Vuelve el amarillo

El amarillo vuelve a estar de moda en política. Aunque sea por muy distintos motivos, la tonalidad ha atravesado la Catalunya Nord y se ha instalado en el país vecino. En apenas dos semanas, los franceses han conseguido convertir nuevamente una prenda de ropa en símbolo internacional de su lucha. Tienen experiencia, ya lo hicieron con la Revolución Francesa. SEGUIR LEYENDO

Captura de pantalla 2018-12-06 a las 21.00.51

El retrato oficial de Macronapoleón

Si algún iluso cree que este retrato es una fotografía improvisada es porque no conoce la obsesión por el mensaje no verbal de Emmanuelle Macronaopelón. Veamos…

1498752156_959810_1498772668_noticia_normal

Lenguaje corporal

Me sorprende que la mayoría de medios y expertos que han analizado el retrato del presidente galo afirmen que Macron «apoya las manos en su escritorio» y «sonríe»… Fijemonos bien:

Esfuerzo Apoya su cuerpo en el escritorio (posado relajado/informal), separa sus brazos del tronco (ocupo más espacio = transmito más poder) y sus manos tensas agarran con fuerza el tablero del escritorio (=yo solito voy a levantar este país, este continente, este imperio). Ese gesto con las manos podría originarse por el nerviosismo del momento (la foto), pero sabemos que durante la sesión ese no fue el único disparo. O se trata de un descarte (las otras opciones finales eran peores) o es una pose estudiada (conociendo el carácter del personaje es lo más probable).

¿Sonrisa? Como siempre repito, para saber si una persona sonríe no hay que observar su boca. Sus labios y las arrugas de sus mejillas dibujan una sonrisa diplomática (mensaje optimista: soy agradable, confía en mi) pero si tapamos su rostro y sólo nos centramos en los ojos… Su mirada y expresión se vuelve penetrante y decidida (=os conduzco).

Read More

¿Qué imagen conquistará el Elíseo?

Vestir mal en Francia se considera antipatriótico. En el ADN de un parisino va implícito la exquisitez del savoir faire: que la excelencia visual parezca sencilla, no pretendida (algo tan fácil pero sublime como una mesa repleta de quesos y vinos o una camisa blanca de algodón).

Por eso se antoja tan injusto como absurdo pretender encontrar conexiones estilísticas (ideológicas) entre los aspirantes a ocupar el Elíseo y la mayoría de bárbaros que pasean actualmente por la península ibérica. Fillon no es Rajoy, Macron no es Rivera, Hamon no es Sánchez, Mélenchon no es Iglesias. Ni siquiera Le Pen es… Por eso cualquier crítica al atavío de un candidato francés que lean a continuación deben interpretarla como una minucia en comparación con lo que hoy sufrimos por estos lares. SEGUIR LEYENDO

Captura de pantalla 2017-04-20 a las 9.38.18

Nutella para Renzi

La esposa de Matteo Renzi ha ejercido de primera y se ha comido un crepe (de origen galo) con Nutella (marca italina). La instantánea buscada por el gobierno italiano llega después de que la ministra de Ecología francesa, Ségolène Royal, declarara la guerra a este producto del grupo Ferrero. «Hay que dejar de comer Nutella porque contiene aceite de palma y este ha sustituido a los árboles y se ha producido un daño considerable al planeta», argumentó la socialista en un programa de televisión que generó polémica en el país vecino.

Yo, que he sido siempre de Nocilla (más de PC que de Mac, más de BB que de Iphone, más de Coca-Cola que de Pepsi, más de Cola Cao que de Nesquik, más de playa que de montaña…), creo que esta dulce crisis diplomática entre París y Roma debe resolverla el gran papa Francisco. En su encíclica sobre el cambio climático seguro que sale algo sobre el tema.

agneserenzi

Borbones en París

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.