Barcelona, posa’t lletja

(…) A pocos meses de los comicios municipales, parece que la mayoría de medios de comunicación y articulistas nos hemos volcado en culpabilizar a Ada Colau de todos los problemas que acontecen en el universo (léase, la capital). Y me fastidia recrearme con la alcaldesa, no porque no se lo merezca sino por falta de originalidad. Sin tenerme que ocupar de los narcopisos del Raval o los manteros; después de criticar su apariencia y cinismo con ésta, su política con los perros y su insalubre iniciativa de recogida de basura puerta a puerta estaba convencida de que ya había cumplido el cupo con el gobierno del Ayuntamiento de Barcelona. Así que prometí contenerme en polemizar acerca de la desaparición de la mítica figura del ‘Tío Che‘ de la Rambla del Poblenou… SEGUIR LEYENDO

safe_image

El mensaje no verbal del rey

Si preferiu llegir aquest post en català El missatge no verbal del rei

Lenguaje corporal

Primer plano Abuso excesivo del primer plano cerrado para un actor carente de expresión facial significativa. Al no haber ningún gesto contundente y de interés en su rostro para anclar el discurso hablado (su mirada no comunicaba nada porque estaba ocupada leyendo el discurso en el prompter), uno se distraía con las pobladas (maquilladas) cejas, el curioso movimiento de sus orejas al pronunciar cada palabra e incluso daba tiempo a descubrir y detenerse en la pobre dentadura del rey…

primerplano

Hacia delante (hacia la derecha) Pese a los estragos de la crisis, Felipe VI anima a que el país siga «hacia delante» (4.54). Curioso que para representar ese avance sus manos, en vez de adelantarse hacia el frente (progreso, futuro…), se desplacen hacia el lado derecho (conservador).

Respeto al reproche El rey clama respeto. En vez de ser una petición optimista -pupilas dilatadas expresando el anhelo-, sus ojos se contraen para exigirlo -amonestación o reproche personal (sólo interviene su mirada, no el resto del cuerpo) por la falta de respeto a la institución y los valores monárquicos = quema fotos CUP.

Puño  Es cuando se refiere a la amenaza del separatismo (a partir del minuto 11) cuando la gesticulación del monarca se multiplica y aparece más sincera (convincente). Aunque verbaliza y escenifica un «brazos abiertos y manos tendidas», el puño cerrado (unión, fuerza, contundencia) se repite en varias ocasiones (yo mismo me aseguraré de que España siga unida y los Borbones reinando).

Escenografía

Localización Tras el patinazo (ostentación) del Palacio Real, Felipe VI regresa al Palacio de la Zarzuela y recupera el escenario del despacho, uno de los enclaves preferidos de su padre y rey emérito, Juan Carlos I.

Despacho A diferencia del año 2014 cuando ocupó un saloncito (institución cercana y renovada) para su primer mensaje de Navidad, esta vez se ha decantado por el despacho, el lugar de trabajo (diligencia). Sin embargo, la colocación de la silla (parte exterior de la mesa y en un extremo en diagonal) sí pretendía una proximidad con la ciudadanía ya que ocupa el espacio del visitante (el espectador) para integrarse en su realidad.

Atrezzo

Escudo La bandera de España ha sido convenientemente colocada para que se vea el escudo (con la corona). Al no caer de la forma habitual, la europea queda ligeramente tapada (relegada).

escudo

Marca España (para Dummies) En su librería decimonónica, más que las fotografías (las habituales en su despacho), sobresale deliberadamente un título: Marca España.

Flores Las flores de pascua del suelo encajaban perfectamente en el hueco del escritorio. No hacía necesidad de girarlas en diagonal para que coincidieran con la silla.

Sin documentos Se agradece el meticuloso orden de su escritorio (control) pero tampoco era necesario recoger todos los documentos porque se supone (y se sabe) que el mensaje de Navidad también es «trabajo» y se lo ha estado preparando.

Enchufe Intentar que en un despacho no resalten los enchufes. Bastaba con haber colocado una planta navideña en el zócalo…

Alfombra Asentado sobre una alfombra, sus pies no tocan directamente el suelo (realidad). Si pretendían cercanía, al menos las dos patas traseras de la silla podían haber tomado el suelo de madera (solidez/calidez). No habría problemas de desequilibrio porque la moqueta es muy fina.

dumies

Indumentaria

Corbata Inconcebible que un rey aparezca en un mensaje grabado con el nudo de la corbata mal hecho. Razón suficiente para destronarlo.

Zapato hebilla Nada, ni caso. Erre que erre con el maldito zapato de hebilla… Bien, pues yo también insisto: tras la Revolución francesa, el zapato de hebilla sólo conviene si se va a combinar con calzas y/o instaurar un régimen absolutista.

hebilla

 

 

 

 

 

 

 

 

pp

Ana Pastor, muy bershka

Haciendo caso al poeta -«Caminante no hay camino, se hace camino al andar»-, el presidente del gobierno español inició sus vacaciones echándose a andar y las acaba igual. Mariano Rajoy, que volverá a sus quehaceres oficiales este mismo lunes, citó ayer a los reporteros gráficos para que inmortalizaran sus pasos. Y esta vez, a diferencia de hace una semana, el líder de los populares ha dejado los shorts y los calcetines hasta la pantorrilla tranquilos en casa y se ha decantado por unos jeans y una camisa blanca (no quiero ser mala, pero o iba escocido -en verano es muy común que los hombres sensibles tengan problemas en la entrepierna a causa del roce con el bañador mojado- o los andares de este hombre son de lo más curioso que he visto). Quizás el estilismo fuera el dress code marcado por Génova porque todos los demás apóstoles que lo acompañaban en su periplo vistieron idénticamente, salvo el presidente gallego -con unos chinos camel. Mención aparte para la ministra de fomento. Tras el modelo hule de hace unos días, Ana Pastor lució ayer un corto y vistoso vestidito floreado calidad Bershka  y el repelente jersey echado en los hombros.

pp

anapastor2

El vestido hule de Ana Pastor

Anda que no lo pasé mal ayer sin poder comentar el estilismo que se enfundó la ministra de fomento para inaugurar el enlace de la AP-7 a la altura de Fornells de la Selva (Girona). Y es que el vestidito, como podéis comprobar, se las traía. Si el verano pasado Ana Pastor me dejó perpleja con un chubasquero rosa decorado con fresitas al más puro estilo Hello Kitty (como odio a esa gata), esta vez consiguió dejarme sin respiración. ¡¡¡¡¡Agüita!!!!! Hacía tiempo que no veía estampados hule hortera en vestidos sin mangas y con vuelo en la falda. Muy propio de mis vecinas de pueblo (de algunas, que luego se enfadan) allá por los finales de los 80 (que queréis que os diga, a Cardona todo llega tarde).

ana pastor

Bueno, y no comments sobre el jersey blanco atado en el cuello…. Juas, juas, juas… Con el calor que hacía… Eso sí, insiste con el corazón.