Por qué te alegras (un poco bastante) de la detención de Rosell

Esta mañana nos hemos despertado con la detención de Sandro Rosell por blanqueo de capital. En las redes sociales se detectaba un cierto disfrute por la noticia, y no sólo por el deseo de acabar con la corrupción… Pese a ser el presidente del Barça más votado, nunca se supo el más querido. Falta de carisma y una imagen que, por o pese a sus esfuerzos por caer bien, crea antipatía.  SEGUIR LEYENDO

Captura de pantalla 2017-05-23 a las 14.52.23

Joana Ortega a la Fiscalía: «Dirty Lips Mood»

«Dirty lips mood». El mensaje de Joana Ortega, tras conocer que la fiscalía pide 9 años de inhabilitación para ella e Irene Rigau y 10 para Artur Mas por el 9N, lo ha transmitido a través de su camiseta al más puro estilo cupero. Y si parecía chocante la camiseta pancarta con lentejuelas (la carga sexual del contenido sorprende en una mujer que representó durante años a un partido democristiano), el resto del look no tenía desperdicio. Al abrir plano, pantalón pitillo con tachuelas y sandalias de cuña tamaño #comomecaigadeahíalalecheesconsiderable (también conocidas como «andamios S3″). Un horror que sólo tiene explicación si uno sabe que Joana Ortega ahora se dedica a la moda (tiene un showroom con un italiano) y eso en este país (da igual al que se refieran: Catalunya o España) sólo conlleva aberraciones estilísticas como la de la ex vicepresidenta. Ahora, tal vez Ortega sólo pretendía castigar visualmente a los poderes estatales… Pero si era ese el objeto, reto no conseguido: el horterismo de los Madriles es insuperable.

Si alguien quiere hacerse con la camiseta de Joana Ortega, aquí está el enlace (59,75€). 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

La maldita camiseta

El viernes acompañé a un amigo a comprar la camiseta de la Diada. Al llegar a la paradeta, tomé la prenda que estaba en exposición y giré la etiqueta (lo de leer la letra pequeña es recomendable con cualquier producto aunque no provenga necesariamente de un banco). No era orgánico, pero me alivió el 100% algodón. Sin embargo, al bajar la mirada descubrí el temido “made in Bangladesh”. Mi amigo captó mi rostro de estupefacción: “Què passa, Patry?” Solté la tela y le supliqué que, por favor, no se la quedara. “Puedes ponerte cualquier otra ropa blanca y funcionará igual”, propuse. El hombre que nos estaba atendiendo miró a mi acompañante tratando de comprender por qué un acto tan simple y habitual en el siglo XXI —consumir— nos estaba costando horrores. “La meva amiga diu que no l’agafi perquè està feta a Bangladesh”, le explicó. Y entonces el vendedor soltó la justificación que menos necesitaba oír en ese momento y que fue el colofón de mi supremo cabreo: “Nena, així surt més barata”.

Ocupé el resto de la tarde intentando hallar alguna otra razón, que no fuera la económica, por la que los organizadores de una manifestación a favor de la independencia de Catalunya (reivindicación de nuestra cultura, costumbres, instituciones, economía, creatividad…) no se habían decantado por alguna de las empresas ecoéticas (comprometidas con el medio ambiente y el respeto por los derechos de los trabajadores) instaladas en els Països Catalans (KM0) o en cualquier otro lugar del mundo en el que la explotación laboral no sea tan feaciente como lo es en Dacca… Ignorancia. Ignoran que la ropa low cost tiene fashion victims reales. Ignoran que exigir un nou país con una camiseta fabricada en Bangladesh (aunque la distribuidora sea catalana) es una incoherencia ideoestética que debilita los valores de respeto, empatía, justicia, libertad y solidaridad que siempre nos han caracterizado como pueblo. Ignoran que las camisetas (y más un básico como son las blancas) ya están hechas y que no es preciso fabricar bajo comanda. Ignoran que aunque en la web de la empresa belga con la que trabaja la distribuidora catalana ponga que utilizan “algodón orgánico”, si en la etiqueta de la prenda sólo pone “cotton 100%” es porque en esa prenda en concreto no se ha utilizado algodón orgánico (calculen, señores, una camiseta orgánica no cuesta 15 euros (cuesta, como mínimo, el doble). A la ANC le habrá costado 7€ aprox. La distribuidora se habrá quedado 2 y la empresa belga 3. ¿El transporte, 1€? ¿¿¿¿Y el trabajador?????? Ah, y no hemos descontado el rotulador que venía en el pack, ni la serigrafía…). Ignoran que las muertes en Bangladesh se dan en los talleres, no en los cultivos de algodón ecológico. Ignoran que hay personas que apoyan a la ANC pero que son sensibles a este tema; y que si tan seguros están del producto que han adquirido y vendido podían haber colocado una etiqueta en cada prenda presumiendo de valores éticos pese al «Bangladesh» (venga, os facilito más el trabajo de comunicación, basta con una nota de prensa informando sobre la cuestión). Ignoran que si el sector textil catalán les pone dificultades para faciltarles 500 mil camisetas, podrían formar una cooperativa con parados de larga duración o en riesgo de exclusión social para que crearan estas camisetas. Ignoran que en vez de una t-shirt (prenda de origen estadounidense), podríamos abanderarnos con uno de los calzados más sofisticados y que mejor nos identifican como es la espardenya artesanal. El mensaje del zapato de esparto con betas, además de un merecido homenaje al cartel de Pere Català, sería brutal y contundente: l’empremta d’un exèrcit de pau, un pas decidit i valent cap a la República catalana.         

