Michelle Obama muestra más respeto por la marca España que Letizia

Mediáticamente, era una oportunidad excelente para defender la moda patria. Y aunque yo también crea que la moda española empezó y acabó con Fortuny (hijo del pintor catalán), Balenciaga y Paco Rabanne (vascos); ya que una es reina de España, se le supone un mínimo esfuerzo (sacrificio) indumentario. Porque si bien Nina Ricci pertenece al grupo Puig (catalán), el público (ni siquiera la prensa «especializada» en moda) no va a hacer tan fina lectura y el titular va a ser «Letizia viste de una firma francesa». Y para rematar el vestido «rojo español» (hay medios que tienen un afán nacionalista digno de psicoanálisis) que le ha costado 2.400€ (yo, la verdad, no le veo el encanto), se decanta por unos salones nude de Prada (Italia), de 400€. ¡Ole! Zapatazo a la industria del calzado de Elche, ¡dí que sí! En fin, los pendientes de 895€ eran de Tous (catalana)…  Read More

Análisis no verbal de la reunión entre Sánchez e Iglesias

Manos en los bolsillos Durante el paseo y cuando se saludan en el interior, Pedro Sánchez lleva una o las dos manos metidas en los bolsillos del pantalón . Cuando ocultas las manos (las armas humanas), ocultas información (si el pulgar queda fuera, se interpreta como una manifestación de timidez: muy habitual en las personas introvertidas que no quieren que los demás capten su incomodidad y nerviosismo). El líder del PSOE no tenía intención alguna de ser del todo sincero (de descubrir sus cartas).

Captura de pantalla 2016-03-30 a las 16.59.12

Captura de pantalla 2016-03-30 a las 12.41.34 Captura de pantalla 2016-03-30 a las 12.51.21

Paseíllo Al que menos ha beneficiado el paseíllo previo al encuentro ha sido a Pablo Iglesias. 1) Ninguna de las prendas de su estilismo pueden favorecer absolutamente a nadie, y mucho menos en movimiento (el cinturón parece una cartuchera y en los bolsillos no cabe todo el arsenal diario) 2) Ese modo de andar de muchos varones (conocida popularmente como «andar chafando huevos«) no es nada recomendable para un líder. No sólo por falta de elegancia; también porque, como la planta del pie no pisa firme, denota falta de seguridad y/o recelo con el entorno natural y/o social.

Captura de pantalla 2016-03-30 a las 12.41.10

Besamanos Muchos me habéis pedido a través de redes sociales que comente la forma que tiene de saludar Pedro Sánchez. Llevo ya tiempo fijándome y efectivamente es muy curioso como efectúa el apretón de manos. Su mano siempre se inclina hacia abajo. Este peculiar gesto es muy parecido al que las damas (ahora aristócratas) realizaban para que los caballeros besaran su mano… Con el besamanos (ya fuera a una mujer, un rey, un papa…) lo que se pretende es la sumisión del otro.

Captura de pantalla 2016-03-30 a las 12.42.09

Escenografía Obviando el horripilante sofá de escai, ha habido café para todos (bueno, para los dos) y galletas (que no cuquis) poco apetecibles. Pedro Sánchez estaba decidido a persuadir -sentado hacia delante (interés), brazos y piernas ligeramente abiertas (receptivo)- mientras que Pablo Iglesias se ha acomodado en el sofá (distancia) con el tobillo derecho reposando sobre la rodilla izquierda (gesto muy competitivo y que pretende conquistar más espacio del que requiere = muy de macho alfa). La suela del zapato mira hacia las cámaras (desprecio), así que le incomodaba también la presencia de los reporteros gráficos. Es una manera excesivamente agresiva para sentarse en una reunión (por algo tan tonto como eso, quedas fuera en una entrevista de trabajo). Sólo se incorpora y «descruza» las piernas cuando le sirven la manduca (interés). Por otra parte, es especialmente significativo que el líder de Podemos haya «abandonado» sobre la mesa su bloc (exigencias, apuntes, notas…). En su otro (des)encuentro con Sánchez, colocó la libreta sobre el brazo del sofá.

Captura de pantalla 2016-03-30 a las 12.42.28

pablo

Captura de pantalla 2016-03-30 a las 12.45.24

Todo Ok En rueda de prensa, Sánchez muestra continuamente sus pulgares hacia arriba (sensación de ganador). No sólo los utiliza cuando se muestra confiado en que «estamos más cerca de un gobierno de cambio» (optimismo), también cada vez que se refiere a Iglesias (está controlado). Quizá sea una victoria precipitada, pero él se la ha creído.

Captura de pantalla 2016-03-30 a las 17.07.00

Suplica Ya durante el paseo pero también en rueda de prensa, Iglesias ha repetido en distintas ocasiones la postura de suplica/ruego (los brazos abiertos y las palmas de las manos mirando hacia arriba = algo caerá). Eso sí, el atril (siempre se sujeta al facistol como si se tratara de una especie de escudo) y el bolígrafo (tic de tertuliano televisivo) le han servido una vez más para protegerse. 

 

Captura de pantalla 2016-03-30 a las 10.58.45

 

 

 

 

 

 

El apretón de manos

Ha sido un apretón de manos histórico. El príncipe Carlos de Inglaterra y Gerry Adams, presidente del Sinn Féin, se han dado un apretón de manos en una universidad irlandesa. Adams fue dirigente del IRA y se cree que fue el que dio la orden de asesinar al tío abuelo del príncipe Carlos. Para ser la primera vez que se encontraba con un miembro de la casa real británica, el encuentro ha sido amable. Aunque su lenguaje no verbal revelara otra cosa… Veamos.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

papapor

Hollande, empequeñezido y cabizbajo, ante el Papa

La aparente frialdad con la que Francisco recibió al presidente francés fue ayer la comidilla de todas las tertulias políticas. El Papa, normalmente alegre y cercano, se mostraba algo distante y serio. Muchos han justificado este extraño comportamiento del pontífice hacia su invitado por la laicidad de Hollande y las medidas aprobadas por su gobierno (simplicidad del aborto, matrimonio homosexual y primeros pasos hacia la eutanasia). Otros, también, apostaban porque el verdadero motivo de la hostilidad se debe al triángulo amoroso protagonizado por el socialista galo. Sin embargo, fue simplemente la actitud empequeñecida de François Hollande al pisar el Vaticano la que lo condenó a tal recibimiento. Porque si uno llega nervioso, cabizbajo y con la absoluta convicción de haber pecado (pese a su ausencia de fe) en vez de encontrarse con otro jefe de estado (de igual a igual), se topa ante un líder espiritual y todo lo que eso conlleva (un hombre vestido de blanco, que pese a resultar afable, es moralmente superior). Porque la mayoría de veces, el trato que recibimos de los demás lo provocamos nosotros mismos con nuestros temores, remordimientos e inseguridades.

papa

Hollande se mostró muy nervioso durante todo el encuentro. Le costó acomodarse en la silla y además, necesitó apoyar sus manos sobre el escritorio del Papa, algo que solo se le permite al que recibe, no al invitado (no me extraña que el Papa lo mire con cara de cabreo, le acaba de dejar las huellas sudorosas en el tablero).