Íñigo Errejón y James Dean

Íñigo Errejón está a un cambio de imagen de James Dean (cosas que se le ocurren a Patry mientras escribe su tercer libro…).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

icetasanchez

Bella y bestia son

Pedro Sánchez y Susana Díaz acudieron ayer al Congreso del PSC en el que se oficializó a Miquel Iceta como primer secretario de la formación catalana. Mientras el nuevo líder del PSOE escogió para la ocasión su ya clásico atuendo informal (jeans, camisa blanca y zapatillas negras) para dejar aún más en evidencia, si cabe, el desarreglo de Iceta -americana oscura con camisa azul y pantalón beis y después (apuesto lo que sea a que durante el almuerzo se le cayó la comida encima), americana y pantalón oscuro con camisa rosa-; la presidenta de Andalucía confío de nuevo en una blusa de transparencias (tranquilos, llevaba top a juego debajo) manga mariposas -pese a que le pirran, no le favorecen nada- con la que parecía arropar al catalán (como una gallina a su polluelo). Y, bueno, allí estaba también Carme Chacón: de gris, como la vida misma.

icetasanchez

La bella y la bestia. Visualizar bien el estilismo de Iceta (por Dios, lo del pantalón no tiene perdón)…

psctodos

No nos distraigamos… Aquí con americana oscura, camisa azul y pantalón beis…

chacón

Y ahora, con camisa rosa y pantalón oscuro… Yo me puedo cambiar de ropa cuatro o cinco veces al día, según el momento y mi estado de ánimo. Pero a sabiendas de la fama (merecida) de zarrapastroso que tiene el nuevo líder del PSC, estoy convencida de que una mancha provocó el cambio de look de Iceta ayer. Por otra parte, excesivo el bronceado Miami de Carme Chacón…

díazmanga

¿Os acordáis de los osos amorosos…? El catalán y la andaluza coinciden en tono (rosita= rojo socialista descafeinado). Siempre que Díaz abraza a alguien aparece con esas mangas anchas… ¿será intencionado? Da un poco de agobio, parece que te vaya a atrapar bajo sus dominios. ¿Quizá lo haga porque la manga normal le tira de la sisa? Eso tiene solución: una talla más.

katesonrisa

Kate obedece a la reina e incorpora a Cartier en sus estilismos

Sensacional aparición de la duquesa de Cambridge en el día de San Valentín luciendo un vestido de falda lápiz azul (aunque cueste 225 libras, ya está agotado) de una de sus firmas preferidas: LK Bennett. La esposa del príncipe William, pese a estar sufriendo un supuesto cambio de estilo programado por la mismísima reina Isabel, se mostró ayer más Kate que nunca con su característico eye liner negro, su larga melena castaña suelta y su sempiterna sonrisa. Sin embargo, la pupila ha acatado  una de las principales indicaciones de la reina (por la que se le habría recomendado servirse en sus apariciones públicas de más accesorios de joyería) portando unos pendientes de amatistas, un colgante de diamantes y un reloj de Cartier (4550$). Con todo, los medios británicos recogen también el rumor de que el new look de Kate Middleton vendrá acompañado de un considerable corte de pelo. Se ve que a la reina no le gustan las de pelo suelto.

kate3ok

kate2ok

kate1ok

De la Vega niega haberse operado

En París (entre los españoles, claro) también se hablaba de eso: del cambio de look de la vice Vogue. Pero como si nos hubiera escuchado, este fin de semana, Mª Teresa Fernández de la Vega desmintió en Yo Dona que hubiera pasado por el quirófano.  Según ella, el milagro se ha producido con mimo, sueño y buenos alimentos. “He ganado algunos kilos, que en una persona de mi estructura, se notan muchísimo . Además hago deporte, paseo, en fin… Estoy mucho mejor”. Y sí que lo está, aunque muchos otros consideren que el cirujano de Elsa Pataky también ha contribuido a embellecerla. Y aún iré más allá para considerar que la ex vicepresidenta tiene como paradigma a Elena Salgado. La ex ministra de economía, con una delgadez muy similar, sirvió de ejemplo positivo para demostrar cómo se puede vestir bien en política. De la Vega está imitando la melena y los looks clásicos pero femeninos de su sustituta (aunque aún le falte mucho recorrido por andar).

Lógicamente,  recurre a la misma cantinela que sus colegas mujeres políticas y se lamenta de que solo se hable de su imagen, de lo superficial, y no de su proyecto en África, fruto del sexismo que aún rige esta sociedad. Vamos que, si Rajoy se tiñe mañana el pelo de blanco, íbamos a seguir hablando de la crisis…