Al día siguiente, un wasap de voz me despertó temprano: “Incendi a una fàbrica tèxtil de Bangladesh: de moment, 20 morts i més de 50 ferits   Gràcies per no permetre que comprés la samarreta”. Tras horas debatiéndome entre colgar o no un tuit de advertencia al respecto — intuyendo el linchamiento de algunos (los que no entienden que la crítica también sirve para mejorar, y serían capaces de defender hasta el “Qatar” en la camiseta del Barça) y la demagogia de otros (los que no se han preocupado en su puta vida de dónde está fabricada la ropa que consumen, pero que cualquier excusa es válida para atacar a los catalanes)—, llegué a la conclusión más cobarde: “¿Para qué?” ¿Sirvió de algo cuando señalaste a Pablo Iglesias por jactarse de vestir de Alcampo (Auchán) justo un año después de que 1.138 personas murieran sepultadas en una fábrica de Dacca mientras producían prendas para Indtitex, Mango, Corte Inglés, Carrefour y Auchán? ¿De qué sirve recordarle a algunos líderes de ERC y CUP que “Quechua” (más allá del exotismo del nombre de esta marca de Decathlon) tiene tantas garantías ecoéticas como cualquier producto de Zara? ¿De qué servirá hoy este post? Calla, no se te ocurra decir ni mu. #jaushofareu

PD. En los JJ.OO de 2012, la Casa Blanca tuvo que salir a dar explicaciones sobre por qué los uniformes que había diseñado Ralph Lauren habían sido confeccionados en China. La prensa y la opinión pública no demandaban la autarquía, sólo querían saber la estúpida razón (ahorrarse 5 euros de cada uniforme) por la que un símbolo que los iba a representar durante unas horas como país llevaba una etiqueta “made in China”.

Y quien no lo quiera entender, poco puedo hacer yo más. 

President por sorpresa

 

2016-01-10 16.07.08

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hiperventilando. Prometo que llevo horas intentando serenarme -«Patry, cálmate. Acaba de llegar. Hace unas horas no sospechaba que iba a convertirse en president de la Generalitat. Le ha pillado todo por sorpresa… Entiéndelo…»- pero lo del mocasín con traje #mequitatoaslasganasdeseguirviviendo. Y no sólo porque es un agravio a la elegancia (el mocasín es un zapato informal que sólo debe usarse con jeans o pantalones casuals) y a la sensibilidad estética (#maldulls), no. Los castellanos son una tendencia castiza madrileña (vaya, de algunos catetos de la capital del reino) y aquí, en teoría, se trataba de independizarnos y crear una (Cuqui) República Catalana… En fin, hasta unas espardenyes (aunque no sirvan para escalar el Everest) hubieran sido mucho más propias (e infinitamente más sofisticadas) para la ocasión.

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.11.14

Desmelenarse… La mata de pelo desgreñada (rebelde) no pega con el uniforme convergente que se empeña en autoimponerse con desgana. Tenemos dos opciones: 1) Cortar el pelo (en mi opinión, le favorece) y acatar la estética conservadora del partido (eso sí, con trajes a medida, camisas de calidad, nudos de corbata bien ejecutados…) 2) Desmelenarse. Atreverse con un look más bohemio y desenfadado (con el que se sentirá mucho más cómodo y podrá ser él mismo). La (Cuqui) República Catalana (CRC) precisa representantes valientes que apuesten por un Dress Code independiente. 

2016-01-09 18.38.55

Aunque se desmelene, habría que vaciar. Tiene mucha mata de pelo y le hace cabezón.

Paternalismo político Pese a la confianza y el afecto, despeinar (en plan #vamosmipequeñín) y pegarle una palmadita en la cara (#yaaprenderás) en público al que te va a sustituir en la presidencia no es lo más recomendable…

palmada

Sábado noche, Whastapp Forca y Simó (las más de la mesa)

-Tía, tía, tía…

-Què passa, tía?

-Demà inve…

-Queeeeeeeeeee?

-Sí, Puigde

-Uala, tía, que forti…

-Sí, sí… Tía, què ens posem…

-Blau estelada

-Einnnnn?

Blau klein, tía

-Ahhhhh….

