mendez

Y ahora Cándido Méndez de Ralph Lauren

Que estoy por regalarle un ejemplar de Espejo de Marx, ¿la izquierda no puede vestir bien? a cada uno de estos que se hacen llamar progres. Aunque con Pablo Iglesias ni así dio resultado y no se le ocurrió otra cosa  al líder de Podemos que pregonar a los 4 vientos que vestía de Alcampo (Auchan) como si tal cosa (como si el hecho de vestir sus ideas en una multinacional que confeccionó sus ropas en la fábrica téxtil de Bangladesh y en la que perecieron 1.038 personas no fuera con él). En fin, que ayer el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se reunió con los sindicatos para explicarles su intención de bajar el IRPF (no solo a los muertos de hambre también a los ricachones) y allí estaban los representantes del trabajador llano con sus atavíos “revolucionarios”: americana, camisa y hasta uno con corbata. Pero el secretario general de UGT, Cándido Méndez, quiso aportar un vestido más claseobrerista. Así se enfundó una cazadora al estilo Ahmadinejacket, salvo que la suya en vez de haberla adquirido en un mercadillo de Teherán a 5 euros llevaba la huella de un jugador de polo estampado en el pecho. Seguramente la pieza de la firma elitista estadounidense Ralph Lauren la sacó de El Corte Inglés, esa empresa española ecosostenible y de la que tan buen concepto preservan sus empleados. Tal vez, si su nuevo resbalón ideoestético se convierte en polémica como el que ocurrió con sus supuestos Rólex, otra vez vuelva a asegurar que la chaqueta y el polo que llevaba debajo se lo regalaron hace 25 años unos amigos… A ver si de una vez despierta la izquierda de verdad en este país porque, por el momento, su credibilidad indumentaria sigue por los suelos.

mendez

sindicatos

A ver, hay otras opciones de piezas que podría ponerse pero sí realmente le gusta llevar un polo y una cazadora, por favor, que elija prendas donde no sea tan evidente la marca… Y mira que en la camisa de su compañero de CCOO también se adivina una banderita en el boslillo de su camisa blanca…

ahmadinejacket

Ahmadineyad aseguraba que sus míticas cazadoras las compraba en un mercadillo de la capital a 5 euros. Quizá fuera mentira pero al no llevar la marca estampada en el pecho pues tampoco se podía decir que no fuera cierto.

sindicats

Además de las pintas zarrapastrosas, no debería haber algún otro elemento que distinguiera a los defensores del trabajador.

marcelino

Por si a alguien le apeteciera reflexionar. Aquí el gran Marcelino Camacho.

Hipocresía indumentaria

La reunión del presidente del gobierno con los agentes sociales parece haber ido bien según todas las partes implicadas. Y no me extraña porque todos han puesto de su parte, por lo menos estéticamente hablando. La ministra de trabajo, Fátima Báñez, ha acudido al encuentro de rojo; también el presidente de la patronal, Joan Rossell, ha apostado por el tono escarlata en su corbata; y los líderes sindicales de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, aunque en los últimos dos años tratan de evidenciar su lado más progre deshaciéndose del nudo, han acatado una vez más el traje burgués.

Toxo se manifiesta con polo Tommy Hilfiger

Si en 2010 el líder sindical de CCOO se manifestó con una bufanda de estampado Burberry, ayer lo hizo con un polo azul de la firma americana Tommy Hilfiger. El cuello reforzado de la prenda nos indica que se trata de un modelo de una colección anterior. Los polos Tommy Hilfiger tienen un precio de 69,90 euros y son fáciles de reconocer por la bandera azul marino, roja y blanca bordada en todas sus piezas. Si a Cándido Méndez le increparon al final de la manifestación de ayer por tomarse una caña en la terraza de un bar, Fernández Toxo debería escoger una indumentaria más modesta (el problema no es el precio sino lo que representa la firma -la identidad de la marca tiene una clara vocación elitista-) para bajar a la calle.

PD. La marca Tommy Hilfiger se ha visto en numerosas ocasiones envuelta en casos de explotación infantil en la India. Desgraciadamente, también Inditex. Os dejo un enlace sobre el tema.

 

Política y Moda en el 1 de mayo, ¡manifiéstate!

Manifiesto del vestir de izquierdas o cómo vestir para ir a una mani. Por ahí van los tiros (largos o cortos) y quizás el año que viene algún líder político y/o sindical tome nota de qué llevar o no llevar durante la jornada del 1 de mayo, el día de los trabajadores (desgraciadamente, pocos quedan ya).

Mientras Cándido Méndez opta por un look más obrero desde que surgiera la polémica por sus Rólex, Fernández Toxo aún se atreve a llevar americana en actos como éste. Por muy comunista que sea el rojo, el pañuelo así atado me recuerda a los San Fermines (como al toro, quizá sea su única manera de provocar al PP).

 

Soraya Rodríguez tampoco ha entendido que existe una vestimenta para cada ocasión. El traje de chaqueta con la camisa de color rosa palo y el collar estará muy bien para lucirse en el hemiciclo (o para disfrazarse de Sarah Palin) pero hoy no tocaba.

 

Rodríguez podría pedirle consejo a Elena Valenciano. Jeans, rebeca de punto, mochila y botella de agua (imprescindible). La camiseta hiperajustada es una seña de identidad de la socialista.

 

Pero si alguien sabe vestirse de izquierdas cuando toca, ese es Tomás Gómez. Para hoy, cazadora de ante marrón combinada con jersey de punto verde y camisa blanca.

El reloj de 30.000$ del patriarca de la Iglesia Ortodoxa rusa

Cuidado con los relojes… Si hace unas semanas hablábamos del supuesto Rólex de Cándido Méndez, hoy viajamos a Rusia para descubrir que el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kiril, presume de Breguet, un modelo que cuesta nada más y nada menos que 30.000$. El patriarca admitió en televisión que se trataba de un regalo y que jamás lo había utilizado porque no casa con su indumentaria. Como el líder sindical español, Kiril, que hizo votos de pobreza cuando tomó los hábitos de monje, aseguró que aquello era solo un montaje fotográfico. A las horas, la respuesta de algunos blogueros fue publicar una imagen oficial del Patriarcado de Moscú de 2009 que desacreditaba al religioso ya que este aparecía con el reloj de pulsera de la discordia.

Pero no acaba aquí la cosa… Sin quizás conocer los casos de Rachida Dati o Christine Lagarde en los que por milagro del photoshop desaparecieron sus lujosas joyas de la vista, a la Iglesia no se le ocurrió otra cosa que volver a publicar la imagen de la polémica esta vez retocada y sin el reloj. Pero la mala suerte volvió a delatarlos: se observa claramente el reflejo del peluco en el barniz de la mesa donde el patriarca apoya su brazo (jajajaja…).

El “milagro” del reloj comenzó a recorrer de manera muy animada los foros en internet, lo que obligó a la oficina de prensa del Patriarcado a declarar que una joven que trabajaba con el archivo gráfico lo había borrado por error con ayuda de un programa informático (qué triste culpar a la becaria… ¡¡¡Arghhh!!!).  Aunque no se han hecho más declaraciones a la prensa sobre el asunto, el diácono Alexandr Vólkov, número dos de la oficina de prensa del patriarca, citado por el periódico Novie Izvestia, reconoció que “no es costumbre nuestra fijarnos en el reloj que lleva el patriarca”. Pues en mi humilde opinión, deberían ustedes empezar a fijarse…