cospe2

Nuevo bodorrio PP

El pasado viernes se celebró otro bodorrio pepero. En esta ocasión, el que se casaba era el niño de Federico Trillo y al enlace acudió la cúpula del PP.

PD. ¡Muchas gracias a Ana por pasarme la info!

rajoy

Si en traje ya es un drama, en chaqué es una auténtica catástrofe estilística. Viri Fernández se está contagiando cada vez más de la sosería de su marido.

trillo

Ni el padre del novio supo lucir el chaqué. Le sobra medio metro de tela en el pantalón.

azanrbotella

Aunque ni la corbata ni la camisa eran las adecuadas para tal atavío, en comparación con sus colegas, era el que mejor lo lucía. No estaba mal tampoco el estilismo de Botella, pero esa pulsera plateada no encajaba.

gallardon

Desde que este hombre se convirtió en ministro perdió el norte y la elegancia. ¿Dónde está Gallardón? ¿Existió alguna vez o fue solo una ilusión?

cospe

No es que mate el vestido, pero esta mujer es mona. Siempre repito que el marido no le pega nada y el paraguas cutre que porta me da la razón.

anapastor

Ana Pastor gana cuando apuesta por los looks masculinos. Es ceñirse un vestido o una falda y errar seguro.

suarezcayoduran

Despropósitos no verbales en tres días de luto oficial

Lamentablemente en estas últimas semanas estamos asistiendo con demasiada frecuencia a demasiadas despedidas. La última, la celebrada ayer tras el fallecimiento el domingo del ex presidente Adolfo Suárez. A sabiendas de que el próximo lunes está programado el funeral de Estado en honor a uno de los artífices de la Transición, comentamos algunos despropósitos en protocolo,  indumentaria y comunicación no verbal captados en estos tres días de luto oficial y que a nuestros dirigentes les convendría corregir cuanto antes.

1. Previsible. El protocolo de luto, como cualquier otro tipo de protocolo, es y debe ser siempre previsible. Las tradiciones son las que son y hay poco margen para la originalidad o el destaque. De hecho, lo recomendable es pasar inadvertido y que las emociones sean las verdaderas protagonistas, tal y como comentamos hace no mucho. Con todo, el dress code -por lo menos en Occidente- exige teñir la corbata de oscuro (el traje, entre los dirigentes hombres, casi siempre lo es). Sin embargo, en el resto de la comunicación no verbal aplicada a un momento de pérdida-que no se refiera a lenguaje corporal o indumentario- lo previsible puede acabar antojándose «intencionado» en el peor sentido de la palabra. Por ejemplo, el mensaje del rey tras hacerse público el fallecimiento de Suárez era lo que cabía esperar e inconscientemente fue aprobado socialmente. Ahora bien, recurrir (como hace tantas veces en el mensaje de Navidad para destacar un tema de actualidad) a la famosa fotografía de él y Suárez caminando de espaldas y abrazados para ilustrar en el plano su relación con el difunto resulta casi infantil comunicativamente hablando. Hay otros recursos que podrían ser explotados y que aportarían mayor credibilidad al monarca.

suarezreymensaje

2. Respeto. El término es tan complejo que a veces no se sabe bien como enfrentarse a él. Pero ante el féretro de un hombre que hizo de este concepto su bandera, cabía esforzarse. No  se entienden entonces las corbatas torcidas de casi la totalidad de los ministros del gobierno al presentarse delante del ataúd de Suárez ni tampoco la minifalda de Ana Mato y Fátima Báñez (el tema del largo de la falda en la vestimenta de luto es demasiado delicado para que dos ministras supuestamente conservadoras se lo salten a la torera. Además, existe la opción de optar por el pantalón, tal y como hicieron maravillosamente bien las hijas del ex presidente). Por otra parte, después de que Gallardón se santiguara ante el féretro, los demás ministros (salvo dos o tres excepciones) empezaron a emularlo pese a que es público y notorio que ellos no comparten las creencias del responsable de justicia. Así, algunos de estos miembros del gobierno han querido justificar su repentino acto de fe explicando que lo hacían por respeto a la religiosidad profesada por Suárez. Otra vez se confundió el significado de la palabra «respeto» y más el respeto que defendió el líder de UCD y CDS: comprender sin imponer. Hubiera bastado con bajar la cabeza levemente.

suarezanamato

 

3. Sonrisas y lágrimas. Muchas veces sucede que en medio de un velatorio se entona una carcajada. Algunos estudios afirman que la risa es, como lo puede ser para otros el llanto, una descarga emocional totalmente necesaria en un momento de dolor. También es cierto que cuando la persona que se va es anciana es más fácil haber asumido su ausencia y la familia y los amigos están dispuestos de una actitud más serena (aunque obviamente la pena se lleve dentro). Las risitas de algunos líderes de la oposición e incluso de los ex presidentes (provocadas sorprendentemente por las gracietas de Aznar) quizás estaría bien disimular. Aznar y González prefirieron corbata lisa y oscura. Zapatero habría estado mejor prescindiendo del dibujo de la suya.

