Los Reyes Magos

Circula estos días un mensaje de Whatsapp, con mucha sorna, que alerta de que los catalanes, al habernos portado tan mal en 2017, nos quedaremos sin reyes este año… Entiendo que la profecía no afecta a Barcelona. En redes sociales y en algunos medios de comunicación, sabrán que desde el día de Navidad nuestra ciudad se ha independizado de Catalunya y forma parte de Tabarnia…

Una piensa mal y considera que todo forma parte de un maléfico plan para complicarle aún más el camino a los reyes. Si el reto de que un afgano, un iraquí y un iraní crucen fronteras desde Oriente -a lomo de un camello y cargados de sustancias misteriosas-, no es ya hoy un imposible en nuestros días; que lo hagan siguiendo una estrella amarilla crea ciertos recelos entre el bloque del 155. Ríanse, pero el día de Fin de Año la regidora de Ciutadans de l’Ajuntament de Barcelona, Sonia Reina, se quejaba porque en la calle Marina se habían colocado “papeleras separatistas” que finalmente resultaron ser basuras de reciclaje para el plástico instaladas a lo largo del trayecto de la popular cursa dels Nassos que se celebraba esa misma tarde. SEGUIR LEYENDO 

christmas-934181_960_720

Cifuentes se estrelló

Quizá los pendientes estrellados de Cristina Cifuentes ya presagiaban lo que iba a ocurrir… O tal vez, es que el amarillo definitivamente atrae el mal fario. Fuera lo que fuera, ayer la candidata del PP a la presidencia de la Comunidad de Madrid acabó besando el suelo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La estrella del Che para vender Mercedes

La imagen del Che ha sido reproducida hasta la saciedad. Incluso, el guerrillero cubano ha acabado promocionando productos de lujo en el sistema capitalista que tanto odiaba. Esta semana se le sumaba una nueva paradoja: vender Mercedes. Con la escusa de que el nuevo modelo era todo una “revolución” que permitía conectar a viajeros para poder ahorrar combustible, algo que la empresa considera un hecho muy comunista, la semana pasada se presentó la nueva campaña publicitaria: la archiconocida fotografía del Che con la mirada perdida. En ella, pero, la estrella de cinco puntas  de la boina fue substituida por el emblema de la empresa automovilista.  Si los comunistas consideran el hecho un insulto a la figura del Che, para los exiliados cubanos se trata de un insulto hacia el sufrimiento provocado por un “asesino”. Tantas han sido las críticas que, finalmente, la firma alemana ha acabado pidiendo disculpas y retirando la idea.