garzóngris

De Cayo Lara a Alberto Garzón

Ayer Cayo Lara anunció que no se presentaría a las primarias de IU que se celebrarán el próximo mes de febrero. Esto significa vía libre para el “pipiolo” Alberto Garzón. Aunque se agradece una renovación generacional en el panorama político nacional (Casa Real, PSOE, IU, Podemos, Ciutadans…), sería interesante que el cambio no solo se refiriera a la edad sino también a otro modo de hacer y de vestir. Y en este sentido, me preocupa que Lara se perciba estilísticamente más moderno que Garzón.

garzóntshirt2

También se lo criticaba a Lara (y a los pseudoasesores que le obligaban a hacerlo), pero que un chaval que es más joven que yo sea capaz de tapar su reclamo con una americana… Por ahí no paso. O echas pecho defendiendo la camiseta o nada.

garzóntshirt

Y que si es cuestión de frío, pues una camiseta o camisa debajo de la camiseta pancarta. Además, existen más chaquetas que una americana clásica…

gafas

Aunque las gafas suelen ser siempre un buen accesorio político, en su caso producen un efecto poco aconsejable (más que madurez, se lo descubre como un niño repelente).

garzónseñorito

El mismo efecto con este abrigo de botonadura doble…

 

garzóncuello3

Tan poco favorecedor resulta un político con una camisa abrochada hasta el último botón, como uno que enseña el pecho lobo (equiparable al escote femenino).

garzóncuello

Le faltan las cadenas de oro;)

garzóncuello4

Y no se soluciona con una bufanda (si a eso se le considera una bufanda)…

sincuello2

Mejor prendas sin cuello y mejor prescindir de esas “bufandas” (por llamarlas de alguna manera).

sincuello

Atención a la diferencia con esta camisa sin cuello. Le sienta genial (pero habría que abrochar un botón).

garzóngris

un jerséy precioso sin cuello alto… maldita pseudobufanda… Para el tema bufandas, fulares, pañuelos (…), habla con Cayo. 

garzón

Definitivamente, debería apostar por este tipo de prendas superiores (camisetas cuello redondo y jerséis).

cayo

Cayo Lara y el juego del pañuelo

Si hace unos días, la comparecencia del líder de IU ataviado con un pañuelo palestino nos dio la oportunidad de escribir sobre este accesorio, hoy, a raíz de otra imagen protagonizada por Cayo Lara, me gustaría reflexionar sobre los símbolos y su credibilidad. Si el lunes Lara portaba su kuffiya echado sobre los hombros para denunciar ante los medios de comunicación”el genocidido” de Israel sobre Gaza, el martes desapareció el pañuelo ( no llevaba su reivindicación). Tampoco se lo colgó el miércoles ni el jueves. Incluso ayer, al inicio de su reunión con el embajador de Palestina en España tampoco se le vio adornado con él. Pero minutos más tarde, cuando volvía a aparecer ante las cámaras para dar cuenta de su encuentro, el palestino regresó a sus hombros…

No dudo de los ideales de Cayo Lara, pero sí es cierto que este “juego del pañuelo” resulta desconcertante y puede llegar a considerarse un gesto indumentario poco honesto. Y es que el grado de interés y compromiso de un líder en la defensa de una cultura  o etnia se percibe según si el atuendo se debe a  una elección fiel -a lo largo de su trayectoria (aquí, el conflicto) casi siempre se le ha distinguido por este tipo de vestimenta- o si, por el contrario, se trata de una utilización pasajera puntual -solo para hacerse la foto, alcanzar o asumir el poder- propia de demagogos (o “populistas”, aunque prefiero no usar este segundo concepto).  Otro señal de complicidad se da en el nivel de exotismo de la indumentaria en cuestión. Es decir, mientras un estilismo completo suele indicar que la persona está totalmente implicada en subrayar sus intereses contraculturales , el individuo vestido de modo convencional y que solo acepta pequeños accesorios demuestra una sensibilidad claramente inferior. 

Por supuesto, y antes de que me presentéis una larga lista de ellos, todos conocemos líderes que aún cumpliendo estas reglas indumentarias de fraternidad con el símbolo, pertenecerían al grupo de “populistas”. Sin embargo, en todos ellos (desde Chávez a Gadafi, pasando por Stalin) otras incoherencias en su lenguaje del vestir siempre acaban delatando la falsedad de su imagen. Y es que resulta mil veces más complicado mentir con la ropa y la comunicación no verbal que con la palabra.

