El pesebre más transgresor

La alternativa al pesebre tradicional que los comuns han encargado para decorar este año la plaza Sant Jaume es una escenificación de una mesa de Navidad cualquiera. Sillas vacías alrededor de una mesa, donde entre los 12 comensales se identifica el asiento de Jesús por el babero, la de la Virgen por un manto, la de San José por las herramientas de carpintero y la del Caganer porque está agujereada y hay una barratina y las patas llevan lazadas de espardenyes. El musgo hace de mantel y en los platos hay nidos con los deseos de los comensales. La obra es de Sebastià Brosa y le ha costado al erario público 60.000€.  SEGUIR LEYENDO 

img-1327

Por qué esas imágenes no debían publicarse

Las imágenes son más poderosas e impactantes que las palabras. Una de las razones es porque, a diferencia del habla, el lenguaje visual es universal (quitando las diferentes variaciones interpretativas culturales que puedan darse en algunos casos) y, por lo tanto, no requiere necesariamente traducción (el mensaje, veraz o no, es absolutamente directo/llano).

Históricamente, la estética siempre, sin interrupción ni excepción, se ha utilizado como una de las mayores armas bélicas. Los uniformes (armaduras) y las banderas (motivo de conflicto, motivación de lucha) también conforman la teatralización del combate (localización, escenificación, jerarquía y sincronización gestual). A ningún gran estratega militar se le escapó que para ganar la guerra (seas  Alejandro Magno, Julio César o Napoleón), antes precisas lograr una victoria visual (moral). Incluso aunque sólo sea imaginativa, como la que se le atribuye al Timbaler del Bruc.  SEGUIR LEYENDO

 

BARCELONA  BALDOSA PAVIMENTO RAJOLA SUELO  AZULEJO  FOTO: 123RF