El presidente de EEUU, en chanclas

Como cada año, la familia Obama pasa las festividades navideñas en Hawai. Allí, sus vestimentas se relajan y, por eso, si en 2009 pudimos ver al presidente de EEUU presumir de cuerpo en bañador, en 2011 se lo ha retratado con chanclas. En cambio, el vestuario de Michelle ha generado una gran controversia en su país por el coste de las piezas. Aunque no se tratan de estilismos nuevos, acusan a la primera dama de insensible por hacer gala de su ostentoso armario mientras tantas familias americanas no pueden hacer frente a los gastos de fin de mes.

Barack Obama, con chanclas, acompaña a sus hijas a la playa.

 

En solo dos ocasiones se ha podido retratar a la primera dama durante sus vacaciones. Para un oficio religioso, recuperó un sencillo y elegante vestido blanco de la diseñadora francesa Sophie Theallet , comprado en 2009 por unos 2.000$.

 

Aunque la imagen podría resultar entrañable, la falda de Comme des Garçons de 950$, que luce Michelle Obama, tampoco ha gustado.