 

 

suarezexpresis

Los más papistas que el papa se lanzaron a criticar la ausencia de lazo en el cuello de Cayo Lara (últimamente ya una costumbre en el líder de IU que celebro), pero nada dijeron sobre el hecho de que Duran i Lleida decidiera buscar entre sus contactos y hacer una llamadita. Teléfonos o Ipads quedan prohibidos en el lugar del velatorio. Si uno no se puede resistir al enganche tecnológico, lo correcto es salir de la sala.

suarezcayoduran

4. Discrección. Recalcamos de nuevo este punto porque hace un par de semanas ya advertimos que la cartera de mano XL de Viri Fernández, esposa de Rajoy, era excesivamente grande para un funeral (en aquella ocasión se celebraba el aniversario del 11M) y también señalamos que no era ni el momento ni el lugar para innovar con el peinado, ya que a la Infanta Elena le dio por imitar el estilo de Yulia Tymoshenko. Pues nada, otra vez los mismos pecados.

 

suarezinfantaelenaviri

 

5. Ofensa. Algunos acusaron a Artur Mas de instrumentalizar con sus palabras la figura de Adolfo Suárez en pro de sus deseos soberanistas. A otros nos chocó como destacaba su americana gris y su corbata rayada azulada en mitad de un Congreso teñido de luto riguroso.

suarezmas

 

6. Sentimiento. Creo que uno de los que mejor supo expresar el  penar por la pérdida de Suárez fue el príncipe Felipe. No le hizo falta recurrir al discurso verbal, solo con sus gestos consiguió transmitir mucho más que algunos que se esforzaban en aparecer entristecidos frente a la cámara. Lástima que Letizia no comparta ese control de la comunicación no verbal: sus ojos siempre la traicionan.

PRINCIPES VISITAN LA CAPILLA ARDIENTE DE ADOLFO SUÁREZ EN EL CONGRESO

 

Tanto  los príncipes como la vicepresidenta del gobierno acudieron por la mañana del lunes al funeral en Bilbao de Iñaki Azkuna, el mejor alcalde del mundo. Letizia se protegió de la lluvia con una gabardina negra. S3, como le ocurre también a Mariano Rajoy, no sé aún porque extraña razón prefiere no ser captada con prendas de abrigo. El bolso era excesivo, la chaqueta demasiada larga para su estatura… Bueno, lo de siempre con la vice: el problema de la desproporción.

 

 

suarezprincipessorayaazkuna

 

PP CONVENCIÓN

Cuéntame lo que pasó en la convención del PP

Este fin de semana se ha celebrado en Valladolid la convención del Partido Popular. Y salvo notorias ausencias como las del ex presidente Aznar y Mayor Oreja, nadie más quiso perderse el encuentro. Repasamos algunos factores que enturbiaron la comunicación no verbal de la formación que actualmente gobierna España.

1. Informal. Por todos es sabido que las reuniones políticas celebradas en fin de semana conceden a sus asistentes la posibilidad de dejarse ver con un look más casual. Es una norma tácita muy interesante ya que los líderes abandonan su uniforme (escudo) diario (traje, camisa y corbata) y nos permiten conocer mejor sus gustos y, por consiguiente, su personalidad. Sin embargo, en España se comete el craso error de considerar la ropa informal como un «mepongoloprimeroquepillo» dando lugar a estampas tan inverosímiles como las que hemos contemplado en Valladolid. Entre las que más me han impactado está la ministra de Sanidad Ana Mato con el abrigo azul cielo de cuando sus hijas eran adolescentes, la combinación masculina de la mayoría de asistentes conformada por jean clarito y suéter de cualquier color (azul, rojo, amarillo, verde, gris…) y las botas mosqueteras de Alicia Sánchez Camacho (muy tendencia este invierno pero que conjuntadas con unos pendientes de aro dorados la convierten a una en toda una choni). Porque una estética informal, aunque su éxito resida precisamente en que no se perciba trabajo alguno, requiere muchísimo más esfuerzo y conocimiento comunicativo que enfundarse el uniforme clásico.

wert5.jpg

 

2. Retro. Para su encuentro con las Nuevas Generaciones, el presidente español recuperó la chaqueta de cheviot gris con la que sorprendió para bien en la campaña electoral de 2011. Pero la pieza ya no luce igual. Más cuando uno la combina con una de sus camisas amarillentas y una corbata de los 70. Observando a Mariano Rajoy en TVE, uno podía confundirse y plantearse si aquello no era una escena de la serie Cuéntame cómo pasó o el próximo estilismo de Joaquín Reyes. Pero no sólo el líder de los populares parecía recién sacado del baúl de los recuerdos, allí había más de uno y una que no había renovado vestuario ni pensamiento desde hacía décadas.

