Mi cuerpo, mi templo

Desgraciadamente, no es novedad que Javier Ortega Smith suelte imbecilidades por su boca. Pero este martes entró en territorio sagrado: el cuerpo femenino. El candidato de Vox a la alcaldía de Madrid advertía ante las cámaras que “las mujeres tienen derecho a comer más o menos, a cortarse el pelo o las uñas”, pero no a “acabar con la vida del niño” que llevan en su interior. SEGUIR LEYENDO

190517_PATRY1

El problema del leggin (tu mirada)

Una vez más, una pieza de ropa se ha convertido en “inmoral”. “El problema del leggin” es la carta abierta que “una madre católica” escribió al diario The Observer, publicación de la Universidad de Notre Dame (Indiana, EEUU), en la que habla del respeto a las mujeres en función de esta prenda… “En este mundo de videojuegos y vídeos musicales, las madres católicas tenemos difícil explicar a nuestros hijos que esas mujeres son hijas y hermanas de alguien. Que las mujeres deben ser vistas como personas para poder ser respetadas”, explica. SEGUIR LEYENDO 

190405_PATRY1

Raül Romeva no es Varoufakis

Te rapas la cabeza y vives una experiencia casi mística. Empiezas a replanteártelo todo: “¿Esas gafas combinan con esa cabeza despejada?” o “¿Qué haces con esos hippyprogres que no aprecian tu sensibilidad estética ni tu lista de bachata en Spotify?” Total, que rompes con el pasado y te vas a encabezar Junts pel Sí. Porque ese cuerpo y ese estilo pijiprogre catalán, con un punto hortera de profe de baile, bien merece un estado propio. Y es que las anatomías de Mas y Junqueras ya no estaban para seducir a las grandes masas…. Aunque desengañémonos, Romeva tampoco es que sea Varoufakis.

1. Ni un pelo de tonto. Sólo hace falta recuperar un par de imágenes de Romeva con pelo para comprender cuál es su principal atractivo: haberse rapado. Porque aunque llevara la misma ropa y tuviera (casi) el mismo cuerpo, con cabellera ese hombre no despertaba la libido de nadie. Era un Joan Herrera fibrado, sin más. A ver si cunde el ejemplo y todos esos hombres indecisos con cuatro pelos colgando se animan y se pasan la máquina o la cuchilla de una maldita vez…

2.  No es Vaoroufakis. Por favor, tampoco nos flipemos. Esa calva es más parecida a la de Duran i Lleida que a la de Varoufakis. Romeva posee mejor físico y viste muchísimo mejor que el heleno pero la actitud y el poderío que transmite el ex ministro de economía griego son inimitables.

3. Está bueno. Nada, hace castells y baila salsa. Tiene un cuerpazo y presume de él porque puede. Se gusta, se gusta mucho. Eso está muy bien pero todo tiene un límite: que no dé la sensación de que él mismo se excita al mirarse y al tocarse…. Arghhhh…  Y esas camisas generosamente desabrochadas para que sepamos que se depila… A ver, no vas a ser el president pero eres un político, no Jesús Vázquez.

4. Anfibio. Cuando se rapó, se cambió las gafas (menos mal). Esa patilla amarilla (ahora cuela como guiño indepe) está tan incrustrada en su craneo que parece que en cualquier momento se va a tirar a la piscina (con o sin agua, vayan con ojo los de CDC) y hacer los 200 m mariposa. No es una montura muy de izquierdas ni de gauche divine…. Pero, en fin, en política siempre va bien saber cómo mantenerse a flote.

5.  Vestuario. Salvo algún tropiezo, viste muy bien. Estilo pijiprogre catalán con toque hortera profesor de lambada -va implícito en el baile (un saludo para mi hermano y sus colegas y amiguitas de clase de salsa que dejarán de hablarme durante una larga temporada). Sabe lo que compra (moda independiente) y cómo combinarlo. Camisas, camisetas de diseño, jeans, americanas desestructuradas, inclusión de color estratégicamente escogido, calzado de firmas ecoéticas y sorpresas varias como cuando lució cuello mao con sahariana para una entrevista en TV3 (ahí sí, #loveRomeva).

