La foto que no queremos de Rajoy incluye bermudas

Yo que confieso abiertamente que me llevo mucho mejor con los caballeros que con las damas (según mi madre, es demostrable desde el día en que nací), llevo casi dos semanas hablando de ellas…. Así que vamos a buscar a una presa maculina… ¿Quién será? Mmmmhhhh… Leo en la prensa seria que los asesores del presidente del gobierno español andan preocupados por las imágenes que se puedan tomar de Mariano Rajoy este verano. Temen que una instantánea demasiado veraniega afecte a su popularidad (sí, más aún). Por eso, cambiará su apartamento a pie de playa por uno más discreto y le recomiendan que evite rutinas como pasarse por el Náutico, el Casino o los Toros. Yo apuesto a que se quede en su casa de Pontevedra leyendo un buen libro en el jardín (Política y Moda podría servirle para resolverle algún que otro disgusto durante la próxima legislatura) y, más que nada, huir de los objetivos que persigan este tipo de instantáneas. Ahora que la sanidad la tenemos que pagar dos veces, no es cuestión de que toda la población enferme de golpe.

El pasado verano, en precampaña electoral, Mariano Rajoy se dejó retratar de esta guisa (con bermudas) para la portada de la revista XL Semanal. Esas piernas lechosas no han dejado de perseguirme desde entonces.... ¡¡Arghhh!!