s3port

El PP se viste (disfraza) para ir de boda

La plana mayor del PP asistió ayer a la boda de la hija del presidente del Congreso en una parroquia cercana al parque del Retiro de Madrid. Y como es costumbre, más que un desfile de invitados a una ceremonia religiosa, aquello parecía un pasacalles carnavalesco. Y es que existe la creencia, y nuestros políticos son un claro ejemplo de ello, que la importancia de un evento reside en disfrazarse cuanto más mejor. En fin, lo entenderéis todo (o no) al admirar las siguientes imágenes…

s3

Yo ya sé de uno que va a protestar y me va a asegurar que la vice iba muy sexy. Y quizá ese (bueno, junto a 300 cosas más) es el problema. Gabardina morada, con viso negro de puntilla asomando por debajo, minifaldera, collar XL y labios rojos… So much! Y pese a todo este exceso, no puedo quitar los ojos de la cartera de mano… ¿Qué relación tiene con el resto del look?

S3por

Vale, esto, por Dios, que no se interprete como una crítica porque no lo es, solo lo voy a comentar por si puedo ayudar a alguien. Hay algunas personas que tienen las encías muy pronunciadas (o quizá que tienen mucha flexibilidad en el labio superior) y que al sonreír, digamos que queda raro. Todos tenemos defectos, yo lo primera, y hay que aceptarlos porque son importantísimos para ser quienes somos. El secreto es intentar disimular los puntos menos fuertes de nuestra apariencia, y en este caso recomiendo que las personas practiquen delante de un espejo como sonreír de la mejor manera (y aquí incluyo a los que tienen una dentadura poco lucida).

celiavillalobos

En tonalidades parecidas, Celia Villalobos.

ISABEL TOCINO

Salvaría el mantón, el vestido e incluso el tocado. Ahora, las bolas de Navidad, digo yo que Isabel Tocino debería esperarse a diciembre para colgarlas en el árbol. Y mira que la mujer es guapa, guapa.

anafátima

Bueno, tía, tía… Qué fuerte… La Ana y la Fati juntas. Los zapatos de la ministra de trabajo son de abuela, abuela, ¿eh?

posada

Los padres de la novia. Aunque ya lo comentamos el día de la proclamación de Felipe VI, insisto en que a este hombre no le queda bien el chaqué.

COSPE

Y mi esperanza también me decepcionó. Aunque el color era bonito el diseño no la favorecía nada. El lazito en el zapato… pasadísimo (casi tanto como el marido). Cospe, ¡¡tú puedes lucir mucho mejor!!!

santivila

Y aquí cuelo una foto del enlace entre el conseller de Territori de la Generalitat, Santi Vila, y su chico, celebrado en los jardines del Castillo de Peralada. Digamos que la decoración es muy cuestionable (y eso que algunos muebles pertenecían a www.acomodo.org), pero para gustos, colores. Lo que es imperdonable es la botellita de agua de plástico bajo la mesa. Por Dios, un vaso de cristal para el alcalde de Girona que oficiaba la ceremonia. A esta boda acudió la ministra de Fomento, Ana Pastor. Que se ve que se llevan muy bien. Ya ves, un catalán amigo de alguien del gobierno. Todo amor, como la alfombra.

 

reunión1

El nerviosismo de Rajoy con sindicatos y patronal

reunión1Ayer el presidente español, acompañado por la ministra de empleo, recibió en Moncloa a los interlocutores sociales. La reunión no se dio a conocer hasta horas después del encuentro y fue el propio gobierno el que facilitó material fotográfico y audiovisual sobre el mismo. Allí se encontraron los presidentes de la CEOE, Juan Rosell, CEPYME, Jesús Terciado, y los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez. Analicemos, a través de las imágenes, el resultado del diálogo mantenido. VER VÍDEO