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

CAPAS

Volvemos a Chile: Ximena Rincón

Lo prometido es deuda. Hoy hablaremos de la ministra secretaria general de la presidencia del gobierno de Michelle Bachelet. Destaca en Chile por ser una de las mujeres más atractivas del panorama político y eso, en un mundo y un sector profesional tan machista como el nuestro, no siempre resulta positivo. Pese a todo, se trata de una mujer segura de sí misma y poco le afectan los comentarios mal intencionados por su gusto por la indumentaria y su cuerpo. Posee un buen físico y le agrada lucirlo. El único problema es que algunas veces abusa de los accesorios y satura. Veamos…

PD. Todo mi respeto y admiración por Chile. Aclaro esto porque la última vez que hable de este país, me llegaron algunos mails de personas descontentas con mis comentarios, según ellos, “imperialistas y colonos”. Lamento profundamente si con estos posts ofendo a alguien y pido disculpas. Desde España no estamos, y seguramente nunca hemos estado, en posición de dar lecciones a nadie. Simplemente es mi humilde opinión. Si siguen mi blog y mi trabajo sabrán que acostumbro a ser mucho más crítica con mis compatriotas (y creo que con toda la razón).

CRUZ

Le encantan los vestidos ajustados y se los puede permitir. Su mejor complemento es su físico, así que mejor no acaparar la estampa con estampados ni con mil accesorios.

TIPAZO

Además del tipazo que tiene, su melenaza también llama la atención. Con mechas rubias que ayudan a suavizar el gesto serio (imprescindible en política), lleva el pelo siempre perfecto. Seguramente le favorecería algo más corto, pero como lo luce cuidado, nada que objetar.

JOYAS

Aquí un ejemplo del “too much”. El vestido amarillo, las uñas de rojo, dos anillos, dos pulseras (cada una de su madre y de su padre) y un reloj que no pega con nada. El recurso de la cruz, Rincón es democristiana, lo utiliza a menudo.

Le encanta lucir sus largas piernas con faldas por encima de la rodilla y destacarlas con medias sexys.  Otra vez, “too much”: es mejor que solo sea un único elemento el que distraiga (o atraiga) la atención. Puede llevar ese tipo de medias pero entonces la falda debe ir dos centímetros por debajo de la rodilla, como mínimo.

 

 

 

 

PIERNASMEDIAS2 MEDIAS

 

Si le quitamos los pendientes y el blazer y le dejamos el vestido con el pañuelo, mucho mejor. Imposible concentrarse con tanta información.

CAPAS

Definitivamente gana cuando apuesta por la sencillez. A la belleza no le hace falta adornos (y menos esos aros….)

CAPAS2

Definitivamente, el mejor complemento de la belleza natural es la sencillez. Para muestra esta fotografía.

TRENCA

cospemao

Cospedal, insuperable

Ayer, tanto Ana a través de un comentario en PyM como también una anónima a través de Twitter, me advertían del modelo que lucía Mª Dolores de Cospedal al entregar viviendas de protección oficial a sus conciudadanos. Yo también me había echado la siesta mientras las imágenes del estilismo de la presidenta de Castilla La Mancha resaltaban en el informativo: un vestido de inspiración china (más concretamente de la dinastía Qing). Pero como luego me lié con la visita de los reyes a París, al final, me olvidé de la secretaria general del PP. Total, que hace un momento entro en la página del gobierno de Castilla La Mancha y me encuentro con lo siguiente.

 

cospetigre

Madre mía. Pantalón print animal (o “yoloquequieroesquemecomaeltigre”) que cubre incluso el zapato y marca la entrepierna (tiene razón Fermí Fernàndez… “se le leen los labios”) con cinturón narnaja a juego con pendientes y blusa blanca. Y pese a todo esto sigo defendiéndola aunque solo sea por arriesgar de esta manera.

 

cospe2

A ver, será lo que sea, pero la tía tiene un tipazo. ¡Menudas piernas! Y la tripita, quizá también influye la caída del vestido. El corte de pelo la ha rejuvenecido (siempre y cuando no se ponga jamás los pantalones vistos anteriormente).

cospemao

Me encanta este tipo de vestido aunque en el de Cospe me falla el estampado.