El retrato oficial de Macronapoleón

Si algún iluso cree que este retrato es una fotografía improvisada es porque no conoce la obsesión por el mensaje no verbal de Emmanuelle Macronaopelón. Veamos…

1498752156_959810_1498772668_noticia_normal

Lenguaje corporal

Me sorprende que la mayoría de medios y expertos que han analizado el retrato del presidente galo afirmen que Macron «apoya las manos en su escritorio» y «sonríe»… Fijemonos bien:

Esfuerzo Apoya su cuerpo en el escritorio (posado relajado/informal), separa sus brazos del tronco (ocupo más espacio = transmito más poder) y sus manos tensas agarran con fuerza el tablero del escritorio (=yo solito voy a levantar este país, este continente, este imperio). Ese gesto con las manos podría originarse por el nerviosismo del momento (la foto), pero sabemos que durante la sesión ese no fue el único disparo. O se trata de un descarte (las otras opciones finales eran peores) o es una pose estudiada (conociendo el carácter del personaje es lo más probable).

¿Sonrisa? Como siempre repito, para saber si una persona sonríe no hay que observar su boca. Sus labios y las arrugas de sus mejillas dibujan una sonrisa diplomática (mensaje optimista: soy agradable, confía en mi) pero si tapamos su rostro y sólo nos centramos en los ojos… Su mirada y expresión se vuelve penetrante y decidida (=os conduzco).

Read More

El mensaje no verbal del rey

Si preferiu llegir aquest post en català El missatge no verbal del rei

Lenguaje corporal

Primer plano Abuso excesivo del primer plano cerrado para un actor carente de expresión facial significativa. Al no haber ningún gesto contundente y de interés en su rostro para anclar el discurso hablado (su mirada no comunicaba nada porque estaba ocupada leyendo el discurso en el prompter), uno se distraía con las pobladas (maquilladas) cejas, el curioso movimiento de sus orejas al pronunciar cada palabra e incluso daba tiempo a descubrir y detenerse en la pobre dentadura del rey…

primerplano

Hacia delante (hacia la derecha) Pese a los estragos de la crisis, Felipe VI anima a que el país siga «hacia delante» (4.54). Curioso que para representar ese avance sus manos, en vez de adelantarse hacia el frente (progreso, futuro…), se desplacen hacia el lado derecho (conservador).

Respeto al reproche El rey clama respeto. En vez de ser una petición optimista -pupilas dilatadas expresando el anhelo-, sus ojos se contraen para exigirlo -amonestación o reproche personal (sólo interviene su mirada, no el resto del cuerpo) por la falta de respeto a la institución y los valores monárquicos = quema fotos CUP.

Puño  Es cuando se refiere a la amenaza del separatismo (a partir del minuto 11) cuando la gesticulación del monarca se multiplica y aparece más sincera (convincente). Aunque verbaliza y escenifica un «brazos abiertos y manos tendidas», el puño cerrado (unión, fuerza, contundencia) se repite en varias ocasiones (yo mismo me aseguraré de que España siga unida y los Borbones reinando).

Escenografía

Localización Tras el patinazo (ostentación) del Palacio Real, Felipe VI regresa al Palacio de la Zarzuela y recupera el escenario del despacho, uno de los enclaves preferidos de su padre y rey emérito, Juan Carlos I.

Despacho A diferencia del año 2014 cuando ocupó un saloncito (institución cercana y renovada) para su primer mensaje de Navidad, esta vez se ha decantado por el despacho, el lugar de trabajo (diligencia). Sin embargo, la colocación de la silla (parte exterior de la mesa y en un extremo en diagonal) sí pretendía una proximidad con la ciudadanía ya que ocupa el espacio del visitante (el espectador) para integrarse en su realidad.

Atrezzo

Escudo La bandera de España ha sido convenientemente colocada para que se vea el escudo (con la corona). Al no caer de la forma habitual, la europea queda ligeramente tapada (relegada).

escudo

Marca España (para Dummies) En su librería decimonónica, más que las fotografías (las habituales en su despacho), sobresale deliberadamente un título: Marca España.

Flores Las flores de pascua del suelo encajaban perfectamente en el hueco del escritorio. No hacía necesidad de girarlas en diagonal para que coincidieran con la silla.

Sin documentos Se agradece el meticuloso orden de su escritorio (control) pero tampoco era necesario recoger todos los documentos porque se supone (y se sabe) que el mensaje de Navidad también es «trabajo» y se lo ha estado preparando.

Enchufe Intentar que en un despacho no resalten los enchufes. Bastaba con haber colocado una planta navideña en el zócalo…

Alfombra Asentado sobre una alfombra, sus pies no tocan directamente el suelo (realidad). Si pretendían cercanía, al menos las dos patas traseras de la silla podían haber tomado el suelo de madera (solidez/calidez). No habría problemas de desequilibrio porque la moqueta es muy fina.

dumies

Indumentaria

Corbata Inconcebible que un rey aparezca en un mensaje grabado con el nudo de la corbata mal hecho. Razón suficiente para destronarlo.

Zapato hebilla Nada, ni caso. Erre que erre con el maldito zapato de hebilla… Bien, pues yo también insisto: tras la Revolución francesa, el zapato de hebilla sólo conviene si se va a combinar con calzas y/o instaurar un régimen absolutista.

hebilla

 

 

 

 

 

 

 

 

obamapapa1

Ambiente distendido entre Francisco y Obama

El presidente estadounidense declaró tras su visita al Vaticano que el papa le había conmovido con sus reflexiones. Pero más que emocionar lo que quedó reflejado en las imágenes tomadas, y en sus carcajadas, es que los dos mandatarios se caen bien. Nada que ver con el tenso clima que marcó la reunión entre Francisco y François Hollande hace unas semanas, tras el escándalo por el affair del presidente galo.

obamapapa2

No sé lo que les debía hacer tanta gracia, pero se tronchaban de risa.

obamapapa

Ojo a esta instantánea y la siguiente. Mientras Barack Obama mantiene sus manos en su regazo sin invadir el escritorio de Francisco, Hollande grabó sus huellas sobre la mesa. El ambiente era tan tenso durante el encuentro con el presidente galo que los nervios traicionaron al socialista francés y olvidó una regla de oro en diplomacia: nunca tocar las herramientas de trabajo del otro (por lo menos, no cuando te vean).

papahollande

Esas manos… Venga, dejando las huellas del delito.

obamageorge

Yo pensaba que el Bello George había desaparecido junto al papa Benedicto XVI. Me alegra que no sea así y que se deje ver más a menudo.