IMG_0978

Cayo Lara llegó a la reunión con el embajador palestino sin la kuffiya.

IMG_0979

En el despacho en el que se dio el encuentro entre el líder de IU y el embajador de Palestina, había una mesa con varios pañuelos palestina en plan merchandising.

IMG_0980

Al finalizar la reunión y para aparecer antes las cámaras, Lara ya adornaba sus hombros con un palestino.

 

cayopalestino

Otra vez el palestino vuelve a estar de moda

Hace un mes y medio, en una entrevista me preguntaron si el palestino volvería a estar de moda entre la clase política. Mi respuesta fue la siguiente: “Desgraciadamente, me temo que sí.” Y no porque me desagrade este pañuelo que Yassir Arafat supo convertir en símbolo de la lucha de su pueblo, nada de eso. Simplemente porque cuando a los pocos que lo lucen permanentemente y conscientemente se les unen muchos que solo se lo ponen para la foto cuando el conflicto armado con los israelíes se reactiva o cuando Zara (la moda) manda, la utilización del kuffiya se antoja ridícula.

PD. Vaya aquí mi condena a cualquier muerte o sufrimiento a cualquier persona o ser vivo. Y vaya aquí mi energía para que los ciudadanos palestinos e israelíes, que tanto anhelan la paz, convenzan a sus gobernantes de que esta pelea eterna e inútil debe acabar cuanto antes y para siempre.

 

cayopalestino

Hoy, tras colgar un tweet en el que comparaba a los judíos con los nazis (me parece tremendo que un dirigente político se atreva a sacar una conclusión tan pobre de un conflicto tan largo y tan complejo), Cayo Lara aparecía con una palestina sobre sus hombros.

 

yassirarafat

Fue Yassir Arafat el que consiguió simbolizar con este pañuelo la lucha palestina.

chavezpalestino

Y pronto se convirtió en accesorio para cualquier persona de izquierdas sensible a la causa palestina.

palestino

Sánchez Gordillo los tiene en todas las versiones posibles y nunca sale sin uno porque asegura que hizo una promesa al pueblo palestino: “Hasta que no acabe el conflicto, no me lo quitaré”.

trinidad

Otros, en cambio, el compromiso con los palestinos es puntual: por empatía o para posar en la foto.

 

camila

Y aunque entre los movimientos sociales antisistema, la kuffiya formaba parte del uniforme de protesta diario; al resto, fueron las grandes cadenas textiles las que nos lo metieron en el armario. ¿El culpable? Una colección de Nicolas Ghèsquiere para Balenciaga lo convirtió en un auténtico accesorio de moda. Nadie podía resistirse a lucir uno.

cospedalpalestino

Con tanta insistencia por parte del mundo de la moda, hasta algunos miembros de la derecha se confundieron y creyeron que la tendencia también sería válida para ellos… ¡Nada más lejos de la realidad! La que se lió en el PP cuando Mª Dolores de Cospedal se presentó a un mitin con una versión del palestino en lila. A sus compañeros de partido les sentó tan mal el pañuelo de su secretaria general que ésta, desesperada, negó que se tratara de un palestino. La explicación fue parecida a la “del dinero en diferido” de Bárcenas.

NI„OS GAZA

Los hay más listos. En 2009, Paco Camps customizó su palestina añadiendo una bandera de España. Fue para saludar a niños de Gaza enfermitos y que Valencia iba a procurar atenciones médicas. Por supuesto, no faltó la correspondiente foto. Pero entonces, desde la derecha no se oyó ni pío sobre la idoneidad del estilismo.

zpalestino

En cambio, una caída distinta tomó el palestino que unos jóvenes le colocaron inesperadamente a ZP en plena ofensiva israelí. A juzgar por la prisa que se tomó el ejecutivo socialista en desvincularse de aquel atavío -“se trata de una imagen no buscada”, alegaron- se asumió que el traje presidencial se daba de guantazos con el adorno palestino (o con cualquier símbolo que demuestre una declaración firme de intenciones).

papa

Pero hasta a Ratzinger le colocaron el palestino. Caro que el papa ya lleva por costumbre una “Kipá” (blanca) y así los judíos también quedaron contentos;)

 

