Las nuevas tendencias del gobierno francés

Me encantan los cambios de gobierno. Más cuando la novedad procede de Francia. A diferencia de España, resulta complicado encontrar a un dirigente galo que no tenga una particularidad estilística, algo que lo distinga y lo identifique. Hablamos, del estilo, de la personalidad, de la seguridad y huimos de la mediocridad, la complacencia y el intentar agradar a todos. En fin, del equipo de Hollande destaco hoy (ya iré presentando a los demás en los próximos días) al ministro de defensa y a la ministra de justicia.

Jean Yves Le Drian se ha ocupado de su tierra, la Bretagne francesa. El nuevo ministro de defensa espera poder seguir viviendo allí (ni tonto) y es conocido como «el hombre del chubasquero amarillo» por hacer toda una campaña electoral con dicha prenda. Por ser una de las tonalidades que caracterizan a la Bretgane,  zona de pescadores, el dorado también tiñe en numerosas ocasiones parcas, corbatas, camisas y fulares.

Me encanta ese anillo. ¿Os imagináis a un político de aquí con uno así...? Aunque el amarillo es un color difícil, sabe cómo combinarlo: total look negro y toque de la casa.

Mostaza... la mejor es la francesa: Maille, por ejemplo.

 

 

Ni así, pierde.

 

Me confieso, desde este mismo momento, fan de Christiane Taubira. La ministra de justicia, independiente, ha sido la sorpresa del gobierno francés. La fuerza de esta mujer se percibe con el primer contacto visual, mirad!

Me parece impresionante esa mirada

 

Las trenzas del pelo le quedan genial

 

Aunque se atreve con todos los colores, sabe perfectamente cuando su imagen no debe eclipsar a su discurso

 

 

 

 

Empieza la campaña, ¿qué me pongo?

No es hasta el jueves que no empieza oficialmente la campaña electoral, pero la precampaña ya tenía exhaustos a los candidatos este fin de semana. Supongo que ese cansancio ha provocado que Cayo Lara se dejara ver con camisa de manga corta y que Carme Chacón renunciara a su recién estrenada imagen a lo Clinton para volver a estrellarse (córtate el pelo). Por su parte, la americana de Duran i Lleida se parecía demasiado a la que lució Rajoy el sábado y respecto a la de Rosa Díez, le sobraban los ribetes. Por cierto, si alguien de UPyD lee este post, yo quiero un foulard fucsia (que manía con llamarle a ese color «magenta»).

Aunque su entorno me haya confesado que el estilismo del líder de IU es decepcionante, a mí no se me antoja tan desafortunado (peor era Llamazares). Eso sí, la camisa de manga corta no se la perdono a nadie (político). Mangas largas y después, a arremangar con gracia.

 

La ministra de defensa y candidata del PSC se había moderado estilísticamente para optar por la carrera a la presidencia del gobierno. Ahora parece haberse relajado. Lo de los colgantes chungos no lo puede evitar.

 

Esta americana me suena... PP & CiU

 

Los ribetes blancos en la americana de cuero granate no convencían.

 

La marea magenta de UPyD (o más bien, rosa fucsia).