La foto real de una familia no real

Con motivo del 80 cumpleaños del rey emérito, Casa Real compartió una instantánea de la familia durante el almuerzo de celebración que tuvo lugar en el Palacio de la Zarzuela el pasado 5 de enero. La fotografía -todo un despropósito visual-, además de representar la ridiculez de una institución anacrónica, debió provocar la carcajada del resto de monarquías que aún sobreviven en Europa del mismo modo que lo hizo la imagen del gabinete de crisis de Zoido entre los españoles. Pues el retrato de familia es tan excesivamente real (cutre) que demuestra la falta de realeza (majestuosidad) de la misma. SEGUIR LEYENDO 

reyes_80anivrjc_201801005_01.jpg

El mensaje (no verbal) del rey 2017

Escenografía

A mis pies El primer plano de posicionamiento del discurso del rey de anoche fue uno general del escenario, pero con efecto contrapicado para ensalzar y magnificar al monarca (el rey en lo alto, mientras los súbditos lo contemplamos desde abajo). Al estar a sus pies desde el inicio del mensaje, se obliga al espectador a sentirse inferior. Quizá este tipo de estrategias funcionaran en épocas pasadas -en sociedades dictatoriales, autoritarias o feudales- pero actualmente lo único que generan es incomodidad (ayer, incluso entre los más monárquicos, había algo que les había molestado pero no sabían explicar qué era… seguramente se debía a esta «sutil» introducción/presentación).

1

Sentado Sentado en una silla (cierta inacción) sin barrera o escudo alguno (escritorio). Aunque cruza las piernas (elegante), no se ha sentado correctamente y las ropas le hacen una serie de arrugas. 

Yo soy español No recuerdo ningún mensaje de Navidad en el que la reina Isabel II aparezca en su discurso navideño con la bandera de su país. Tal vez porque es una reiteración (dos símbolos para comunicar lo mismo) y porque teniendo el símbolo físico (rey) no hace falta el símbolo de tela (bandera). Pero dado el escenario de crisis territorial/identitaria actual, Felipe VI requiere de las enseñas española y europea. Por otro lado, muy orgullosos de ser españoles y europeos pero incapaces de planchar las banderas… #respect

rey-felipe4-efe-z

478E805D00000578-0-image-a-163_1514161609766

Guiño a Girona, pero otra vez Carlos III Ningún elemento visual es gratuito. Por eso, llama especialmente la atención que esta vez aparezca una representación de la pieza que se entrega en los Premios Princesa de Girona. Al no estar en el despacho, no cuelga el polémico cuadro de Carlos III, pero Felipe VI ha querido que sí esté presente un busto del rey que intentó acabar con el catalán (gracias a @DavidDaura por la advertencia). #noesamorsellamaobsesión

Captura de pantalla 2017-12-25 a las 12.31.07

fotonoticia_20160703143326_980

De espaldas Entre el atrezzo dispuesto: plantas de Navidad, un nacimiento (en el que San José lleva una capa amarilla para disfrute de los independentistas), dos libros (uno del Camino de Santiago y otro sobre los tesoros de los palacios reales en España), la lámpara de mesa encendida (calidez, sabiduría…) los cuadros habituales en el Salón de Audiencias (Vista de la Concha de San Sebastián y Baile campestre) y una fotografía de Felipe VI con su familia durante su veraneo en Marivent. Normalmente, este tipo de instantáneas familiares se escogen para humanizar la realeza. Por tal motivo, el hecho de que el rey aparezca en ella de espaldas, no sería lo más conveniente.

Captura de pantalla 2017-12-25 a las 12.54.51

Captura de pantalla 2017-12-25 a las 12.46.57

Lenguaje corporal

Contenido Destacan las crónicas del discurso de anoche que el monarca estuvo mucho más contenido (menos agresivo) que en el 3O. Sin embargo, esta aparente calma fue medida y estudiada (poco natural, poco sincera). En todo el mensaje sólo emplea tres gestos con las manos (brazos abiertos, puños cerrados, palmas abiertas) y en los temas delicados (Catalunya), optan por hacerle un plano corto. De este modo, logran evitar que el dedo acusador o la mano en posición de látigo (castigo) tan presentes el 3O se cuelen en el plano (mensaje). 

Reprimido «Un año marcado por la situación en Catalunya a la que luego me referiré», dice nada más empezar el discurso mientras da muestras de que no sabe cómo colocar la mano sobre la falda para no demostrar enojo o enfado. Esta duda en la expresión corporal ya adivina que hay un estudio previo de cada uno de los gestos que empleará al referirse a los catalanes y que intentará reprimir ciertos ademanes.