Nota: He retirado una fotografía de la reina Letizia luciendo un pañuelo palestino porque una seguidora de PyM me ha advertido de que la imagen seguramente estaba trucada. Aunque creo haber visto a Letizia, cuando era princesa, con una versión comercial de la Kuffiya no he encontrado ninguna imagen que lo demuestre, así que he decidido prescindir de ella. Disculpadme y muchas gracias a Laura por su ayuda.

suarezcayoduran

Despropósitos no verbales en tres días de luto oficial

Lamentablemente en estas últimas semanas estamos asistiendo con demasiada frecuencia a demasiadas despedidas. La última, la celebrada ayer tras el fallecimiento el domingo del ex presidente Adolfo Suárez. A sabiendas de que el próximo lunes está programado el funeral de Estado en honor a uno de los artífices de la Transición, comentamos algunos despropósitos en protocolo,  indumentaria y comunicación no verbal captados en estos tres días de luto oficial y que a nuestros dirigentes les convendría corregir cuanto antes.

1. Previsible. El protocolo de luto, como cualquier otro tipo de protocolo, es y debe ser siempre previsible. Las tradiciones son las que son y hay poco margen para la originalidad o el destaque. De hecho, lo recomendable es pasar inadvertido y que las emociones sean las verdaderas protagonistas, tal y como comentamos hace no mucho. Con todo, el dress code -por lo menos en Occidente- exige teñir la corbata de oscuro (el traje, entre los dirigentes hombres, casi siempre lo es). Sin embargo, en el resto de la comunicación no verbal aplicada a un momento de pérdida-que no se refiera a lenguaje corporal o indumentario- lo previsible puede acabar antojándose “intencionado” en el peor sentido de la palabra. Por ejemplo, el mensaje del rey tras hacerse público el fallecimiento de Suárez era lo que cabía esperar e inconscientemente fue aprobado socialmente. Ahora bien, recurrir (como hace tantas veces en el mensaje de Navidad para destacar un tema de actualidad) a la famosa fotografía de él y Suárez caminando de espaldas y abrazados para ilustrar en el plano su relación con el difunto resulta casi infantil comunicativamente hablando. Hay otros recursos que podrían ser explotados y que aportarían mayor credibilidad al monarca.

suarezreymensaje

2. Respeto. El término es tan complejo que a veces no se sabe bien como enfrentarse a él. Pero ante el féretro de un hombre que hizo de este concepto su bandera, cabía esforzarse. No  se entienden entonces las corbatas torcidas de casi la totalidad de los ministros del gobierno al presentarse delante del ataúd de Suárez ni tampoco la minifalda de Ana Mato y Fátima Báñez (el tema del largo de la falda en la vestimenta de luto es demasiado delicado para que dos ministras supuestamente conservadoras se lo salten a la torera. Además, existe la opción de optar por el pantalón, tal y como hicieron maravillosamente bien las hijas del ex presidente). Por otra parte, después de que Gallardón se santiguara ante el féretro, los demás ministros (salvo dos o tres excepciones) empezaron a emularlo pese a que es público y notorio que ellos no comparten las creencias del responsable de justicia. Así, algunos de estos miembros del gobierno han querido justificar su repentino acto de fe explicando que lo hacían por respeto a la religiosidad profesada por Suárez. Otra vez se confundió el significado de la palabra “respeto” y más el respeto que defendió el líder de UCD y CDS: comprender sin imponer. Hubiera bastado con bajar la cabeza levemente.

suarezanamato

 

3. Sonrisas y lágrimas. Muchas veces sucede que en medio de un velatorio se entona una carcajada. Algunos estudios afirman que la risa es, como lo puede ser para otros el llanto, una descarga emocional totalmente necesaria en un momento de dolor. También es cierto que cuando la persona que se va es anciana es más fácil haber asumido su ausencia y la familia y los amigos están dispuestos de una actitud más serena (aunque obviamente la pena se lleve dentro). Las risitas de algunos líderes de la oposición e incluso de los ex presidentes (provocadas sorprendentemente por las gracietas de Aznar) quizás estaría bien disimular. Aznar y González prefirieron corbata lisa y oscura. Zapatero habría estado mejor prescindiendo del dibujo de la suya.

