Las sábanas de Hitler

Las sábanas y fundas de almohada en las que dormía Adolf Hitler han salido esta mañana a subasta. Bordadas con la esvástica, el águila imperial y las iniciales del dictador, la ropa de cama está ya algo amarillenta para darle otro uso que no sea el de coleccionista. Aunque hay que ser un bicho raro para poder conciliar el sueño entre dicho arropo…  Sin embargo, las características del juego de cama retratan bien al tirano. La moda con la que visten su hogar los líderes mundiales invita también a una lectura interesante del mandatario de turno. De hecho, existe un libro que analiza esto mismo: Dictators’ Homes. Vamos, que desde aquí propongo una versión política de Quién vive ahí, el Quién gobierna ahí. Sospecho que, en suelo nacional, mucho Ikea y Zara Home.

 

Adolf Hitler Crispín

El dictador Adolf Hitler vestido de rosa, híper maquillado y con corazón en el brazo. Bajo los lemas “Cambia de estilo” y “No sigas a tu líder”, un anuncio de ropa en las calles de Palermo ha desatado la polémica en toda Italia.

En lugar de esvástica, un corazón. Con uniforme rosa, en vez de gris verdoso, y ojos, labios y uñas pintadas. Esta es la nueva imagen del dictador alemán que ha propuesto un anuncio de moda en Palermo (Italia) y que ha ofendido a muchos.

De este modo, ciudadanos anónimos y la Asociación Nacional de Partisanos (ANPI) han pedido la retirada inmediata de los carteles al alcalde de la ciudad, Diego Cammarata. Y es que, según el presidente de esta asociación, Ottavio Navarra, la campaña “ofende a todos aquellos que combatieron para abatir el nazifascismo y violan los principios democráticos y constitucionales.”

Por su parte, el creador de la imagen, Daniele Manno, ha defendido la iniciativa y ha asegurado que ésta no debe considerarse una apología del nazismo sino más bien todo lo contrario. “Hemos ridiculizado a Hitler invitando a los jóvenes a seguir su propio estilo y evitar el dejarse condicionar por los líderes”, ha explicado.

Indudablemente, la política y la moda cuando se mezclan nunca dejan indiferente a nadie.