Captura de pantalla 2014-10-29 a la(s) 21.19.47

La diferencia entre «clásico» y «carca»

Máxima de Holanda, impresionante. Bonito gesto de Masako (vistiendo de naranja) hacia sus invitados holandeses. Y los emperadores de Japón, sublimes. Tiene delito que tenga que venir un nipón a mostrarnos a los europeitos cómo vestir y lucir el traje diplomático occidental.  En fin, después de estas imágenes espero que a nadie se le ocurra volverme a decir que Rajoy (Pedro Sánchez, Felipe VI, Albert Rivera…) viste clásico. Aprendamos de una vez la diferencia entre «clásico» y «carca». Si uno no alcanza el grado de elegancia que se exige para el vestir tradicional, que se abstenga.

Captura de pantalla 2014-10-29 a la(s) 21.11.41

Captura de pantalla 2014-10-29 a la(s) 21.19.47

Ana Mato: verde de médico y dorado de privada

Ya dije que ese apellido suyo no era el más adecuado para el ministerio de sanidad. Tampoco su moreno tostadora UVA permanente. Pero quizá lo más preocupante es que una niña (tiene el trastorno Ana Obregón o Peter Pan: aunque pasó los cincuenta se obsesiona en vestir como una cría de 10 con cuellos bebé, vestidos baby doll, colores pastel…) del barrio de Salamanca ande jugando a médicos y enfermeras con el sistema público sanitario de todos los españoles. Ayer, para anunciar que los pensionistas tendrán que pagar el 10% de sus medicinas, recurrió a su ya clásica chaqueta verde de doble botonadura en dorado (muy castiza) con blusa blanca de seda y pantalón negro. El verde no fue casualidad, quizá les recuerda al uniforme de los médicos (sí, hombre, aquellos que antes atendían a las personas enfermas).  Eso sí, en el caso de Mato, la referencia para vestirse es la clínica privada.