Patry

Políticos en bañador

Como cada verano, los medios de comunicación se han mostrado ansiosos por cazar a nuestros dirigentes públicos en paños menores o, en su defecto, en bañador. A nosotros nos encantan este tipo de instantáneas porque sirven para humanizar al político. Y es que sin su escudo habitual -es decir, sin el traje y la corbata- nos da la sensación de que pierden parte de su poder (excepto Barack Obama que aún saliendo de la playa sigue siendo el presidente de los EEUU). Para todos los demás, ya sabemos, en el agua de mar, todos los defectos y virtudes conseguirán salir a flote.

PD. Mil gracias a mi querido Quique Falcón por su arte y su paciencia.

Se busca first lady

La candidata a primera dama por los conservadores hace 12 años

Mientras que el primer ministro británico anunciaba este mismo martes la celebración de las próximas elecciones para el 6 de mayo, los medios de comunicación calentaban motores para iniciar la campaña paralela en busca de la primera dama más adecuada. ¿Sarah Brown o SamCam?

Por ello el Daily Mail dedicaba ayer un artículo en el que enfrentaba a las esposas de los candidatos laboristas, Gordon Brown, y conservadores, David Cameron bajo el titular “Guerra de mujeres”. Aunque el duelo aparentemente trataba sobre el modo de vestir de una y otra (dos imágenes confrontadas detallaban las prendas utilizadas para cada uno de sus estilismos), se valoraba positivamente que Sarah Brown participara activamente en la campaña de su marido a través de un twitter y se lamentaban de que SamCam (apodo utilizado por los ingleses para referirse a Samantha Cameron) hubiera declarado que, entre su familia y su trabajo, no disponía de mucho tiempo.

Lo que está claro es que el estilo de Sarah Brown ha sido infinidad de veces criticado (al igual que el de su marido). Digamos que  se inspira en el british look más hortera. Mientras, la esposa de David Cameron, respira unas tendencias algo más frescas y naturales. Incluso, hace un mes, aparecían en la prensa unas fotografías donde se podía ver a la candidata a primera dama de los “tory” con prendas muy cortas en las que se descubrían sus largas piernas. Supuestamente las imágenes forman parte de un reportaje fotográfico encargado hace unos 12 años. La autora de aquel trabajo recuerda como SamCam le recalcó que no quería aparecer demasiado sexy ya que era la esposa de una político conservador en ascenso y debía tener cuidado con la ropa que utilizaba. Las fotos han acabado ahora en el Daily Mail y a algunos se les antoja pensar que han sido los propios conservadores quienes han facilitado las instantáneas al diario para darle una imagen más moderna y atractiva a su candidato. Y es que ya lo advirtió David Cameron cuando presentó a su mujer como “la mejor arma para mi campaña”.

De momento, eso sí, no consta ninguna imagen ni cuadro de ninguna de las candidatas desnudas tal y como ocurrió con su compatriota Cherie Blair (por el que se pidieron 600.000 euros) o con la gala Carla Bruni (vendido por 91.000 dólares).

Retrato de Cherie Blair de joven

Posado de Carla Bruni desnuda