El retrato oficial de Macronapoleón

Si algún iluso cree que este retrato es una fotografía improvisada es porque no conoce la obsesión por el mensaje no verbal de Emmanuelle Macronaopelón. Veamos…

1498752156_959810_1498772668_noticia_normal

Lenguaje corporal

Me sorprende que la mayoría de medios y expertos que han analizado el retrato del presidente galo afirmen que Macron «apoya las manos en su escritorio» y «sonríe»… Fijemonos bien:

Esfuerzo Apoya su cuerpo en el escritorio (posado relajado/informal), separa sus brazos del tronco (ocupo más espacio = transmito más poder) y sus manos tensas agarran con fuerza el tablero del escritorio (=yo solito voy a levantar este país, este continente, este imperio). Ese gesto con las manos podría originarse por el nerviosismo del momento (la foto), pero sabemos que durante la sesión ese no fue el único disparo. O se trata de un descarte (las otras opciones finales eran peores) o es una pose estudiada (conociendo el carácter del personaje es lo más probable).

¿Sonrisa? Como siempre repito, para saber si una persona sonríe no hay que observar su boca. Sus labios y las arrugas de sus mejillas dibujan una sonrisa diplomática (mensaje optimista: soy agradable, confía en mi) pero si tapamos su rostro y sólo nos centramos en los ojos… Su mirada y expresión se vuelve penetrante y decidida (=os conduzco).

Read More

Carla Bruni: «Participaré tanto como sea posible»

Tanto Michelle Obama como Carla Bruni saben bien que el futuro de sus maridos depende, en parte, de ellas. Si la primera dama estadounidense estrenó ayer su cuenta de twitter de cara a los próximos comicios norteamericanos, Carla Bruni ha declarado hoy que se implicará activamente en la candidatura de Sarkozy en las presidenciales francesas (doble vuelta, 22 de abril y 6 de mayo). «Por ahora Nicolas (Sarkozy) no ha entrado oficialmente en la campaña. Le acompañaré decida lo que decida».  En una visita a un hospital con niños descapacitados, la exmodelo quiso dejar claro que «si me necesita, estaré allí». Además, no puso objeción al hecho de participar activamente como lo hace la primera dama estadounidense a través de sus propios mítines: «No sé si se hace mucho en Francia… En cualquier caso se hace mucho en Estados Unidos. Lo haría con ganas si mi marido se presenta. Participaré tanto como sea posible», añadió.