 

 

suarezexpresis

Los más papistas que el papa se lanzaron a criticar la ausencia de lazo en el cuello de Cayo Lara (últimamente ya una costumbre en el líder de IU que celebro), pero nada dijeron sobre el hecho de que Duran i Lleida decidiera buscar entre sus contactos y hacer una llamadita. Teléfonos o Ipads quedan prohibidos en el lugar del velatorio. Si uno no se puede resistir al enganche tecnológico, lo correcto es salir de la sala.

suarezcayoduran

4. Discrección. Recalcamos de nuevo este punto porque hace un par de semanas ya advertimos que la cartera de mano XL de Viri Fernández, esposa de Rajoy, era excesivamente grande para un funeral (en aquella ocasión se celebraba el aniversario del 11M) y también señalamos que no era ni el momento ni el lugar para innovar con el peinado, ya que a la Infanta Elena le dio por imitar el estilo de Yulia Tymoshenko. Pues nada, otra vez los mismos pecados.

 

suarezinfantaelenaviri

 

5. Ofensa. Algunos acusaron a Artur Mas de instrumentalizar con sus palabras la figura de Adolfo Suárez en pro de sus deseos soberanistas. A otros nos chocó como destacaba su americana gris y su corbata rayada azulada en mitad de un Congreso teñido de luto riguroso.

suarezmas

 

6. Sentimiento. Creo que uno de los que mejor supo expresar el  penar por la pérdida de Suárez fue el príncipe Felipe. No le hizo falta recurrir al discurso verbal, solo con sus gestos consiguió transmitir mucho más que algunos que se esforzaban en aparecer entristecidos frente a la cámara. Lástima que Letizia no comparta ese control de la comunicación no verbal: sus ojos siempre la traicionan.

PRINCIPES VISITAN LA CAPILLA ARDIENTE DE ADOLFO SUÁREZ EN EL CONGRESO

 

Tanto  los príncipes como la vicepresidenta del gobierno acudieron por la mañana del lunes al funeral en Bilbao de Iñaki Azkuna, el mejor alcalde del mundo. Letizia se protegió de la lluvia con una gabardina negra. S3, como le ocurre también a Mariano Rajoy, no sé aún porque extraña razón prefiere no ser captada con prendas de abrigo. El bolso era excesivo, la chaqueta demasiada larga para su estatura… Bueno, lo de siempre con la vice: el problema de la desproporción.

 

 

suarezprincipessorayaazkuna

 

rajoy1

El pelo de Rajoy recita Grecian 2000. Fin de la cita

Para los que no hayáis podido hacer el seguimiento de la comparecencia de Rajoy, recupero aquí los comentarios vía tuit y facebook que he ido colgando a lo largo de la mañana acerca de los atavíos de nuestros representantes. Fin de la cita.

Mientras Rajoy cita y cita, su pelo recitaba Grecian 2000. El presidente siempre comete el mismo error: teñirse el día antes de una fecha importante. Otro de sus permanentes fallos estilísticos es la inevitable corbata torcida.

Mientras Rajoy cita y cita, su pelo recitaba Grecian 2000. El presidente siempre comete el mismo error: teñirse el día antes de una fecha importante, algo que aún le resta más credibilidad. Otro de sus permanentes fallos estilísticos es la inevitable corbata torcida. Por cierto, ese gesto suyo de arrugar el entrecejo cuando está sentenciando es totalmente incoherente (¿no se cree sus palabras ni él mismo?).

Mª Dolores de Cospedal, varias veces citada en la jornada de hoy por la oposición, sigue tirando de blanco angelical. Rita Barberá, por si las moscas, también.

Mª Dolores de Cospedal, varias veces citada en la jornada de hoy por la oposición, sigue tirando de blanco angelical. Rita Barberá, por si las moscas, también.

Si alguien se aburría podía entretenerse jugando al ajedrez sobre la corbata de Duran i Lleida. Como es propio en él, gafas a juego con el resto de su estilismo.

El otro día lo cité como uno de los políticos mejor vestidos (basándome en la coherencia ideoestética), pero ese cuello desbocado de camisa de manga corta y esa americana que le obligan a llevar no le conviene nada.

El otro día lo cité como uno de los políticos mejor vestidos (basándome en la coherencia ideoestética), pero ese cuello desbocado de camisa de manga corta y esa americana que le obligan a llevar no le conviene nada.

Rosa Díez hoy iba de izquierdas, de ahí el suéter chandalero.

inte, Grecian  Rosa Díez hoy iba de izquierdas, de ahí el suéter chandalero.