Campaña de fe y penitencia

Coinciden los analistas políticos en describir esta campaña como la de las emociones. Lo dicen en sentido peyorativo. Y no solo porque la hayamos padecido en Semana Santa (en tiempos de fe y penitencia), no. Ese tono de denuncia y pesar viene dado porque socialmente conferimos mayor rigor a la razón que a los sentimientos y debido a que a alguien se le antojó asociar maliciosamente emoción -cualquier emoción- con populismo. SEGUIR LEYENDO 

Captura de pantalla 2019-05-02 a las 10.26.04

Bruni: “En campaña espero ser una ventaja para él”

La primera dama gala está dispuesta a cumplir con sus obligaciones de esposa de presidente, también en campaña electoral. En una entrevista realizada a principios de semana y no emitida hasta horas después de que Bruni diera a luz a Giulia, la mujer de Nicolas Sarkozy anunció su propósito de implicarse de forma contundente en los comicios de 2012. Gracias Carla, nos haces très contents.

“Nunca he hecho campaña antes, no sé lo que debe hacer una esposa. Creo que se elige al candidato, no a su pareja. En Estados Unidos las mujeres participan mucho (…) pero Francia es otro país, con tradiciones distintas”, reflexionó Bruni sobre su labor de first lady en el programa televisivo.  Sentada y vestida de negro, la cantante y ex modelo no negó que esperaba ser “una ventaja para su marido” durante la campaña electoral.  Pero también confesó que no le corresponde a ella juzgar la influencia que pueda tener sobre Sarkozy, del que dijo que, como ciudadana, quiere que se presente de nuevo a la presidencia.

 

Consejos para Collboni

La campaña electoral del PSC ya está aquí. Ayer, el presidente Montilla presentó a su nuevo equipo. Entre ellos, el cambio más destacable, Jaume Collboni como director de campaña. Queda así por el camino el número dos de los socialistas catalanes José Zaragoza, artífice del “Fets i no paraules”. La orden está clara en Catalunya: la caza a los peperos ha terminado (nunca sabes con quién vas a tener que pactar y más en estas elecciones).

Por ello, Collboni –joven de 40 años, facciones atractivas (para en lo que en política es costumbre) con barba canosa de días (que ayer en la presentación lamentablemente se había afeitado. ¡No, no… error! La barba te queda bien, no te dejes influenciar por los consejos de la abuela ni de las viejas glorias…) y una pizca de chulería- apuesta por una campaña menos violenta en la que se confronten modelos y no personas. Además, de hechos y palabras, Collboni podría darle algún consejo al presidente de la Generalitat en lo que a estilismo se refiere para enfrentarse a esta campaña electoral. Sobre su uniforme político, hasta el momento, Collboni es reacio al uso de corbatas –algo que dentro de un partido como PSC es aceptable-, apuesta por camisa y americana con tejanos (aunque ayer durante su designación prefirió el traje). Y aunque este look rejuvenece la imagen del partido socialista catalán, con Montilla van a tener que ir a Lourdes. O bueno, otra opción, es contratar a Mónica Terribas para que le de un poco de cuerda al presidente catalán. Talleres de expresión o de cómo hablar en público, tampoco estarían de más. Como cantaba Rosario Flores, al presidente Montilla se le demanda “marcha, marcha, queremos marcha”.

¿Qué cambiaríais en la imagen de Montilla?

¿Qué os parece Jaume Collboni, nuevo director de campaña del PSC?

Jaume Collboni con barba

El nuevo director de campaña del PSC, sin barba