El retrato oficial de Macronapoleón

Si algún iluso cree que este retrato es una fotografía improvisada es porque no conoce la obsesión por el mensaje no verbal de Emmanuelle Macronaopelón. Veamos…

1498752156_959810_1498772668_noticia_normal

Lenguaje corporal

Me sorprende que la mayoría de medios y expertos que han analizado el retrato del presidente galo afirmen que Macron «apoya las manos en su escritorio» y «sonríe»… Fijemonos bien:

Esfuerzo Apoya su cuerpo en el escritorio (posado relajado/informal), separa sus brazos del tronco (ocupo más espacio = transmito más poder) y sus manos tensas agarran con fuerza el tablero del escritorio (=yo solito voy a levantar este país, este continente, este imperio). Ese gesto con las manos podría originarse por el nerviosismo del momento (la foto), pero sabemos que durante la sesión ese no fue el único disparo. O se trata de un descarte (las otras opciones finales eran peores) o es una pose estudiada (conociendo el carácter del personaje es lo más probable).

¿Sonrisa? Como siempre repito, para saber si una persona sonríe no hay que observar su boca. Sus labios y las arrugas de sus mejillas dibujan una sonrisa diplomática (mensaje optimista: soy agradable, confía en mi) pero si tapamos su rostro y sólo nos centramos en los ojos… Su mirada y expresión se vuelve penetrante y decidida (=os conduzco).

Read More

¿Qué imagen conquistará el Elíseo?

Vestir mal en Francia se considera antipatriótico. En el ADN de un parisino va implícito la exquisitez del savoir faire: que la excelencia visual parezca sencilla, no pretendida (algo tan fácil pero sublime como una mesa repleta de quesos y vinos o una camisa blanca de algodón).

Por eso se antoja tan injusto como absurdo pretender encontrar conexiones estilísticas (ideológicas) entre los aspirantes a ocupar el Elíseo y la mayoría de bárbaros que pasean actualmente por la península ibérica. Fillon no es Rajoy, Macron no es Rivera, Hamon no es Sánchez, Mélenchon no es Iglesias. Ni siquiera Le Pen es… Por eso cualquier crítica al atavío de un candidato francés que lean a continuación deben interpretarla como una minucia en comparación con lo que hoy sufrimos por estos lares. SEGUIR LEYENDO

Captura de pantalla 2017-04-20 a las 9.38.18

saludo

Borbones en París

Dentro de la gira de presentaciones de los recién estrenados monarcas españoles por los países vecinos, Felipe y Letizia han llegado hoy a París. Para la ocasión, la reina ha estrenado vestido y calazado (En serio, ¿todavía necesitáis que repita quién firmaba el look? Vale, Felipe Varela y Magrit), el rey me ha decepcionado enormemente luciendo zapato de hebilla (ojo que este tipo de zapato se prohibió durante la Revolución Francesa y hoy se considera, allí y aquí, de lo más hortera). No se puede ir por el mundo provocando así…

saludo

El truco de todos los presidentes bajitos (o más bajitos que el jefe de estado al que reciben): alargar la mano antes de que el invitado alcance un peldaño de la escalera y lo deje en desventaja. A mi la hebilla del zapato de Felipe me horripila, en serio. Siempre, siempre (bueno, desde la revolución francesa) zapato de cordón. Y si eres rey y pasas de lo que dictó la revolución, habría que combinarlo con calzas. 

altura

Como podéis comprobar, al final, el truco del escalón no dura demasiado. Al final, toca mirar hacia arriba. Por cierto, Hollande cambió de pareja y de lentes.

felipe

Vale que el rey es muy largo, pero sentarse así en una maravilla como esta de sillón tiene narices. Mirad a Letizia; plebeya, pero perfectamente colocada.

valls

Como Hollande aún no se deja ver públicamente con su nueva churri, el primer ministro Manuel Valls ha llevado a la suya. ¡Menudo pedrusco!

peloleti

Ayyyyy el veranito… Ese pelo quemado por el sol, el cloro, la sal de la playita, las mechas… El flequillo necesita nutrición urgente.

CFKHOLLANDEayuda

CFK no aclara si sus pieles son «sintéticas»

Tras su esguince en Roma, algunos dudaron de que la presidenta argentina continuara su periplo por Europa. Quienes se plantearon tal dilema se olvidaron de que CFK jamás le diría «no» a París. Con férula y todo, la mandataria ha lucido un espléndido vestidor en la capital mundial de la moda y se ha sentido reina en el Elíseo con la estimable ayuda de François Hollande. Respetando el medio luto, Fernández de Kirchner defiende con uñas y dientes su máxima proclama: «antes muerta que sencilla». Sin embargo, con tanto desfile de pieles, normal que a los periodistas franceses les preocupara si los abrigos eran sintéticos. Ella, como siempre que le incomoda tremendamente algo, hizo la callada por respuesta.

cfkhollandedelamano

CFK, con tacón bajo a causa de su lesión en el pie izquierdo ocurrido, se movía con cierta soltura por el Elíseo gracias a la ayuda de su homólogo francés. Bajo la maravillosa (pero si es auténtica, que estoy convencida de que lo es, condenable) capa blanca de piel, llevaba un vestido a cuadros negro y blanco (medio luto) a juego con el collar.

CFKHOLLANDEsentados

La dejan un rato a solas en el Elíseo y conquista Francia. El placer que le debió provocar estar sentada en esos magníficos sillones no podemos llegar ni a imaginárnoslo.

cfkparis

Bueno, bueno… Parisina a lo Yamamoto total. Me apasiona este look. La pashmina es de Louis Vuitton. Se lo puso para homenajear a Napoleón (¿¿¿homenajear a Napoleón????)

cristina

Aquí con el primer ministro francés. Abrigo de piel beige sobre blusa tejida y la pañoleta de Louis Vuitton.

 

Rajoy se presenta en el Elíseo con la corbata de Hollande

Las llevará siempre torcidas, pero las corbatas de seda azul marino lisas son la seña indumentaria de François Hollande. Y aunque desde que el presidente galo las luce a muchos de sus homólogos les ha dado por copiarle el look, lo que ha hecho Rajoy hoy es para darle con las puertas del Elíseo en las narices. En alguna que otra ocasión el jefe de gobierno español ya había pretendido emular al socialista francés con un lazo oscuro. Pero en su encuentro de hace unas horas en París, Rajoy se ha atrevido a presentarse a la cita con el mismo estilismo que su anfitrión. No sé cómo acabará el partido de fútbol de hoy, pero el encuentro de Hollande y Rajoy lo resumiré con una frase de Coco Chanel: «No hay éxito sin copia». Es decir, Francia 1 – España 0.

PD. Al final en fútbol, Francia 0 – España 1.

¡Ay, Dios! Rajoy es capaz de decirle a Hollande que lleva su misma corbata.