retrorajoy

 

mona.jpg

 

retrogallardón

fre443.jpg

3. Taburete. Vayamos ahora a la escenografía. Últimamente se ha puesto de moda en los encuentros de las principales formaciones recurrir a un taburete para que los líderes transmitan cercanía, frescura, naturalidad… Aunque la estrategia funcionara tampoco sería conveniente abusar de ella como se está haciendo (tanto entre los populares como entre los socialistas), pero es que el taburete casi nunca consigue el objetivo comunicativo deseado. El problema es que primero habría que dar lecciones acerca de cómo utilizar este tipo de sillas altas para no hacer el ridículo. Los hay que pretenden sentarse en el taburete igual que en el sillón de su casa y otros que se creen que pueden acomodarse como si estuvieran en el bar bebiendo una birra. Error. En el tabuerte hay que reposar ligeramente el coxis (las nalgas quedan fuera) con una pierna estirada y la otra flexionada en la vara inferior del asiento (los cantantes con guitarra son los únicos que se sientan totalmente). Pero por supuesto hay que tener previamente en cuenta que hay personas a las que jamás podrá favorecerle una silla tan alta. Sería el caso de Soraya Sáenz de Santamaría en la que el taburete no hace más que evidenciar su escueta estatura (a la pobre le colgaban las piernecillas y esos zancos exagerados que calza ella).

Imitar la postura de Iñaki Oyarzábal.

retroespeguindos

 

4.  Diseño gráfico. No sé qué agencia se responsabiliza de las campañas propagandísticas y diseño gráfico del PP y tampoco entiendo sus objetivos (a no ser que lo suyo sea dinamitar el partido desde dentro). De estar en las nubes hemos pasado a un fondo azul donde una especie de puzzle de España se va desencajando y volviendo a su sitio (no deis ideas…). El eslogan esta vez rezaba  «En la buena dirección» e iba a acompañado de una flecha ascendente. Supongo que no tuvieron en cuenta, o sí, a las miles de féminas indignadas, dentro y fuera de las fronteras, con la ley del aborto impulsada por Gallardón.

PP CONVENCIÓN

 

masculino

femen

Al PP le parecen «repugnantes» los pechos de Femen

Hace no muchos años (incluso ahora), a ciertas personas les acabó pareciendo «repugnante» que una madre pudiera amamantar a sus retoños en espacios públicos. La teta con la que hemos sido alimentados casi todos -los más afortunados- pasó a estar demonizada. Hoy, cuando en el Congreso, tres miembros de Femen han mostrado sus pechos en señal de protesta por la Ley del aborto que Gallardón pretende aprobar, se ha vuelto a escuchar la misma expresión de rechazo desde la balconada popular (no a la protesta, al topless ). Lo más insultante es que hayan sido también mujeres las que hayan utilizado la palabra «repugnante» para referirse al pecho. Se me pasan muchas cosas por la cabeza en este momento, pero sólo les recordaré a todas estas mentes enfermas de donde c… salieron al nacer. Imagino que eso también les da asco.

femen

 

principes

Funeral en Santiago

Si el presidente del gobierno no atinó ayer a anudarse la corbata correctamente, no lo hará jamás. Y mira que Mariano Rajoy le podía pedir consejo sobre centrar lazos a Gallardón, impoluto como siempre. Pero en el funeral por las víctimas del fatídico accidente de Santiago, ni siquiera Viri, la esposa del jefe del ejecutivo,  estuvo acertada: la originalidad del cuello (intuyo que sin una manga) sobraba en una ocasión tan triste como esta. Igual sinsentido, ofrecían esos objetos no identificados que pendían de la chaqueta de la vicepresidenta catalana Joana Ortega (Mas no se dignó a aparecer por allí, algo que como gallega y catalana , me cabrea profundamente. Pero que se puede esperar de un hombre que es capaz de enviar una nueva amenaza de independencia al día siguiente de una tragedia como esta -solo eran tres días de luto, ¿no pudo esperar?-).

presis

gallardón

Si me sorprendió el tono azulón en el traje del líder de los populares, la corbata azul de Alfredo P. Rubalcaba me extrañó mucho más. La portavoz de los socialistas en el Congreso, Soraya Rodríguez, sí que quiso respetar el luto pero el negro de su atavío la convirtió en una señorona de La Mancha de las películas de Almodóvar.

rajoy-feijoo

rubalcaba

psoe

Todavía no he escuchado las habituales críticas (ya vendrán) sobre el largo de la falda de Letizia y sus medias color carne (la esposa de Rajoy cometió el mismo error). Y aunque en otros actos eclesiásticos suelo defender la rebeldía de Letizia, en un funeral habría que ir con más cautela. Más, cuando al lado llevas a tu cuñada, la infanta Elena, cumpliendo rigurosamente el protocolo (media negra de verano). Para evitar conflictos, Mª Dolores de Cospedal prefirió un traje chaqueta pantalón.

leti

principes