Pornografía del dolor

Tanto Pablo Casado, Santiago Abascal y Edmundo Bal aparecieron ayer en el pleno del Congreso luciendo una corbata negra. Querían así exigirle luto nacional al gobierno (ya, ahora, cuando aún hay pacientes y personal sanitario luchando por sobrevivir). En cambio, el domingo, una anciana de 93 años elegía un vestido verde esperanza para dirigirse a los ingleses e insuflarles moral con semblante sereno, labios rojos, collares de perlas, una esmeralda y advirtiendo, con el tesoro que ofrece la vejez (experiencia), que ella ya había pasado una guerra y que esto, si seguían las recomendaciones de los expertos y profesionales sanitarios, también pasaría. A su lado, flores frescas (vida). En la entradilla del mensaje oficial, imágenes de los exteriores del castillo de Windsor (vida) y en la careta de salida, más planos de los jardines y hasta se escuchaba a los pajarillos cantar (vida). SEGUIR LEYENDO

EVESKTJU4AcblLe

El fachaleco

Abrigan mucho, son ligeros y abultan poco. Hasta ahí las ventajas, porque estéticamente los plumíferos no deberían haber descendido jamás de las montañas a la ciudad; y mucho menos como prenda viral entre empleados administrativos que trabajan en cómodos despachos con calefacción. Si ya como chaqueta era un horror-error visual, al recortarle las mangas se convirtió en chaleco y parapeto para públicos tan dispares como pijos y/o cazadores. Es decir, Rodrigo Rato entró en prisión vistiendo uno.  SEGUIR LEYENDO

 

826834-600-338

hollande1

El efecto Hollande

En su visita a Inlgaterra, el presidente francés volvió a dar muestras de su efecto embriagador. Y esta vez no me refiero a su encanto con las más bellas mujeres, no. Os hablo del otro efecto Hollande por el que las corbatas de sus interlocutores se contagian de la característica torcedura de su lazo azul marino. Ayer le tocó el turno a David Cameron. Y eso que, a diferencia de otros mandatarios europeos y españoles,  es complicado cazar al primer ministro británico con el accesorio masculino por excelencia mal colocado ya que su secretaria se encarga personalmente de que no ocurra. En fin, el encanto de Hollande es igual de efectivo con las mujeres como con las corbatas de sus homólogos.

hollande2

Es curisoso que en el presidente galo la corbata siempre se tuerza hacia la derecha. En cambio, la de David Cameron tomó la izquierda ;).

hollande1

El nudo del primer ministro británico está bien, simplemente se ha torcido el lazo. Es lo que le ocurre permanentemente a Hollande. Mientras que Cameron prefiere las corbatas en tonos azules y morados corporativos, el galo es fiel a la azul marino.

generalitat

Vestidos para la historia… O no

Ayer, cuando escuché la doble pregunta que pretende definir el futuro de Catalunya, me pareció estar viviendo un momento histórico. Porque aunque España impida el referéndum, es muy probable que la fecha de ayer sea de aprendizaje obligatorio para los pupilos que tengan el privilegio de seguir estudiando tras la ley Wert. Con todo y recordando como analizaba ya en mis años de instituto la apariencia de los personajes que habían influido en el pasado y por lo tanto en mi presente, imaginé una vestimenta igual de solemne que el anuncio del president Mas. Pero al dirigirme al televisor para comprobar si mi imaginación tenía algo que ver con la realidad, quede altamente decepcionada. No es que esperara los impecables atavíos de Macià, Companys o Tarradellas pero tampoco las pintas de gañanes que llevaban todos los que posaron para pasar a la posteridad. A la derecha que se coloquen los de traje prefabricado y corbata; a la izquierda, los de jeans y pseudoderivados.

generalitat