Hugo Chávez sigue vivo y con chándal

A dos meses de haber sido operado en La Habana a causa del cáncer que sufre desde 2010, el gobierno de Caracas difundió ayer las primeras pruebas de vida del mandatario Hugo Chávez: cuatro fotos mostradas por el ministro de comunicación Ernesto Villegas, en donde se lo ve acompañado de sus dos hijas. El presidente venezolano aparece vestido con un chándal -atuendo que copió de su admirado Fidel Castro- y sostiene un diario con fecha de 14 de febrero de 2013 para acreditar la actualidad de la instantánea.

La esencia de Fidel Castro

Una muestra de retratos fotográficos y pinturas sobre el líder cubano Fidel Castro busca que «el mito» trascienda en momentos en que sus apariciones físicas son poco frecuentes. La exposición El rostro de la historia, que se exhibe hasta el 30 de agosto en la Casa Cultural del ALBA en La Habana, incluye una veintena de fotografías tomadas por Alex Castro Soto del Valle, hijo del ex presidente cubano, así como retratos en blanco y negro -los mejores- del artista italiano Franco Azzinari.

«Muestra al hombre como tal, en su forma de pensar, su forma de comunicarse con las personas. Fidel Castro es un cubano más entre nosotros, se expresa con las manos, se expresa con la mirada, se expresa con los gestos y eso es lo que estuvimos tratando de captar en esta exposición», explicó Castro Soto del Valle . Así, la muestra fotográfica, en que Castro aparece gesticulando con sus manos, con el ceño fruncido y en gestos reflexivos, busca captar la «esencia» actual del líder histórico.

 

Valérie Trieweiler no quiere ser normal

La nueva primera dama de Francia sigue sin estar cómoda en su papel. Pese haber criticado el trabajo de Carla Bruni y declararle la guerra abiertamente mediante un twitter a la ex de Hollande, Ségolène Royal, los consejos de ambas féminas le podrían hacer un bien para evitar tantos sofocos. Porque pese a su obsesión por evitar que los fotógrafos captaran una instantánea de la primera pareja presidencial gala en paños estivales y su siguiente amenaza a los medios para que no las publicaran, las imágenes ya están en los quioscos. De todos modos, aunque a ella no se lo parezca, ver a Hollande, con un bañador azul, y a Trierweiler, con bikini negro, es más coherente con la imagen de normalidad que desean proyectar que obligarse a pasear enteramente vestidos por la arena de la playa a 30 grados de temperatura.

PD. ¡Gracias, Ociore!

 

Los caretos del poder

Aquí una que considera que en cada fotografía le roban el alma (o la inteligencia, la belleza, el atractivo, la naturalidad, la esencia…), puedo entender perfectamente el calvario por el que pasaron los mandatarios al quedarse a solas ante el objetivo de una cámara. Acostumbrados a los flashes, no se sienten tan cómodos cuando una sola máquina les dispara y deben mirarla fijamente. Mientras Netanyahu suplicaba «sácame guapo», Michele Bachelet y Tarja Halonen temían lo peor. Es lo que se desprende de la interesante exposición que se muestra estos días en Viena, Las caras del poder. Más de 100 fotografías de los principales líderes mundiales capturadas por Platon para la revista New Yorker. 

Confiesa el fotógrafo que Berlusconi fue el único al que no le intimidó el objetivo. Posó encantado.

 

Cristina Kirchner, muy recatada para lo que es ella.

 

 

A Hugo Chávez, por primera vez, no se le ve la camisa roja.

 

Según el fotógrafo, a Obama lo quiso retratar como hombre pensante y no sólo como un político atractivo. Como si se pudiera separar...

 

A Ahmadineyad, lejos del político amenazante, quiso hallar la inocencia e ironía de su mirada.

 

Para Platon, el más intimidante fue Gadafi: "No tenía ojos".

 

Aunque a mí el que más miedo me da es Putin.