Sí se puede gobernar por Skype

“Imagínese que yo estuviera ubicado en Lisboa. No se puede ser presidente de una comunidad viviendo en el extranjero”, sentenció hace unos días Mariano Rajoy sobre la posibilidad de que Carles Puigdemont sea president desde Bruselas. Lo dijo él, el presidente español que se pasó una legislatura gobernando a través de un plasma. “Con todo mi respeto, no se puede gobernar por Skype”, coincidió educada pero sorprendentemente Gabriel Rufián. La sorna del diputado de ERC, que parlamenta a golpe de tuit, se la rió y recogió el programa Al Rojo Vivo (La Sexta) que conduce Antonio Ferreras, padre entregado al periodismo y que durante el procés ha criado a sus hijos por FaceTime. Hasta José Montilla, president al que sería prácticamente imposible recordar si no fuera por la interpretación de Sergi Mas en Polònia, también defiende que “això (governar Catalunya) s’ha de fer des d’aquí”.

180105_PATRYCIA2

Por qué detestamos a Susana Díaz (y no es por ser mujer ni andaluza)

Hace un par de semanas, el ex presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, acusaba a Catalunya de machista y xenófoba al declarar que los catalanes “tenemos prejuicios con Susana Díaz porque es mujer y andaluza”.No había que exprimirse los sesos para desmentir al instante la suprema idiotez verbalizada por el socialista (no sólo por falsa, sino por un tremendo desconocimiento de los orígenes, sensibilidad y cultura de una gran parte de la población de este país): la jerezana Inés Arrimadas es la líder de la oposición del parlament de Catalunya y el cordobés José Montilla fue president de la Generalitat. Sin embargo, debo reconocer el gran rechazo visual y empático que provoca por estos lares la figura política de la presidenta andaluza y candidata a secretaria general del PSOE (Sánchez ha obtenido 6.058 avales en Catalunya y Díaz sólo 974) y voy a intentar explicar brevemente el porqué… SEGUIR LEYENDO

Wiki_susana_diaz

Respuesta no verbal de Rajoy en Onda Cero

Llevo todo el día en el coche y sólo había podido escuchar la respuesta de Rajoy en Onda Cero radiofónicamente. Ahora, después de visualizar dos vídeos distintos que he localizado en la red (diferentes planos), este es mi breve análisis no verbal de la anécdota (despropósito) del día.

1. Metódico. El presidente enumera las tres identidades de un catalán con los dedos (“un catalán hoy es catalán, español y europeo) y marca con una mano  (gesto característico de cualquier político para que nos concentremos en aquellas cuestiones que él determine importantes) el resto del discurso (“Lo que algunos pretenden pedirle a la gente es que renuncie a su condición de español y europeo. Es un disparate. Y sus derechos como españoles y europeos, ¿por qué tienen que perderlos?”). Sin embargo, el lenguaje facial (totalmente inexpresivo) no acompaña al mensaje verbal. Ni los ojos ni la boca demuestran pasión alguna por lo que está defendiendo. Es un mensaje estudiado y que repite por inercia, sin más.

2. Defensa y nerviosismo. Cuando Alsina le puntualiza (“La nacionalidad española no la perderían…”), Rajoy tiene los brazos cruzados (protección, defensa). Conforme escucha la reflexión del periodista, el presidente pone cara de sorpresa (se dilatan los ojos), aprieta el bolígrafo que esconde en una de sus manos (recurso para oradores principiantes…) y empieza a mover las piernas bajo la mesa (nerviosismo).

3. Derrota. Le llega el turno a Rajoy: debe decir algo pero no tiene respuesta. Abre los brazos (rendición, me ha vencido) pero su cerebro le impide rápidamente verbalizar la derrota y alarga un “Puesssssssssss....”. Resuelve el conflicto (desconocimiento) lanzando otra pregunta (“¿Y la Europea?”). Aprieta los labios (victoria, he sido capaz de rebotar la pelota) pero la satisfacción sólo dura una milésima de segundo…

4. Sorpresa. Alsina sí tiene respuesta. Rajoy frunce el ceño (reservas, desconozco esa información), sigue con los ojos dilatados (sorpresa) y agita todavía más la pierna. Alsina se da cuenta de que se acaba de merendar al jefe del ejecutivo español y se le empieza a escapar una sonrisilla (resabiada, pícara y maliciosa) que trata de ocultar (por respeto, es un invitado) mordisqueando un boli.

 

Ada Colau pasa de la 080bcnfashion

Ada Colau no ha asistido a la pasarela #080bcnfashion. Y aunque fue invitada a todos los desfiles, no se ha dignado en contestar. Y yo, que trabajé tres ediciones como coordinadora de la 080, sólo puedo alegrarme por la sabia decisión de la alcaldesa, pese a que sospecho que no fue una decisión muy meditada… Pero si quiere, le doy mil razones para no formar parte de ese circo bochornoso en el que la política catalana, con muchísimo dinero público, ha convertido un proyecto que nació con la intención de internacionalizar a los diseñadores independientes (nada de Mango, Desigual o Custo). Es más, le pasaré el teléfono de una de las personas que más sabe de moda en este país, Vicenç Mustarós, al que podemos considerar el líder de la PAT (Plataforma de Afectados por el Téxtil) y que acabó enfrentándose a la Generalitat (tripartit) él solito.  Read More