hollandesmoking

La soltería de Hollande trastoca el protocolo de la Casa Blanca

Más allá de un tema atractivo para la prensa del corazón, el affair de Fraçois Hollande con una joven actriz y la separación de Valérie Trierweiler no deja de ser un asunto de Estado. Y no es que a los franceses les escandalicen los líos de faldas como a los demás (digamos que en el amor, son más libres o menos cínicos), pero sí que les incumbe el gasto público invertido en la figura de la primera dama. Y es que solo en asesoría para la pareja de Hollande, los franceses se gastaban 20.000 euros mensuales (con Carla Bruni, la cifra hay que triplicarla) algo que hace que se planteen prescindir de esta figura anacrónica. Sin embargo, mientras en Francia debaten sobre el asunto, el nuevo estado sentimental de François Hollande ha provocado numerosos quebraderos de cabeza en los responsables de protocolo de la Casa Blanca.  El principal inconveniente de la soltería del presidente galo afectaba al sitting durante la cena de gala: ¿quién iba a sentarse junto a Obama? Aunque no habría mucho problema para encontrar candidata o candidato, la disposición de las sillas de los comensales se resolvió colocando a Hollande en medio de la pareja presidencial. Quizá fuera una buena solución para protocolo, pero para el presidente francés debió ser incómodo estar toda la noche de vela y a Obama tampoco pareció agradarle el alejarse mucho de su mujer (cualquiera deja a su chica con Hollande;). Por otro lado, también se resolvió cancelar el tradicional baile de gala ofrecido en las cenas de Estado para no evidenciar la «soltería» del socialista francés. En definitiva, otra actividad vetada para los «singles».

hollandemichelle

Michelle Obama recibió al presidente francés para la cena de gala con un vestido azul de Carolina Herrera.

hollandesmoking

Los caballeros también acataron el dress code correspondiente. Y, por favor, atención hombre españoles: cuando se viste un smoking los botones de la camisa se ocultan y para ello se puede optar por la opción de Hollande (la propia camisa oculta el botón con una banda de tela) o la de Obama (cubrebotones). Y esto lo recalco porque en la pasada gala de los Goya creo que el único que lo hizo bien fue José Coronado.

hollandevela

Hollande = vela. El presidente estadounidense o está controlando que su homólogo no se pase un pelo con Michelle o está aburrido porque no puede hablar con nadie al otro lado.

hollandelagarde

Entre los 300 invitados a la cena en honor al presidente francés se encontraba la directora del FMI, Christine Lagarde. Desde que al ex ministra de economía de Sarkozy se broncea en exceso ya no desprende ese halo tan chic de antaño. A ciertas edades y cuando no se trabajan lo suficiente los brazos, mejor prescindir de los vestidos sin mangas.

 

generalitat

Vestidos para la historia… O no

Ayer, cuando escuché la doble pregunta que pretende definir el futuro de Catalunya, me pareció estar viviendo un momento histórico. Porque aunque España impida el referéndum, es muy probable que la fecha de ayer sea de aprendizaje obligatorio para los pupilos que tengan el privilegio de seguir estudiando tras la ley Wert. Con todo y recordando como analizaba ya en mis años de instituto la apariencia de los personajes que habían influido en el pasado y por lo tanto en mi presente, imaginé una vestimenta igual de solemne que el anuncio del president Mas. Pero al dirigirme al televisor para comprobar si mi imaginación tenía algo que ver con la realidad, quede altamente decepcionada. No es que esperara los impecables atavíos de Macià, Companys o Tarradellas pero tampoco las pintas de gañanes que llevaban todos los que posaron para pasar a la posteridad. A la derecha que se coloquen los de traje prefabricado y corbata; a la izquierda, los de jeans y pseudoderivados.

generalitat

Hollande y Trierweiler, anfitriones en el Elíseo

Hollande y Trierweiler hicieron de anfitriones en la cena de estado celebrada en el Elíseo para homenajear al presidente italiano, Giorgio Napolitano.

La primera dama imitando a la Preysler en el anuncio de Ferrero Rocher (desde aquí pido que se retire ya el de Judith Mascó y volvamos a Ambrosio)

 

 

Hollande no cambió nada de su vestuario diario ni, por supuesto, su famosa corbata. El presidente italiano acertó con el fular blanco (no apta para todos los hombres).

 

Aquí tenemos al Wert (Vincent Peillon, ministro de educación) y la Pajín o la Aído (Najat-Vallaud Belkacem, ministra de los derechos de la mujer) franceses... ¿Por qué? ¿Por qué los españoles no tenemos estilo?