Captura de pantalla 2014-12-08 a las 18.49.18

Rajoy en Veracruz

Lo sé, estoy desaparecida. Cada vez me da más pereza escribir un post y opto por twittear mis opiniones en mensajes de 140 caracteres, lo siento. Creo que el problema es que este blog necesita una revisión, así que si hay alguien por aquí presente que sepa de wordpress y estas historias, por favor, comuníquese conmigo lo antes posible (absténganse los que quieran enriquecerse porque debo dejar claro que -por ahora- mi economía es complicadamente austera). Mientras no encuentre restaurados, prometo actualizar más a menudo.

Bueno, vamos al lío. Ayer al mediodía, veo que en la cuenta oficial de Mariano Rajoy Brey -presidente de España- cuelgan una serie de fotos de la llegada del jefe del ejecutivo español y su esposa a Veracruz para participar en la Cumbre Iberoamericana. Me llama la atención (además de echarme unas risas con el tema del micro y Rajoy en plan Bisbal en el anuncio de Freixenet) la mimetización de la tercera dama (si contamos a las reinas Letizia y Sofía) con la guardia que los recibe a pie de avión.

Captura de pantalla 2014-12-08 a las 18.30.45

A ver, es mucha casualidada, ¿no? Es que hasta el cinturón…

 

Avanza la tarde y la cuenta del presidente sigue regalando instantáneas de su viaje a Veracruz. Esta vez se trata de su participación en una entrevista para Televisa. Americana gris, camisa blanca, corbata en rayas diagonales rojas y blancas con  pantalones crema y calzado marrón. Lo peor es que el presentador también contribuye a la ceguera estética.

Captura de pantalla 2014-12-08 a las 18.36.17

 

Llega la noche y la cuenta de Rajoy arroja una fotografía más para ilustrar su ejercicio diario (aunque sea en el extranjero) y ahí ya no doy crédito. Es imposible que él mismo o alguien de su equipo haya aprobado publicar voluntariamente esta imagen, ¿habrán hackeado la cuenta del presi? Y no es solo lo poca favorecedora que sale su coronilla, ese polo…. «¡¡¡arghhhhhh!!!!»

Captura de pantalla 2014-12-08 a las 18.49.18

 

 

 

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno recibe a Rosa Díez, líder de UPYD. Palacio de la Moncloa.  Madrid. Madrid. España. 03-09-2014. Fotógrafo Gonzalo Arroyo

Rosa Díez, angelical en su cita con Rajoy

Poco caballeroso que el presidente del gobierno no haya salido a recibir a la líder de UPyD a la puerta de la Moncloa. Sin embargo, Rosa Díez ha salido beneficiada del desplante. La ex socialista acudía a la cita vestida enteramente de blanco (a excepción del calzado). Tonalidad, como muchas veces ya hemos comentado, muy habitual entre las mujeres políticas que desean escenificar el poder del mal (el pasado, masculino) y el poder del bien (el futuro, de las féminas).

PD. Las damas en Moncloa no sueltan el bolso. Por algo será…

Soy yo, divina de la muerte… La más mejor, la más buena, la más guapa, la más comprometida, la más angelical…

rajoy

Y el bolso detrás del culo. Dí que sí, que hay mucho mangante por ahí suelto;) La coronilla de Rajoy es comparable al agujero de la capa de ozono…

cameronpor

David Cameron logra camuflar su coronilla

Una de las mayores preocupaciones estéticas varoniles es la alopecia. Cuesta asumir la pérdida de cabello y ya hemos visto que incluso líderes hechos y derechos no saben muy bien cómo afrontar el problema. Esta semana ha sido la calva posterior del pelo del primer ministro británico la que tiene entretenida a los medios ingleses. Y es que David Cameron ha logrado que su peluquero le disimule la coronilla. El estilista asegura que sólo se debe a un cambio de dirección del peinado pero muchos sospechan un Hilario Pino.

camerontupe

cameronpor

La sobriedad diplomática de Letizia y Viri

Que el rey iba a hablar de crisis y austeridad estaba claro. Por eso, tanto Letizia como Elvira Fernández han optado por la sobriedad en la recepción al cuerpo diplomático. La princesa Letizia se ha decantado por una falda negra recta y larga con cuerpo de brillo y cuello camisero, mientras que la esposa de Mariano Rajoy llevaba chaqueta smoking y falda  de vuelo en salmón (en ambas, lo que menos me ha convencido ha sido el calzado). Por su parte, sigo haciendo hincapié en la antiestética coronilla del presidente del gobierno. Tampoco podía presumir hoy mucho el monarca: ese pelo graso (o empapado en gomina) se merece un «¡¡¡¡Arghhh!!!!»