Antonio Baños, el transgresor

Acostumbrados a las camisetas pancarta de David Fernàndez, muchos andan aún despistados con las corbatas y los chalecos del nuevo líder de la CUP.  Pero para competir con el estilo pijiprogre de Romeva y el de sindicalista de Rabell, quizá el look de hombre antiguo del periodista y escritor  Antonio Baños sea hoy lo más transgresor.

1. El hombre antiguo. Por culpa de los hipsters, la magia del vintage ha perdido fuelle. Sin embargo, lo añejo (lo viejo, viejo) sigue teniendo cierto interés. Esas americanas de mil rayas, pañuelo clásico en el bolsillo (y no pseudopañuelos prefabricados cosidos en la americana que ha popularizado Albert Rivera) y terno completo (con chaleco) que lucían nuestros abuelos en fechas señaladas para no quedar en excesiva desventaja con el hombre pudiente, son lo más. En el caso de Baños, creo que el espíritu de Nin lo ha poseído. Eso sí, el fantasma reclama acudir a una buena sastrería para hacerse con trajes a medida.

2. La corbata. Alcanzado el objetivo de que la progresía se deshiciera de la soga al cuello que le había impuesto el capitalismo; en este momento, que un líder de izquierdas se ate un nudo es toda una transgresión (siempre que no se acompañe de un traje prefabricado deformado, que entonces sólo te quedas en socialdemócrata).  Ahora bien, si se va a lucir corbata, hágase bien. Llevarla aflojada por sistema, más que de intelectual bohemio, es de púber o de soltero borracho en una boda (ya lo dije, de púber).

3. El chaleco. Ya que los problemillas de Monedero con hacienda impidieron que acabara imponiendo esta pieza en el panorama político nacional, Baños podría diferenciarse entre tanto listo en las listas catalanas por sus hermillas. Bueno, y si se hace com un reloj de bolsillo, la bomba.

4. Las camisetas. No es su uniforme -como ocurría en el caso de su antecesor-, pero Baños también usa t-shirts. Sin embargo, no le favorecen. Cada vez que se enfunda una se antoja un hombre mayor tratando de hacerse pasar por un jovencito -y no es cuestión de edad ni de figura. Si se va de hombre antiguo, hay que ir de hombre antiguo hasta con los estilismos más informales. A lo más, camiseta imperio.

5. Las gafas. Lentes redondas de viejo profesor universitario. Da igual que carezcas de neuronas y cerebro (no es el caso), pero si tienes nariz y orejas para sostenerlas, te hacen parecer inteligente. No falla.

6. Los pelos. Aunque sea rala en algunas zonas, la barba casa con su estilismo. Pero debe tomar cuidado con las greñas y recortarse el pelo con frecuencia. Porque una cosa es ir de hombre antiguo y otra, de vendedor de enciclopedias de papel (obsoleto).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tsakalotos, el ministro multicolor

Efklidis Tsakalotos es el nuevo ministro de Finanzas griego y, a priori, podría antojarse como la antítesis personal de Yanis Varoufakis: tímido, tranquilo y discreto (dócil) frente a la seguridad, fuerza y chulería (poderío) de su antecesor. Pero Tsakalotos, como Varoufakis, no viste al uso y viene dispuesto a imponer su imagen de profe universitario de izquierdas. Pero que su look bohemio, desenfadado y cómodo no os engañe: pertenciente a una familia de pasta -de ahí que lo apodaran  «el aristócrata rojo»- sabe bien qué se echa encima. Utiliza tejidos como la pana, americanas desestructuradas, luce jerseis y camisetas bajo la chaqueta, se sirve de mochilas y bandoleras… Y como buen holandés, no le asusta nada el color.  Que tiemble el viejo uniforme diplomático occidental, Varoufakis ha pasado el testigo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nunca pensé que me alegraría tanto de ser una "unhappy girl"...

Las camisetas naif de Schez. Camacho

Es tremendamente complicado hablar en serio sobre cualquier aspecto de Alicia Sánchez Camacho (algo bastante funesto para la carrera de cualquier representante público). Pero en este post voy a intentar ser lo más constructiva posible con su imagen, de veras. Hace ya tiempo que la líder del PPC recurre a camisetas con mensajes (no confundir con las camisetas reivindicativas). Este tipo de piezas suelen encontrarse en las secciones de «teenagers» de las grandes cadenas de moda rápida. Suelen ser prendas sencillas con reclamos simpáticos y naif, en inglés o en francés. Y aunque muchos de sus consumidores no entienden el lema que llevan estampado en el pecho, otros recurran a ellas para expresar su personalidad, sus sentimientos, sus gustos o sus anhelos a simple golpe de vista.

Read More

VivienneWestwood

Julian Assange desfilará en la London Fashion Week

Aunque sigue recluido en su «pequeña prisión» en la embajada ecuatoriana de Londres, al fundador de Wikileaks siguen llegándole ofertas profesionales de lo más diversas. La última ha sido la de estrenarse como modelo en la próxima edición de septiembre de la London Fashion Week. Julian Assange lucirá piezas de la colección de Ben Westwood, hijo de Vivienne Westwood. Ya la mítica diseñadora le dedicó una edición de camisetas a Assange y se implicó por completo en su liberación. Sin duda, un buen reclamo mediático.

VivienneWestwood

Me importa un «Cotino»

Ayer vi el programa de Salvados dedicado al accidente del metro de Valencia. Me pareció muy significativo el gesto que hizo Juan Cotino con su corbata (se  echó la lengüeta hacia el hombro) al esquivar las preguntas de Jordi Évole. «Me importa un Comino», vino a decir la comunicación no verbal del presidente de las Cortes Valencianas… Este personaje es el mismo que tuvo la gran idea de prohibir las camisetas pancarta de Mónica Oltra en nombre del decoro. ¡¡¡Qué miedo me da la gente que emplea el término «decoro»!!!