Comunicación de crisis: dar ejemplo

Además de la serenidad y la síntesis que ya tratamos en las dos semanas anteriores, la credibilidad y confianza en aquel que asuma el mando y responsabilidad durante una situación de incertidumbre depende de su ejemplaridad. Por una parte, y es el argumento más obvio, el líder no puede exigir lo que él/ella mism@ no es capaz de ofrecer o sacrificar. Por otra, aunque quizá a veces no seamos conscientes porque se produce de manera natural, los primates aprendemos mayoritariamente por osmosis. Es decir, es a través de la observación y la imitación que adoptamos conductas y habilidades advertidas en otros individuos de la comunidad. En este sentido, y más cuando se vive un periodo de incertidumbre u oscuridad y uno se encuentra totalmente desorientado, se buscan referentes para poder seguir su proceder y determinación (vamos, un líder). SEGUIR LEYENDO

Captura de pantalla 2020-04-03 a las 11.14.41

Formación online: viernes 3 de abril

El próximo viernes 3 de abril (de 15.30 a 20h) empiezo los cursos online mediante la plataforma Zoom con una edición especial para hombres del curso de introducción a El poder de la comunicación no verbal y el liderazgo femenino. Cuidaros, mucha salud para todos. ¡Seguimos!

1b6e53c653127d66106b1b8f0b90e39e

Comunicación de crisis: la serenidad

Que las lágrimas y las sonrisas sinceras (no las diplomáticas) dejaran de significar debilidad y pasaran a considerarse vulnerabilidad (autoconfianza) se lo debemos a Barack Obama. El día que el presidente de los EEUU lloró por primera vez en un acto público y oficial fue en 2016 cuando suplicó controlar las armas de fuego y, rodeado de familiares de víctimas de tiroteos, recordó a los niños que habían sido asesinados cuatro años en una escuela infantil. Porque cuando hubo el atentado, cuando la crisis todavía estaba viva, el presidente se mantuvo públicamente sereno. Una cualidad, la serenidad, más humana que cualquier otra. Pues la serenidad no es sólo empatizar (algo que hacen también otras especies animales), es gestionar las emociones y sensibilidades para que ninguna domine a otra y nos evite la parálisis o la agresividad en momentos en que debemos responder rápidamente; y eso, sólo lo podemos llegar a alcanzar los humanos. La lucidez mental depende de la inteligencia emocional. SEGUIR LEYENDO 

636380543237723033-009-11239259

Sin Decir Ni Mu (2a edición)

Resbalas y caes de nuevo en la profundidad del pozo. Te sorprende que, sin ni siquiera pedir ayuda, manos amigas se dejen el alma excavando para rescatarte. Tú solo lloras y provocas más lodo. Entonces alguien grita: «buenas noticias». Luz. Segunda edición de Sin Decir Ni Mu ya en librerías. ¡Gracias de todo corazón!

 

Captura de pantalla 2019-12-04 a las 13.07.51