CAPAS

Volvemos a Chile: Ximena Rincón

Lo prometido es deuda. Hoy hablaremos de la ministra secretaria general de la presidencia del gobierno de Michelle Bachelet. Destaca en Chile por ser una de las mujeres más atractivas del panorama político y eso, en un mundo y un sector profesional tan machista como el nuestro, no siempre resulta positivo. Pese a todo, se trata de una mujer segura de sí misma y poco le afectan los comentarios mal intencionados por su gusto por la indumentaria y su cuerpo. Posee un buen físico y le agrada lucirlo. El único problema es que algunas veces abusa de los accesorios y satura. Veamos…

PD. Todo mi respeto y admiración por Chile. Aclaro esto porque la última vez que hable de este país, me llegaron algunos mails de personas descontentas con mis comentarios, según ellos, “imperialistas y colonos”. Lamento profundamente si con estos posts ofendo a alguien y pido disculpas. Desde España no estamos, y seguramente nunca hemos estado, en posición de dar lecciones a nadie. Simplemente es mi humilde opinión. Si siguen mi blog y mi trabajo sabrán que acostumbro a ser mucho más crítica con mis compatriotas (y creo que con toda la razón).

CRUZ

Le encantan los vestidos ajustados y se los puede permitir. Su mejor complemento es su físico, así que mejor no acaparar la estampa con estampados ni con mil accesorios.

TIPAZO

Además del tipazo que tiene, su melenaza también llama la atención. Con mechas rubias que ayudan a suavizar el gesto serio (imprescindible en política), lleva el pelo siempre perfecto. Seguramente le favorecería algo más corto, pero como lo luce cuidado, nada que objetar.

JOYAS

Aquí un ejemplo del “too much”. El vestido amarillo, las uñas de rojo, dos anillos, dos pulseras (cada una de su madre y de su padre) y un reloj que no pega con nada. El recurso de la cruz, Rincón es democristiana, lo utiliza a menudo.

Le encanta lucir sus largas piernas con faldas por encima de la rodilla y destacarlas con medias sexys.  Otra vez, “too much”: es mejor que solo sea un único elemento el que distraiga (o atraiga) la atención. Puede llevar ese tipo de medias pero entonces la falda debe ir dos centímetros por debajo de la rodilla, como mínimo.

 

 

 

 

PIERNASMEDIAS2 MEDIAS

 

Si le quitamos los pendientes y el blazer y le dejamos el vestido con el pañuelo, mucho mejor. Imposible concentrarse con tanta información.

CAPAS

Definitivamente gana cuando apuesta por la sencillez. A la belleza no le hace falta adornos (y menos esos aros….)

CAPAS2

Definitivamente, el mejor complemento de la belleza natural es la sencillez. Para muestra esta fotografía.

TRENCA

bacheletreina

Cena de gala para Bachelet

Los reyes recibieron ayer por la tarde a la presidenta de Chile y ofrecieron un festín (la clásica cena de gala pero con conciertillo incluido) en su honor. Aunque Letizia sigue erre que erre con eso de mostrar su brazos, por lo menos ayer noche descansó de Felipe V(arela) y optó por un Carolina Herrera. Repasemos a los demás invitados.

bacheletreina

pastor

Considerable el efecto wonderbra de la ministra Ana Pastor. La torera es muy mona y el broche (distinción chilena y el mismo que el de Letizia y Felipe), por una vez en una política española, me parece adecuado.

Rosell

Hay gente, que solo con sus pintas, ya te están advirtiendo que no son de fiar. Quizá me equivoque, pero a mí la imagen de este hombre me provoca un rechazo terrible.

chacón

Ui, Chacón… De verde esperanza. No sé si ya os habré comentado que la novia de Pablo Iglesias me recuerda muchísimo a Carme. Ese tono quejica, victimista, regañino que me saca de quicio se ha convertido en tendencia :(

cifuentes

Tal vez, para una fiesta veraniega en Ibiza, hubiera estad bien. Pero para una cena de gala, al vestido de Cifuentes le faltaba algo.

duranilleida

Duran i Lleida y sus gafitas de colores.

patriciabotín

Patricia Botín. Las mangas de transparencia, no sé yo.

rosadiez

Rosa Díez en su línea “quesenotequehevenido”. Lo que más me ha impactado es el taconazo (o andamio, no sé bien cómo calificarlo). Me hubiera encantado verla andar con eso;)

alvaro2

Aprendiendo de Chile

Siempre es un placer hablar de un país tan bello como es Chile. Y como acostumbro a recalcar en todas mis conferencias, es mucho lo que tenemos que aprender respecto a estrategias de comunicación política de los países latinos (en estética diplomática nos llevan años luz de ventaja). Por eso, hoy nos detenemos en dos miembros del gobierno actual

Me presentan al ministro de interior como al hombre más elegante del ejecutivo pero entre el apellido (Peñailillo) y el aire a Peña Nieto, la verdad es que sus trajes hechos a medida por el sastre más cotizado chileno, Sergio Arias, no consiguen el efecto deseado para un político (lo mismo que le sucede al presidente mexicano). Además, Rodrigo Peñailillo va excesivamente repeinado. La perfección forzada cansa, molesta y crea sospechas. Mejor cuando su atuendo luce algo descuidado porque se le ve más auténtico, más real y menos distante.

rodrigo2     rodrigo1

 

En cambio, Álvaro Elizalde, ministro secretario general, le falta justo lo contrario: sacos a medida y perfección en corte, tejido y calidad de cada pieza para contrarestar sus grandes (agresivas) facciones. Sin embargo, sí quiero señalar lo bien cuidado que lleva el cabello blanco (ni siquiera intenta disimular su alopecia como harían muchos diplomáticos españoles) y la barba. Es un hombre atractivo con unos ojos preciosos y podría sacar mucho más partido a su imagen.

