La estrategia de comunicación estética de Anna Gabriel (y la bilis de la caverna mediática)

Confieso que analizar «la nueva» imagen de Anna Gabriel en Suiza me genera cierta pereza. Porque aunque la estrategia de comunicación estética emprendida por la exdiputada de la CUP es tremendamente reseñable, significativa e interesante; el ruido cavernícola, partidista y mediático de las últimas horas entorno a la misma sólo genera juicios precipitados, torpes, vacíos y faltones que opacan el verdadero fin del mensaje visual y provocan que la que aquí escribe deba justificar, o incluso pedir disculpas, otra vez por su trabajo (descodificar la comunicación no verbal) antes de proceder al examen. En fin, ahí va: SEGUIR LEYENDO

Captura de pantalla 2018-02-20 a las 22.41.18

Junqueras for president

Anoche, un viejo amigo y fiel militante de ERC me formuló la siguiente pregunta: «¿Qué cambiarías (estéticamente) en Oriol Junqueras para convertirlo en el próximo president de la Generalitat de Catalunya el 27-S? Anotó con diligencia cada una de mis sugerencias en una servilleta, y yo ahora paso a transcribirlas aquí por si a alguien más pudiera interesarle el asunto.

Despedir a su estilista o asesor, o  a quién demonios lo esté convenciendo para que se ponga ese tipo de ropa (¿quieres decir que no es un infiltrado de CIU?). No hay nada más desolador que, al comparar el antes y el después de un político, te resulte mucho más creíble y coherente cuando no tenía ayuda alguna para vestirse. Obviamente, es un claro indicador de que las cosas no se están haciendo bien…

Clásico y elegante No confundir con casposo y carca. Por imponerle un traje y una corbata a un líder no se consigue que éste resulte sofisticado, todo lo contrario. Para lucir y defender una pieza de ropa se precisa actitud. Si se lleva una prenda simplemente por desidia y convencionalismo, es preferible eliminarla. Hay que respetar el estilo (personalidad) de Junqueras y, a partir de ahí, construir un atavío cómodo para él y creíble para la ciudadanía.

Cruzado En el caso de que alguien se empecinara en que este pobre hombre se enfundara una americana (algo con lo que, como he dejado claro en el punto anterior, no estoy de acuerdo), tendría que ser una cruzada de doble botonadura. Es la que recoge las tripas más insolentes, disimula los kilos de más y aporta cierta elegancia a la obesidad. Pero insisto, a Junqueras este estilo no le pega nada.

Dar la talla Gracias a Dios, no todos tenemos la misma figura. Las tiendas de ropa, más los comercios de low cost, utilizan un tallaje bastante reducido que, por supuesto, no le favorece a todo el mundo (ni siquiera a los muy delgados). En el caso de un hombre como Oriol Junqueras, resulta evidente que la ropa debe (está obligado a) hacérsela a medida (os aseguro que no es tan caro… un pantalón hecho a medida -eligiendo el tejido, el tipo de corte, los botones…- unos 80 euros).  

Corbata Si tienes papada no puedes llevar corbata (da la sensación de que te estás asfixiando), ni siquiera para anunciar la independencia de Catalunya. Eso no quiere decir que uno se despechugue alegremente… Se trata de escoger camisas con cuello para no llevar corbata (es decir, las que sirven para llevar corbata, no sirven).

Camisa blanca Que compare una camisa blanca de la suyas con una de Terricabras. Lo entenderá todo. Y cuando consiga una así, que se haga con una docena. 

Guayabera Estoy convencida de que a Junqueras le favorecería muchísimo (y además, se sentiría de lo más cómodo) una guayabera. Esta camisa cubana la podría llevar por fuera del pantalón sin ningún problema. Yo el día 3 me voy para la Habana… Si le interesa…

Corto Una cosa es respetar su estilo y personalidad y otra, tener el objeto de mejorarlo. Y en ese plan, las camisas de manga corta y los pantalones cortos quedan desterrados para siempre (repito, para siempre). A través de la ropa también se pueden mejorar comportamientos y actitudes. Ahí estamos, en demostrar respeto por los demás.

