la americana existen otras alternativas de chaqueta igual (o más) respetables?

3. Cristina Cifuentes (PP), ¿por qué eliges un blazer vainilla? ¿Por qué te pintas las uñas de rojo si llevas un blazer vainilla? ¿Por qué te pones esos pendientes tan aparatosos si ya llevas un blazer vainilla? ¿Por qué la coleta, más que tirante (persona exigente y rígida), parece que te la haya relamido una vaca o, peor aún, que la hayan rociado con litros de colonia antipiojos?

4. Ignacio Aguado (C’s), ¿por qué te vas a la tele con el traje y la corbata que te pusiste en la boda de tu colega de toda la vida?

5. Jose Manuel López (Podemos), ¿por qué tu look televisivo (camisa azul bajo americana), aunque prescindas de la corbata, sigue pareciendo antiguo?

6. Ramon Marcos (UPyD), ¿por qué te retiras la americana y te arremangas en plan político modernillo y actual si luego me llevas la crencha peinada en medio?

7. Ángel Gabilondo (PSM), ¿por qué te empeñas en ser un hombre clásico y aburrido si podrías ser un hombre clásico, elegante, retro, vintage…?

8. Luis García Montero (IU), ¿por qué llevas una preciosa americana desestructurada (bien) si luego no te la recolocas antes de salir?

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

Irán tapa los hombros de Michelle Obama en los Oscar

Cuando Hollywood aplaudía a Daniel Day-Lewis por su papel del primer presidente republicano, ha aparecido ella enfundada en un vestido con pedrería gris ahumada de Naeem Khan.  Toda una primera dama para anunciar en directo y desde la Casa Blanca el premio a mejor película que finalmente se ha llevado la cinta de Ben Affleck, Argo. Un gesto histórico y una sorpresa mayúscula, a la que algunos ya le han sacado motivaciones exclusivamente políticas. Con el pelo recogido en un moño bajo y su espeso flequillo como principal protagonista, Michelle Obama ha agradecido a Hollywood «su importante y vital trabajo». “Bienvenidos a la Casa Blanca”, ha dicho mirando a cámara a modo de saludo. “Estoy honrada de ayudar a presentar las nominadas a mejor película y celebrar las películas que elevan nuestros espíritus y nos transportan hacia gente que jamás habríamos imaginado. Este ha sido un año excitante para las películas y quiero felicitar a todos los nominados”.

PD. Lo que se me ha hecho un pelín raro es la puesta en escena (esa retaguardia de empleados con uniforme), más en unos Oscar que han contado con dos películas dedicadas a la esclavitud…

 

Actualización: En Irán se han encargado de cubrirle los hombros a Michelle Obama a golpe de Photoshop. Con lo aficionada que es la primera dama a mostrar su brazos tonificados… o la censuran permanentemente o se van a hacer un hartón de ponerle mangas!!!

La flaqueza de Obama

En uno de los países con más casos de obesidad como es EEUU se les antoja que su presidente está demasiado flaco. Desde que llegara al poder, y a  diferencia de lo que sucede con los funcionarios públicos en España a los que le crece la curva de la felicidad, Barack Obama ha perdido peso. La crisis y la campaña electoral han intensificado el adelgazamiento del mandatario y los medios americanos lo interpretan estos días como un signo de debilidad. Principalmente, las miradas se centran en la estrechez de hombros. Lo siento, yo sigo viéndolo estupendo.