alvaro    alvaro2

 

PEDRO SÁNCHEZ (PSOE) SE REUNE CON MILITANTES PSN EN PAMPLONA

Que se mueran los feos

PEDRO SÁNCHEZ (PSOE) SE REUNE CON MILITANTES PSN EN PAMPLONAOtra vez, el aspecto de un candidato centra el debate político. Pedro Sánchez, apodado “el guapo”, ha recibido los mismos ataques injustificados que otros representantes públicos por el hecho de haber sido bendecido con un físico agraciado. Y como en todos los demás casos, resulta curioso observar que los comentarios más maliciosos provengan de sus propios compañeros de partido. ¿La belleza está reñida con el liderazgo o es que la envidia también afecta a la casta política? BSO Que se mueran los feos

Recuerdo un estudio que se hizo con bebés que demostraba que los recién nacidos, a pocas horas de llegar al mundo, ya se sentían más atraídos por los rostros que su entorno (sociedad) inmediato consideraba bellos. Y aunque sepamos que la belleza es algo totalmente subjetivo, es cierto que la energía (seguridad) que desprende el que se considera bello es mágica y hace guapo al más feo. No obstante, en determinadas situaciones el atractivo puede llegar a resultar perjudicial. Y por la cantidad de descalificaciones que en política se han oído siempre del que luce con encanto (y
me remonto a la Grecia de los sofistas), cualquier diría que la gobernabilidad de un territorio sea incompatible con la belleza de su líder. Así que aunque los prejuicios sean políticamente incorrectos (rubia, tonta; guapa, tonta; presumido, tonto; sonriente, tonto…), al final son los que nos guían. En la carrera por representar a los socialistas galos en las presidenciales de 2007, los aspirantes masculinos no dudaron en tratar de desacreditar a Ségolène Royal basándose únicamente en su apariencia: “Las presidenciales no son un concurso de belleza” y “no podemos reducir las elecciones a una pugna por ver quien lleva el mejor look”. Edu Madina, hastiado lógicamente de que le recuerden el sex appeal de su rival y, todavía peor, de que le recriminen la ausencia de toda sensualidad en su ser (consejo gratis: debería dejar de vestir como un adolescente. Se puede ser moderno y jovial sin parecer Daniel el travieso en plena pubertad), no debe caer en el mismo error que sus camaradas galos cometieron con la actual ministra de ecología de François Hollande (una bestia que de tanto andar con bellas dejó de comer chocolate para instalarse en el Elíseo).

En Chile, acusaron a Camila Vallejo de poseer una belleza endemoniada. De Adolfo Suárez se repitió hasta la saciedad (hasta hacerse verdad) que ganó las elecciones gracias al voto femenino. Los responsables de campaña del PSOE, retiraron los carteles electorales de Trinidad Jiménez vestida con una chupa de cuero por considerarla “demasiado guapa”. (…)

 

 

ségolène royal      suarez    camilavallejo

 

Demasiado bueno para ser verdad

Dicen que los prejuicios y clichés nacen siempre a causa del miedo y el temor que nos produce lo desconocido. Quizá la intransigencia política con la belleza tenga más que ver con el hecho de que la perfección hace poco creíble al candidato. Por eso, nos hicieron partícipes de que Kennedy tenía una pierna más corta que otra o que Barack Obama tira los calcetines al suelo cuando se mete en la cama. Vamos, una forma sutil de decirnos que pese a la imagen idealizada como presidentes de EEUU, eran de carne y hueso. Y eso que los americanos, norte y sur, como nos llevan años de luz de ventaja en comunicación política no verbal andan ya más acostumbrados a mandatarios de portada de dominical; pero aún así, ¿a quién no le crea desconfianza, en los tiempos que vivimos, algo que reluce en exceso? El presidente mexicano Peña Nieto, con su tipín tan medido, lo tendría complicado en España. Y no es una suposición porque ahí tenemos el ejemplo de lo que le costó llegar a la Generalitat de Catalunya al president Mas. Caricaturizado como el príncipe de Shrek (guapo: malo), el líder de CiU poseía una imagen demasiado americanizada para el electorado catalán; ahora que lleva las gafas y se está quedando calvo, mucho mejor. Por esta regla de tres, pensaréis muchos, Miquel Iceta arrasará en las próximas elecciones. Tampoco es eso, a los de belleza despistada se les exige, por lo menos, unos mínimos de elocuencia y arte en la oratoria (no me preguntéis por el caso de Rajoy, ahí aplicamos otra regla: de lo malo, lo mejor -¿o era lo peor?- ).

Por no alargarme más, no condenemos a la belleza en política. De momento, ya nos han ofrecido mucho más de lo que cabía esperar de la clase política actual;)  

kennedy  obama

peñanieto  mas

 

cfkmichellepor

CFK insiste con el medio luto en Chile

Hoy se celebra la toma de posesión de Michelle Bachelet. Con este motivo, llegaron a Santiago de Chile durante toda  la jornada de ayer numerosos mandatarios y representantes del resto del mundo para acompañar a la presidenta electa y despedir al presidente saliente. Entre los invitados a la ceremonia, estará Cristina Fernández de Kirchner que nada más arribar a Chile fue recibida por Bachelet. La jefa de estado argentina, que sigue apostando por el medio luto, estaba divina en plan lady dior total y con su magnífico collar. La chilena se decantó por un vestido azul y su sempiternas perlas de la suerte a juego con los pendientes. A ver qué modelo escoge dentro de unas horas para asumir el poder.

 bacheletkirchner