Las chicas Obama en Milán

La primera dama estadounidense ha abandonado Londres y ha viajado hasta Milán. Allí, Michelle Obama parece haberse quitado el feo estilo british y mejorado un poco (a ver es Milán, no es París). Sus hijas también estaban mucho más contentas. Claro, no es lo mismo que te propongan ir a tomar el té con los Cameron que ir de shopping por Milán. Ni tontas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Kate Middleton hace cola en el Topshop más cercano a Palacio

Ni las nuevas clases de protocolo real parecen domar la naturalidad de la duquesa de Cambridge. Pese a tener acceso a todas las joyas de la Corona, Kate Middleton prefirió acercarse el lunes por la tarde al Topshop más cercano de su residencia actual (a sólo un par de minutos paseando del Palacio de Kensignton) para hacerse con unos pendientes, una falda lápiz verde botella con lunares negros (38 £ ) y una rebeca azul de terciopelo (65 £). Aunque los empleados del establecimiento actuaron con total discreción, los clientes que aguardaban su turno en la cola para pagar en caja justo detrás de la esposa del príncipe Guillermo no salían de su asombro.  De todos modos, la situación para Middleton resultó tan cómoda que no dudó en probarse sus prendas ni en dejarle a la cajera, en el último instante, otra pieza de bisutería (otros pendientes de 8.50 £) que finalmente -como nos pasa a todas- no acabó de complacerle.

La falda tubo verde botella con lunares negros (38 £)

 

Los pendientes a los que finalmente renunció (8,50£)

Los pendientes que se llevó

La rebeca de cuello bebé en terciopelo azul y detalles en negro (65 £)

Las compras de la reina Sofía en Escada

Algunos se confiesan republicanos, otros monárquicos. La mayoría, juancarlistas. Nosotros, sofistas (en todas sus acepciones filosóficas y reales, peyorativas o no). Pero ayer la reina cometió un desliz. Su majestad pasó la tarde de compras por Mallorca, o más bien en una tienda concreta: la prestigiosa firma Escada. La mayoría de medios critican que la reina se dedicara a tales menesteres mientras su marido había sido operado de «su talón de Aquiles» sin la compañía de ningún miembro de su familia; aquí, nos centramos en que no es una buena idea interpretar hoy por hoy el papel de «pretty woman», más cuando a la tienda no le importa desfilar por palacio. Un poco de austeridad o algo más de disimulo…

 

"Compramos la ropa con el presupuesto familiar"

Tras la polémica sobre los 150.00 dólares que los republicanos invirtieron en el vestuario de Sarah Palin, la esposa del candidato demócrata asegura que la ropa de toda su familia la compran con su propio dinero.

Una semana después de que saliera a la luz la inversión de 150.000 dólares en un mes que hizo el partido republicano para mejorar el estilismo y la imagen de Sarah Palin y su familia, Michelle Obama, la mujer del candidato demócrata a la presidencia de EE.UU, ha acudido a un famoso programa de entrevistas de la televisión americana.

En él, Obama aseguró que toda la ropa que lleva su marido se la compra ella misma y además, que se la compra con el presupuesto familiar.

El presentador del programa no dudó en insistir con el tema en cuestión y le preguntó sobre el modelo que llevaba Michelle Obama. “Esto es un conjunto que inventé con ropa comprada en J. Crew”, contestó la aspirante a primera dama. Obama se refería a la tienda online, donde había adquirido la blusa, falda y jersey amarillos que llevaba para la ocasión. Asimismo, añadió: “Puedes conseguir cosas buenas y baratas a través de Internet”.

Obama concluyó que ella y su marido tenían una política de moda bastante clara: utilizar su propio dinero en comprar su ropa.

En fin, quizá esta familia le salga barata a los americanos. Si se pagan de su bolsillo los uniformes políticos, quizá también tengan pensado cubrir los gastos de la gasolina del coche oficial, las comidas en las reuniones de trabajo…

«Compramos la ropa con el presupuesto familiar»

Tras la polémica sobre los 150.00 dólares que los republicanos invirtieron en el vestuario de Sarah Palin, la esposa del candidato demócrata asegura que la ropa de toda su familia la compran con su propio dinero.

Una semana después de que saliera a la luz la inversión de 150.000 dólares en un mes que hizo el partido republicano para mejorar el estilismo y la imagen de Sarah Palin y su familia, Michelle Obama, la mujer del candidato demócrata a la presidencia de EE.UU, ha acudido a un famoso programa de entrevistas de la televisión americana.

En él, Obama aseguró que toda la ropa que lleva su marido se la compra ella misma y además, que se la compra con el presupuesto familiar.

El presentador del programa no dudó en insistir con el tema en cuestión y le preguntó sobre el modelo que llevaba Michelle Obama. “Esto es un conjunto que inventé con ropa comprada en J. Crew”, contestó la aspirante a primera dama. Obama se refería a la tienda online, donde había adquirido la blusa, falda y jersey amarillos que llevaba para la ocasión. Asimismo, añadió: “Puedes conseguir cosas buenas y baratas a través de Internet”.

Obama concluyó que ella y su marido tenían una política de moda bastante clara: utilizar su propio dinero en comprar su ropa.

En fin, quizá esta familia le salga barata a los americanos. Si se pagan de su bolsillo los uniformes políticos, quizá también tengan pensado cubrir los gastos de la gasolina del coche oficial, las comidas en las reuniones de trabajo…