Guardiola 3 – Monigotes 0

En la final de la Carabao Cup del pasado domingo, además del resultado deportivo, había un morbo añadido: comprobar si, tras la sanción de la Federación Inglesa, Pep Guardiola volvía a lucir el lazo amarillo como había prometido el pasado mes de diciembre: “Si la UEFA, la FIFA o la Premier League me quieren sancionar por llevarlo, adelante. Pero ellos, especialmente los Jordis, están en la cárcel. Sólo pedían votar, no lo olvidéis. Lo llevo especialmente por dos personas que defendieron algo como votar. Para estar en prisión hay que hacer algo grave. Y mientras estén ahí tendrán mi apoyo”.  SEGUIR LEYENDO

180302_PATRY2

Chávez, Maduro con bigote

Sigo recordando la profecía de mi editor: “Querida, Chávez no llega al próximo libro”. Y la verdad es que quizás no se equivoque. El presidente venezolano ha confesado que el cáncer ha regresado y que debe someterse a una cuarta operación. Por lo que pudiera suceder, el revolucionario bolivariano ha intentado dejar las cosas bien atadas. Así, Chávez ha nombrado heredero de su causa al vicepresidente y ministro de exteriores, Nicolás Maduro, en caso de que su enfermedad no le permitiera volver a hacerse cargo del gobierno  -recordemos que es en enero cuando se celebra la toma de posesión y que si el mandatario no puede acudir al acto habría que convocar de nuevo elecciones. Siempre fiel al líder venezolano, Maduro, de complexión fuerte y grande, usa traje y corbata -salvo cuando la campaña obliga a enfundarse la franela roja- y su mata de pelo -cabeza, cejas y parte superior del labio- le distingue. No es por asustar, pero pocas veces el bigote en política ha sido benevolente. Veremos.

 

Lula se afeita la barba

Como al presidente venezolano, Hugo Chávez, a Lula de Silva el cáncer le ha obligado a afeitarse el pelo, pero también la barba. Adelantándose a los efectos de la quimioterapia por el cáncer de laringe que padece, su mujer ha sido la encargada de acabar con la mítica barba del expresidente brasileño y que lucía desde los años setenta cuando empezó su actividad sindical. Eso sí, el bigote y la sonrisa permanecen. Buena señal.

Uxue Barkos reaparece en el Congreso con un pañuelo

La líder de Nafarroa Bai  ha retomando su actividad política tras haberse mantenido retirada de la política durante unos meses al diagnosticársele un cáncer. Uxue Barkos ha subido a la tribuna del Congreso de los Diputados luciendo un pañuelo blanco con estampado floral en su cabeza (aunque no combinaba con el resto de su estilismo, sí aportaba algo de luz al “golpe de estado” visto hoy en la Cámara Baja en el que han sido partícipes PSOE y PP) y arropada entre aplausos. Si bien la peluca puede ser una opción legítima para los que sufren los efectos secundarios de la quimioterapia, el pañuelo, entre los profesionales de  la política, se describe más sincero.

Hugo Chávez: “La próxima vez estaré calvo”

La quimioterapaia en Hugo Chávez hace su efecto. Tal y como el propio presidente venezolano ha explicado, “se me empezaron a caer los mechones y enseguida pedí que viniera mi barbero y me cortara el pelo”. El mandatario incluso bromeó con el que definió como  “my new look” y pronosticó que dentro de unos días estará calvo como Yul Brynner. Pero antes de su cambio, el presidente y todos sus ministros quisieron ataviarse con un chándal y mostrar a su pueblo que tienen un gobierno con cuerpo y mente sana apareciendo en un vídeo practicando una tabla de ejercicios.