Mirada desagrado Posee pocos registros de expresividad facial y acaba empleando la mirada de desagrado/odio (las pupilas se dilatan cuando nos sentimos atraídos por una idea y se nos cierran cuando ocurre lo contrario). Tiene sentido que emplee ese tipo de mirada cuando critica la «España encerrada en sí misma» pero no cuando habla de la riqueza y pluralidad que caracteriza a Catalunya. A no ser que el rechazo no se deba a la división o la pluralidad que describe, sólo a la idea de Catalunya…  De hecho, cuando se refiere a «la mejor imagen de Catalunya» aparece una tímida sonrisa invertida (Bulldog) que confirma ese sentimiento de desagrado.

Captura de pantalla 2017-12-25 a las 12.39.45

Captura de pantalla 2017-12-25 a las 12.46.57

Indumentaria

Zapato de hebilla El rey, anoche, se refirió a la modernidad alcanzada por la sociedad española mientras calzaba zapato de hebilla. El zapato de hebilla es a la moda lo que la monarquía a la democracia. Simples anacronías. Desde la revolución francesa que este zapato quedó proscrito. Desde entonces, con traje formal sólo se utiliza el de cordones y la hebilla quedó restringida a los que visten calzas (NADIE). Felipe VI, al calzarse, se antoja incluso más retrógrado que su padre y le agrada el mocasín con borlas y el de hebilla. #alertacaspa

Símbolo fálico Como otros accesorios masculinos, la corbata se descubre como un símbolo fálico. Pese a que tanto el nudo doble de la corbata y el cuello elegido (francés) eran perfectos (#alcésarloqueesdelcésar), la punta de la corbata se la tragaba una especie de michelín creado únicamente con la tela del pantalón a consecuencia de no haberse sentado correctamente (y que cada uno interprete…). Es increíble que nadie de los que estuvieran asesorándole se lo advirtiera.

Captura de pantalla 2017-12-25 a las 12.54.51

Iceta «Trumpeja»

El candidato socialista reveló hace un par de semanas que sus asesores le habían recomendado que no se quitara la corbata para ofrecer así una imagen más presidencial. Excepto en el cartel de campaña donde se decantó por una azul (quizá para agradar a su fichaje estrella, Ramon Espadaler), las viste rojas socialistas. Pero el accesorio por excelencia de la coquetería masculina no aporta seguridad ni seriedad tan gratuitamente. Uno debe conocer el exquisito ritual que comporta atarse el lazo, y esta sensibilidad por parte de los caballeros hacia el nudo me temo que ya ha desaparecido (tal vez, a la vez que se extinguen los caballeros). El candidato socialista presidir la Generalitat no sabe hacerse el nudo, ni qué tipo de corbata acompaña a cada cuello de camisa, ni que la punta de la corbata debe coincidir con la hebilla del cinturón (ni por encima ni por debajo)… Es por la corbata colorada satinada colgando sobre su barriga, y no tanto por aplicar el 155 y pedirle a la Junta Electoral que prohiba los lazos amarillos en las mesas el 21D, que Iceta se me antoja últimamente muy Trump (y sí, el americano ganó contra todo pronóstico). Además, es de los que, como Albiol, siempre calza mocasín (castellanos) con traje. Una elección de calzado más propia de Castilla, no de estos lares… Sus adversarios le reprochan que baile, yo es la única gracia (entretenimiento) que le veo. ¡Baila, Iceta, por Dios, baila!

Hace dos años, de cara a los comicios del 27S, escribí el siguiente perfil estético de Iceta. Como considero que la cosa no ha mejorado, más bien ha empeorado, lo recupero. ¡Feliz jueves!

Iceta, el antilíder

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

La extinción de la corbata

La Cámara de los Comunes, anclada en sus ancestrales tradiciones y costumbres (hasta hace nada el speaker lucía peluca y los representantes, un sombrero de copa para según qué intervenciones), ha modificado el dress code para que ya no sea obligatorio vestir corbata. El detonante de la decisión es que Jared O’Mara, el legislador que el 8-J derrotó al ex viceprimer ministro Nick Clegg en la circunscripción de Sheffield Hallam, padece parálisis cerebral, enfermedad que le impide llevar nada atado al cuello. SEGUIR LEYENDO

camara-de-los-comunes

Crónica visual de la moción de censura

Por edad, no me había tocado vivir ninguna moción de censura al gobierno español. Y lo celebro. De hecho, suplico que en Catalunya nos independicemos inmediatamente. Entre la pachorra de Mariano Rajoy y el PP y la sobreactuación de Pablo Iglesias y Podemos, se le quitan a una las ganas de seguir analizando la crónica política por un tiempo. SEGUIR LEYENDO

rajoy4