1. El tembleque de Rajoy. Al despertar hoy con el incidente de Santos y su vejiga, podría pensar cualquier cosa. Sin embargo, opino que el permanente y desquiciante temblequee de piernas de Rajoy tiene más que ver con una actitud nerviosa. Las piernas descontroladas son una señal evidente de nerviosismo y estrés muy común pero un presidente del gobierno debería saber disimular mejor su estado anímico. Más que nada porque es imposible crear un clima favorable para el entendimiento entre sindicatos y patronal cuando el que lidera la reunión está proyectando nerviosismo y transmitiendo un infantil «me aburro y me quiero ir de una maldita vez de aquí». Por otra parte, el departamento de prensa y comunicación de Moncloa debería intentar no mostrar tan evidentemente las debilidades del presidente por muchas que esas sean (¿no había otro plano?).

2. Blue collar. Los americanos siguen considerando que el cuello azul (este puño, a diferencia del blanco inmaculado, permite cierta roña sin ser vista) le pertenece a la clase obrera y el white collar a la burguesía. Inconscientemente, todos abrazamos esa idea aún. Quizá por ello, tanto Méndez como Toxo escogieran ese tono para combinar con sus trajes y diferenciarse de la patronal. Por desgracia, Rosell tuvo la misma idea.

3. Corbatas.  Cándido Méndez, siguiendo la pretensión de que, aún con traje, parezca un sindicalista, dejó esta vez la corbata en casa. No así el líder de CCOO, que a pesar de su «moderno» modelo gafapasta, se ciñó el nudo. Y ya que uno se ata al sistema protocolario masculino, mucho mejor si la corbata no se engancha con el botón de la camisa… ¡Menudo cuadro!

4. Bolso. Ya hemos comentado numerosas veces que en Moncloa no saben dónde colocar los bolsos femeninos. El de Fátima Báñez se abandonó en una mesa auxiliar de la misma sala. Es preferible que el bolso, que se supone es también donde se guardan herramientas de trabajo (documentos, bolígrafos…), quede a buen recaudo de la interesada pero sin tomar protagonismo (nunca sobre la mesa o el regazo). Debajo de la mesa o en el suelo junto a la silla (desmitifiquemos eso de que por dejar la cartera en el suelo se escapa el dinero), está bien.

Hipocresía indumentaria

La reunión del presidente del gobierno con los agentes sociales parece haber ido bien según todas las partes implicadas. Y no me extraña porque todos han puesto de su parte, por lo menos estéticamente hablando. La ministra de trabajo, Fátima Báñez, ha acudido al encuentro de rojo; también el presidente de la patronal, Joan Rossell, ha apostado por el tono escarlata en su corbata; y los líderes sindicales de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, aunque en los últimos dos años tratan de evidenciar su lado más progre deshaciéndose del nudo, han acatado una vez más el traje burgués.

«Parchís, chís, chís»

«De colores, de colores se visten los campos en la primavera…» En la última rueda de prensa habitual después del Consejo de Ministros de cada viernes, comparecieron, además de la vicepresidenta, la ministra de fomento y la de sanidad. Mientras S3 lució un blazer oscuro con una blusa azul, Ana Pastor hizo lo mismo pero con una roja a juego con el floripondio (¡arghhhh!). Por su parte, y como es costumbre en ella desde que se convirtiera en responsable de sanidad, Ana Mato prefirió la americana verde  y una camisa blanca de cuello Mao. Y alguno dirá, «¡falta la ficha amarilla!». Eso debió pensar también Fátima Báñez que al día siguiente eligió esta chaqueta para poder completar el tablero. Lo hubieran querido hacer adrede, y no les sale. BSO Parchis – Parchis – La cancion de…

Fátima Báñez, ese extraño ser

La ministra de trabajo reveló ayer un dato sumamente interesante para todo aquel que se sienta identificado con especímenes similares a Mariló Montero : «Con toda claridad, los funcionarios también son personas».  Sin embargo, toda buena norma tiene su excepción y las pintas de Fátima Báñez (empleada pública) aún no me han demostrado que se trate de una persona. ¿Qué debe suceder cuando se moja el pelo?

PD. Por favor, ¡¡¡que alguien le depile las cejas!!!!!