Olvídese del color. Cuando una persona no entiende ni es sensible a las tendencias, debe abstenerse de combinar colores y elegir estampados. Y nada de conjuntar el marrón y el negro. En serio, esa etapa Antonio Miró-ERC ya pasó (y hace ya dos décadas).

Flequillo Lo de repeinarse precisamente hacia el ojo semi cerrado… Lo único que hace es subrayar más esa peculiaridad de su rostro. Simplemente echándose el flequillo hacia al otro lado, «el efecto» pasa más desapercibido.

A sus pies Ya tiene suficiente volumen por sí solo para que los zapatones aún le otorguen más. El calzado, ya sea deportivo o clásico, debe ser ligero. Los calcetines, por Dios, negros (a no ser que salga a correr, entonces siempre blancos), 100% de algodón y no muy gruesos. En verano, moriría si Junqueras (vamos, un #loveJunqueras) se calzara unas espardenyes (las más prácticas son las que no llevan veta). No entiendo por qué la clase política nacionalista catalana (tanto hombres como mujeres) no utiliza más este tipo de calzado tradicional. Además de patriótico, lo encuentro elegantísimo. Si los americanos o los franceses tuvieran la espardenya…

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

cañete

Cara a cara la saliva de Cañete y el flequi de Valenciano

Aunque durante la emisión del cara a cara entre Arias Cañete y Elena Valenciano ya fuimos comentando nuestras impresiones a través de Twitter, recojo en este post algunas anotaciones sobre la comunicación no verbal de los dos candidatos.

 

intercambio de colores corporativos Mientras la socialista sorprendió a muchos con una camisa azul klein -muy Europa- y reservó el blanco mujer política para los pantalones, el popular se anudó una corbata roja, tal vez para disimular.

no puedo quitar los ojos de ti En el caso de Cañete, la saliva que se acumulaba en la comisura de su labio era tan desagradable como hechizante (imposible perderle la vista a aquella babilla que en cualquier momento iba a salpicar a su rival o a la moderadora). Por su parte, el flequillo de Elena Valenciano distraía bastante cada vez que le tapaba o se le metía en el ojo.

distinguirse Si conviertes tus gafas en el símbolo de tu campaña, no te las quites para el cara a cara. Sé que no son unas lentes de cerca pero es que tampoco se entiende que Cañete se pasara toda su intervención leyendo (incluso, al final, en su mensaje de despedida, recurrió al papel para recordar el nombre de su formación). En Valenciano, el tono melodramático tan explotado por Carme Chacón no encajaba con la actitud chulesca que acostumbra a mostrar. Por suerte o por desgracia, conforme avanzaba el debate, regresó la fiera.

gráficos y cámaras El aspirante popular aburrió con los gráficos (por Dios, que estamos en el siglo XXI) y la socialista, al finalizar cada una de sus intervenciones, no podía evitar mirar a cámara para ver qué mona estaba.

 

 

Bill De Blasio Sworn In As New York City Mayor

Hillary Clinton estrena flequillo en la jura de Bill de Blasio

Como buenos amigos del nuevo alcalde de Nueva York, el matrimonio Clinton no quiso perderse la jura de Bill de Blasio. Sin embargo, fue Hillary Clinton la que atrajo todas las miradas al estrenar nuevo look. La ex secretaria de estado de EEUU lució flequillo. El peinado y las circunstancias hicieron inevitable comparar a Hillary Clinton con Michelle Obama que hace ahora justo un año también sorprendió con un tupido flequillo para la investidura de su marido, Barack Obama.

hillary3

Creo que le favorecía mucho más a Michelle Obama. Sí, la que está justo detrás de Hillary es Miranda de Sex and the City.

hillary2

Los cortes de pelo de Hillary Clinton siempre ocasionan un torrencial de comentarios políticos. Ella bromea habitualmente con la cuestión. 

rajoy

La imagen del poder en 2013

Una vez más, Política y Moda hace balance de los avances y retrocesos  que este año, que estamos a punto de despedir, nos ha traído  en materia de indumentaria gubernamental, nacional e internacional. Aquí están los protagonistas y antagonistas de la imagen del poder en 2013. ¡Feliz Navidad!