Rufián, en Perpignan, Cornellà, Santa Coloma y Sabadell

Siempre hubo parsimonia en su discurso, pero desde que le dio por defender el tono moderado que ha-bla-por-sí-la-bas. Y claro, el mensaje se hace largo, espeso, pesado, cansino, eterno y cuando lo completa, ya caducó. Se dirige al oyente como si este tuviera alguna dificultad de comprensión y él se esforzara en aclarar que el hecho de haber abandonado todos aquellos credos que un día dijo defender no representa en su caso incongruencia alguna, sólo refinamiento y madurez intelectual. Con tal altivez (la de siempre, sólo que al principio tenía su gracia), lo mismo defiende que comprarse la ropa en Inditex no está reñido con criticar a Amancio Ortega o que hacerse fotos con simpatizantes de Vox o invitar a su programa a García Albiol no evita seguir luchando contra el facherío patrio. SEGUIR LEYENDO 

Captura de pantalla 2020-03-06 a las 10.23.06

 

Los verdaderos motivos para vetar el anuncio del carnet jove

El organismo Autocontrol, entidad estatal que controla la publicidad antes de que se emita, ha vetado el nuevo spot del Carnet Jove porque en una secuencia aparece una senyera que «dado el contexto social actual en el que nos encontramos (¿Cuál? ¿De excepción, de censura, tontura generalizada?)», la difusión del anuncio podría ser entendido por parte del público como un mensaje de contenido político, en particular por la reproducción de las imágenes del joven desplegando la senyera en la cima de una montaña y gritando con orgullo y alegría, acompañadas de la locución («noves contestes»)». Pero aunque Autocontrol no lo reconozca en su informe, existen muchos otros indicios para prohibir este incendiario vídeo propagandístico. Estos son sólo algunos… SEGUIR LEYENDO

Rufián, un Miguel Poveda para ERC

«No se puede cantar más bonito en andalú siendo catalán», le dijo en una ocasión el Loco de la colina a Miguel Poveda… Siguiendo esta máxima -reproducir el éxito alcanzado por el coplero de cante jondo de Badalona en el país del que precisamente los indepes se quieren separar (España)- a ERC se le ha ocurrido organizar su particular Tu cara me suena y escoger a Gabriel Rufián (Súmate) como candidato a los comicios generales del 20-D. Visto así, no está nada mal la estrategia… Hasta Albert Rivera estará encantado con la elección: no sólo porque es un gran fan del arte de Poveda también porque en el Congreso podrá charlar en castellano con un republicano catalán. En fin, válgame la Soleá: » (…) si somos uno del otro, quién nos puede separar (…) Son las cosas de la vida son las cosas del querer no tienen fin ni principio, ni tienen cómo ni por qué…»

Ocho apellidos catalanes. La riqueza cultural catalana puede dar resultados estilísticos tan interesantes como el de Rufián: look de señorito relamido andaluz (crencha, americanas y pantalones entallados, jerseys de pico sobre camisas debidamente planchadas, bañado en colonia…) con pinta de garrulillo de Santa Coloma (tupé, mangas arremangadas, ciñe en el antebrazo para que se note el machaque en el gym y #pecholobo).

Súmate unos centímetros. A excepción de Loquillo, el tupé siempre ha sido de gran ayuda para todos aquellos varones con cierto complejo de altura modesta. Generalmente, ese tupé irá acompañado de alzas en el zapato (Kim Jong Un, igual que hizo su padre Kim Jon Il, es un ejemplo). Pero no desdeñemos, por Dios, la cantidad de horas que invierte el sujeto en cuestión cada mañana para que ese ejercicio arquitectónico capilar se sostenga durante toda la jornada… 

Barbero. Si el peinado tiene delito, la barba recortada con ayuda de escuadra y cartabón es también digna de mención. Eso sí, hay que reconocer que el Rufián se cuida…

#pecholobo. Total, ya no viene de uno más… Pero es que a este (al ser más joven y pasar de depilarse como Romeva) le asoma toda la pelambrera oscura… #arghhh Y que para a un tablao flamenco será lo más, pero en el escenario político es más respetuoso #unsolobotón

Perdona vidas. Tiene cara de buena persona pero es de aquellas personas que, aunque sea inconscientemente, por su lenguaje corporal (sentarse echado, clavar la punta del zapato en el suelo cuando está de pie, mirada baja despreciativa, sonrisa irónica…) parece que al hablar te esté perdonando la vida constantemente. En este arte de transmitir sin decir ni mu, podría aprender de Poveda que se antoja mucho más humilde. Al fin y al cabo, una actitud chulesca sólo descubre la proporción de falta de confianza en uno mismo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.