VivienneWestwood

Julian Assange desfilará en la London Fashion Week

Aunque sigue recluido en su «pequeña prisión» en la embajada ecuatoriana de Londres, al fundador de Wikileaks siguen llegándole ofertas profesionales de lo más diversas. La última ha sido la de estrenarse como modelo en la próxima edición de septiembre de la London Fashion Week. Julian Assange lucirá piezas de la colección de Ben Westwood, hijo de Vivienne Westwood. Ya la mítica diseñadora le dedicó una edición de camisetas a Assange y se implicó por completo en su liberación. Sin duda, un buen reclamo mediático.

VivienneWestwood

36.rafa

Rafael Correa

36.rafa

Rafael Correa alardea de ser el primer presidente indígena de Ecuador vistiendo, más en sus citas internacionales, una camisa de cuello cerrado inspirada en la cultura Jama Coaque. BSO 

Pág. Espejo de Marx, ¿la izquierda no puede vestir bien?
(Península, 2013)

Luz verde para Rafael Correa

El presidente de Ecuador busca la reelección en los comicios de hoy que con toda seguridad ganará en primera vuelta debido al amplio margen respeto al segundo clasificado. Sólo era necesario admirar la marea verde revolucionaria que lo acompañó el pasado viernes para cerrar la campaña electoral. Rafael Correa, también ataviado con jeans y la camisa pistacho corporativa de su partido -menos mal que es de tez oscura, no quiero ni pensar el efecto en una piel tan blanca como la mía-, se mostró exultante (cantando, bailando…). Porque otra cosa quizá no, pero hay que reconocer que el mandatario ecuatoriano dispone de unas dotes escénicas que ya quisieran muchos.  «¿Qué fue de Anita?»

 

A Castro y a Chávez les ha salido un duro competidor en eso de lucir chaqueta chandalera. La de Correa, en verde fosforito, la veo muy trendy. Además, resulta ideal para alarmar a la población cuando un político se acerque. Creo que deberíamos exigir a "los hombres de negro" que se colocaran una desde ya.

Assange se pasa a las camisas ecuatorianas

En una entrevista concedida al DailyMail, encuentro a un Julian Assange vestido con una camisa blanca adornada con tradicionales motivos ecuatorianos bordados. Retenido en la embajada de Ecuador en Londres, el fundador de Wikileaks parece estar mimetizándose con el look de sus aliados, y especialmente, con el de Rafael Correa. Aunque no del todo. Le siguen acompañando unos jeans y unos zapatillas deportivas azules.

No es la primera vez que el «ciberterrorista» cambia de estilismo. Desde que estallara el caso Wikileaks, Assange ha pasado por varias fases. En la primera etapa, incluso el New York Times llegó a comparar su imagen con la de cualquier vagabundo desaliñado. Pero ante las acusaciones por acoso sexual, sus abogados le recomendaron sacar partido de su faceta más angelical (rasgos delicados, cabello rubio, piel clara…) y, con su transformación a niño bueno de Oxford, llegó a estar entre los primeros puestos de los hombres mejor vestidos del mundo. Incluso, hace 100 días, cuando hizo la anunciación desde el balcón de la Embajada ecuatoriana, le prestó gran atención a su apariencia. Pese a su tez cristalina, compró una cabina de UVA e intentó broncearse. «Me lo puse para que se me viera con mejor aspecto, no tan pálido. Después de media hora, uno de mis empleados me dijo: «Julian, tienes media cara y una parte del cuello rojos como un tomate.» Parecía una langosta hervida, pero la escena del balcón era un momento político muy importante y pensé que qué le iba a hacer… Intenté igualar el otro lado, mis ojos estaban ardiendo, no podía ver y tenía ampollas por todo la parte izquierda. La piel se me empezó a pelar».  Al fin, la esposa de un amigo de Assange entró en escena y con maquillaje y paciencia arregló el desastre. «Nos llevó una hora y media para asegurar que no se me vería como una víctima de Chernobyl «, explica riendo en la entrevista.

 

La camisa de Rafael Correa

Ostenta el título de ser el primer presidente ecuatoriano que recibió el mando sin llevar corbata. El accesorio, como a tantos otros, le molesta e, inteligentemente, prescinde de ella. Así que hoy, para reunirse con Mariano Rajoy, Rafael Correa lucía una de sus populares camisas, apta para no ir anudada (por favor, que alguien le explique a Rubalcaba que la camisa que usa con corbata no sirve si se la quita). Los modelos, en blanco, se caracterizan por los bordados étnicos inspirados en la cultura Jama Coaque que habitó la costa ecuatoriana unos 2.500 años. Y sí, existen camiserías que te hacen las camisas a medida y antojo (esto va por Rajoy). En fin, os dejo un vídeo que aclara la predilección del presidente ecuatoriano.