¿Qué ves aquí?

Nunca logré ver a la anciana, abatida y con una gran nariz. Por mucho que me la señalen, siempre visualizo a la joven coqueta y elegante. Me refiero a la conocida figura creada por el dibujante W.E. Hill, en 1915, con la que demostraba a la perfección qué es la inversión perceptual. Cuando nuestro cerebro ve una imagen de este tipo, trata de agrupar todos los elementos que aparecen en ella según sus principios de organización y prioridades morales y estéticas. Pero, cuando existen varias interpretaciones ambiguas (digamos que eres votante dels Comuns o de Cs), algunos también tienen la capacidad de saltar de una a otra. Hace unos años, el reto visual y viral, algo diferente, lo protagonizó un vestido: algunos lo veían blanco y dorado (pues claro), otros azul y negro (madre mía, estáis fatal) y después estaban los que aseguraban que podían entrever las dos opciones… SEGUIR LEYENDO

fotonoticia_20180921132431_640

Contracrónica de la Diada

No es la cantidad. Como cada año, y como en cada manifestación, baile de cifras sobre los asistentes. Un millón o 350 mil personas, según a quién le preguntes. Así como hay ciegos que logran ver nítidamente, tampoco hace falta ser ciego para estar ciego. A vista de humano que sólo quiere ver para después analizar y opinar con humildad (la objetividad no existe, a no ser que uno decida dejar de ser sujeto), mucha gente. O por lo menos, la suficiente para que nadie con un mínimo de inteligencia crea que ignorando la presencia (causa y mensaje) de la multitud (una parte importante de la sociedad) el problema desaparece. SEGUIR LEYENDO

 

Captura de pantalla 2017-09-12 a las 10.51.25

Análisis visual de “la defensa de la unidad de España” por parte de Rajoy y Sánchez

Lo siento, estos días voy muy, muy liada… Quería esperarme a tener las fotografías correspondientes de Rajoy con Rivera e Iglesias de mañana pero estaré de viaje, así que aquí va un muy resumido análisis de la imagen que el presidente del gobierno y el líder de la oposición acordaron difundir ayer como respuesta al acuerdo secesionista (cada vez que escucho esta palabra y la de “federalista” me entra la risa) de JxSí y la CUP.

1. Transición. Más allá de las corbatas indicando el bipartidismo de nuestro sistema político (la azul PP y la roja PSOE), Rajoy viste un traje azul agrisado y Sánchez, uno azul marino. Son tonalidades, cada uno en su estilo, muy Cuéntame cómo pasó. No creo que a ninguno de ellos, ni a las formaciones que lideran, les favorezca el estilo vintage cuando están empeñados en vender modernidad y nuevos tiempos de cara al 20-D. Si la respuesta al pulso secesionista de los catalanes es defender una estética retrógrada sacada de la Transición, adelante. Eso sí, la estampa predispone a que la lectura del encuentro (más desde los medios de comunicación del primer mundo) vaya acompañada de un cierto tufillo a rancio. Hubiera sido más conveniente apostar por un gris marengo. 

3.  Columna. Muy bien encontrado el elemento escenográfico de la columna dórica -apoyo, sujeción, cimiento del estado (las de Hércules aparecen en el escudo de España), la constitución…- entre Rajoy y Sánchez, aunque el resto de la localización (sí, el exterior del palacio de La Moncloa) aparezca pobre y desangelada.

4. Banderas cortadas. No es conveniente recortar símbolos cuando lo que pretendes justamente es defenderlos. Pensé que quizás la prensa habría ajustado la imagen y por eso no se veían ondear enteras la bandera española y la europea (hasta la fecha, las imágenes que existían de la entrada de Moncloa las incluían completas)… Pero si entramos en prensa de Moncloa comprobaremos que la fotografía se difundió así desde Presidencia. #bigfail

4. “Coordinadamente”. El presidente del gobierno y el secretario general del PSOE acordaron actuar “coordinadamente” en defensa de la Constitución, la unidad nacional, la soberanía nacional y la igualdad de los españoles. Para demostrar su grado de sincronización, adoptaron idéntico posado ante la cámara. Sin embargo, podían haber elegido otro gesto con las manos. Cuando nos retorcemos los dedos -generalmente lo hacemos a la altura del estómago (emociones)-, es porque nos sentimos ansiosos, nerviosos, dubitativos  y/o preocupados por lo que estamos tramando en nuestras cabecitas. Entiendo que como líderes, y en tan importante momento para la unidad de la nación, pretendían expresar justamente lo contrario: convicción, firmeza y serenidad.

rajoy-sanchez

La “absurda provocación” de Morenés

Desde que Chacón no desfila ante las tropas, la Pascua Militar no resulta tan atractiva. Por que ver a Rajoy y compañía vestidos con chaqué no presenta más novedad que si se vistieran con traje de calle o bata de casa:  la misma insulsería. Pero el sustituto de la ministra catalana, Pedro Morenés (alias Drácula), levantó ayer la voz durante su discurso ante el rey para rechazar “las absurdas provocaciones soberanistas”. Yo, mientras, siempre tan repelente, no podía quitar ojo al tsunami de su corbata azul. Porque aunque Morenés tratara de enfatizar el volumen de su lazo bajo el  chaleco, el recorrido trazado era de “para el coche que me mareo”. Y es esta, en mi opinión, parafraseando al ministro, “una provocación absurda” a la elegancia clásica. La derecha española, cada vez más conservadora de boquilla y menos en las formas.

La Pascua Militar sin Chacón

Sin Carme Chacón, la Pascua Militar ha pasado casi desapercibida. El nuevo ministro del ejército, Pedro Morenés (alias Conde Drácula), y el presidente del Gobierno han cumplido con el protocolo establecido y han lucido el chaqué (si Rajoy no se siente cómodo ni en tejanos ni en traje, imagínense con una vestimenta de gala como esta…). La princesa de Asturias y la reina Sofía han coincidido en el color que teñía sus vestidos largos, aunque en distintas tonalidades. Mientras Letizia ha optado por un sobrio modelo en terciopelo azul marino y una chaqueta en azul viejo, la reina ha preferido el azul eléctrico en su diseño con adornos florales. Un guiño, el del color, que supongo que el PP les debe haber agradecido.

PD. Acabo de ver las imágenes del acto en TVE y me ha sorprendido descubrir a la reina retocándose el maquillaje. Aprovechando una charla con Letizia, la reina da la  espalda a las cámaras y abre su mini-bolso del que saca una brocha….

Me quedo con el vestido y con la cartera de Letizia