-Quina risi, tía

– Oks

-Besis

-XOOO

image

Arrimadas haciendo amigos. Sí, vale. Amarillo y negro = taxi /Amarillo y negro = abeja Maya… Festival del humor, ¿eh? La americana (sí, lo de las damas de C’s de atreverse con toda la paleta de pantone para vestir es de análisis freudiano) le sentaba bien y el escote del top era ideal. Ahora, lo más entretenido no fue su vestuario. Lo más divertido fueron las caras que generó (minuto 1.58) en Carles Puigdemont (#notesoporto) y Helena Rakosnik (#pormichurriMATO). Lo de Leonardo DiCaprio con Lady Gaga en los Globos de Oro se queda en ná. 

2016-01-10 19.29.36

No es amarillo #soyindepesoyguay ni tampoco amarillo #CUP. Era amarillo bandera España, amarillo senyera Catalunya…

 

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.56.23

#meaburres

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.05.52

Absoluto desacuerdo #mestáscabreando

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.02.55

#tevoyacrugir

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.07.11

#esonomelodicesalasalidaguapa

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.07.31

#pormichurriMATO

Corbatas ¿Pero dónde narices compran esas corbatas? Cuando tengamos la CRC, quemaremos esa maldita tienda de corbatas horrendas.

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.41.19 Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.41.08

ERC Hombre, exultantes no se los veía. ¿Contentos? Tampoco. Más bien, #grises y apagadillos. Pero bueno, si hemos superado la etapa marrón/negro, pues ya es un paso.

ERCGRIS

Junqueras pensando en lo que él hubiera dicho si… Rovira pensando que lo que piensa Junqueras ni en sueños…

 

Anticuquis Albiol sostiene la espada láser (bueno, un boli verde) con la que intentará acabar con los cuquis. Además, se mete un bolígrafo en la boca (efecto #cuñaaaaao) y le demuestra a Puigdemont que el traje y los mocasines dominarán Catalunya (#nohopermetispresident).

2016-01-10 18.52.39

#yosoylalevy Esa delicadeza y exquisito refinamiento al sentarse con sus zancos a lo S3 y el floripondio que la consagra como gran dama del PP.

2016-01-10 18.52.13

 

#pecholobo en enero #nohaymáscomentarios

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.43.13

CuquiGabriel Ayer sí se agradecieron (y correspondían para tratar de suavizar la tensión) las sonrisas de la CUP -aunque se antojaran algo cínicas. El lema de la camiseta, genial: «Cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede«. En la bancada de JxS, sólo Llach, Romeva y Reyes aplaudieron a Gabriel. Mas no la miró (para mí no existes) en ningún momento de su parlamento. Aunque a veces es mejor que no te miren… Ojo a la miradita #anticuqui que le dedicó Albiol… 

gabrielaplausos

Cabeza y barbilla levantadas (satisfacción)

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.33.45

 

Chaleco rombos, a la hoguera Había idealizado tanto su regreso (terno gris ajustado con reloj de bolsillo colgando) que cuando vi esto, casi muero del disgusto… #cuquicortrencat

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.34.40

Mi #hombreantiguo parecía #unhombreviejuno

baños

Menos mal que después empezó a poner poses #cuquis y me fijé que se había cortado el pelo y  #cuquirecuperé a mi #loveBaños

baños2

Pero ese chaleco de rombos va a la hoguera, ¡ya!

CuquiSalellas Ja sé que no l’estimeu gaire… Pero ese jersey gris es apretujable y el detalle de la carmanyola con tarta de chocolate (#cuquifantaseando) para la hora de la merienda es mmmmmhhhhh (eso sí, el papel de plata es cancerígeno y muy contaminante)…

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 23.29.29

Las mejor vestidas Me alegra poder decir que, en esta ocasión, las mujeres iban mucho mejor vestidas que los hombres (y eso que ellas, por riqueza indumentaria, lo tienen siempre más complicado). Me gustó muchísimo Neus Munté (muy presidenta) y, por supuesto, adorable, como siempre, Muriel Casals. Lluís Llach, junto con Mònica Terribas, abandera ese estilo independiente que precisa la Cuqui República Catalana para tener una identidad de moda propia. Pero insisto, en el Parlament, hay que quitarse el gorrito #nocorreselriesgodequedardespeinado #respect

muriel  neusmunte

 

llach

Mientras, el jefe de los #anticuquis salía a leer (presidente, insisto; si lee, el mensaje pierde toda contundencia. Sólo tenía que memorizar dos frases… ) que vigilaría de cerca a los #cuquis. Después del vídeo de Fin de año, con Rajoy pasa como con Iceta: ya sólo te los imaginas bailando. Más ayer que lucía una corbata a lo Raphael. Y esto me va de perlas para cerrar esta crónica cantando: «Qué pasará, qué misterios habrá, puede ser mi gran noche…. Y al despertar ya mi vida sabrá algo que no conoce…»

2016-01-10 20.56.51