Cómo vestir ante el juez

Durante el juicio por el 9-N, Quico Sallés me señaló a través de un tuit el notorio cambio de imagen sufrido entre la Dolores Agenjo que declaraba como testigo por haber sido presuntamente coaccionada por el Govern para celebrar el referéndum en su instituto -de gris (en psicología cromática se considera la tonalidad menos sincera), con un abrigo manta que le cubría hasta la barbilla, apenas maquillada y con gafas de montura transparente- y su intervención horas más tarde en un programa de televisión -de rojo, con el cuello más destapado, maquillada (no sólo para evitar los brillos televisivos) y ya sin las gafas. SEGUIR LEYENDO

58

Alta suciedad

Maite Areal y Jaime Mates acuden a su cita con la justicia

¿Cómo se atreve la mujer de Matas, Maite Areal, a declarar ante el juez con un Louis Vuitton bajo el brazo? ¿Por qué Félix Millet cambió sus elegantes trajes por una vestimenta mucho más casual para sus visitas con la justicia? ¿No les enterneció la imagen de los acusados por la operación Pretoria cuando aparecieron esposados y con todos sus enseres personales en bolsas de basura azules? Los abogados toman clases aceleradas de estilismo para que sus clientes, los supuestos corruptos, se sacudan los millones antes de que el juez se cree una imagen equivocada, o no.

En la última colaboración con Modaes.es, bajo el título “Me Matas”, analizo la indumentaria de los presuntos políticos corruptos en sus citas con la justicia.