Análisis visual de los carteles electorales Euskadi 25S

Iñigo Urkullu, EAJ-PNV

Acierto La apuesta valiente por la corbata. Que alguien de derechas (conservador) y que sabe hacerse medianamente bien el nudo comprenda que precisamente él no debe renunciar al accesorio por excelencia de la coquetería masculina. La cercanía con el elector ya se la presta el hecho de que se haya deshecho de la americana.

Error Urkullu aparece en mangas de camisa (un remangado dudoso nada sofisticado y que tampoco produce una sensación de “manos a la obra”) durante un mitin. Además, al apoyarse sobre una pierna lo que proyecta el lehendakari es cansancio. Con ese agotamiento, ¿será capaz de continuar cuatro años más?

Incongruencia Cansinos están también los de marketing político con el uso de la palabra “futuro”…  Siguiendo las indicaciones “mirar al futuro”, veo al mismo hombre de hace cuatro años que a su vez mira hacia no sé dónde (me habéis cortado la imagen y no se atisba horizonte alguno). ¿Qué futuro?

URKULLU

Arnaldo Otegi, EH BILDU

Acierto Camisa blanca = alma limpia. Mensaje subliminal que a Otegi le conviene transmitir muy, muy, muy mucho. Aunque no le sume votos (a los suyos se les antoja poco menos que Mandela), puede sumarle apoyo social (cercanía).

Error Desde la antigüedad, enseñar las manos es una demostración de que vas desarmado. Por eso, por lo que proyecta, a Otegi no le conviene nada ocultar sus manos en los bolsillos. Un político no puede despreocuparse de los recelos que despierta su apariencia y aunque considere que es una imagen manipulada y/o distorsionada, debe asumirla para poder poner remedio.  

Incongruencia Los colorinches son muy LGTB. Freud vería ahí salidas de armario y necesidad de restablecer orgullos… Cuando se disfraza de “político”, la chaqueta le queda grande (defiende muchísimo mejor el look informal).

OTEGUI-ZERO

Pilar Zabala, Podemos

Acierto Ella. Es una mujer de constitución y rasgos muy marcados (dureza, seguridad) pero el color de los ojos y la mirada dulcifica (empatiza) y compensa.

Error Saturación de información textual y corporativa, la imagen no respira. En vez de aprovechar la fuerza de la candidata la entierran bajo una franja excesiva de color morado y cantidad de texto, colocados sin ningún criterio. Agobia.

Incongruencia En Euskadi, en general, la gente viste bien. Zabala es elegante. Exceptuando a Beigas y Alejandra Fernández (En Marea), es de las pocas podemitas que proyectan una imagen de madurez mental. Y en vez de aprovechar el estilo de la candidata para defender un estilismo sofisticado y femenino de izquierdas, van y le plantan una aburrida americana azul marino, unos pendientes de perlas y una cadenita finita que no se ve dónde acaba pero que podría antojarse como una medallita de la virgen. Con este look tan conservador, más que de Podemos, parece la aspirante de cualquier partido de derechas. 

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-10-28-35

 

Idoia Mendia, PSE-EE

Acierto Por fin se han deshecho del dress code impuesto en las generales por el equipo de campaña socialista para las féminas y Mendia evita vestir de rojo para propagar su ideario.

Error Tras la crisis,  nada acertado presentar a un líder cruzado de brazos (inactivo).

Incongruencia El lema es “Juntos Batera (podemos)“, pero al conjunto de gente que acompaña a la candidata se lo ve disperso, alejado y borroso (fiel retrato de la socialdemocracia europea en general).

pse

Alfonso Alonso -PP

Acierto Mira al frente (sinceridad), al elector. Además, la cara de escolano siempre tiene su público.

Error La derecha tiene una facilidad pasmosa para, primero, criticar y, luego, seguir las tendencias estilísticas que marca la izquierda, sin entender que es mejor diferenciarse. Ahora toca deshacerse de la corbata. Uy, sí, seguro que con ese look tan progre convencen a algún despistado de Bildu o Podemos… 

Incongruencia “La voz que nos une”, reza el cartel. ¿Qué voz? Oigan, que esto es un cartel. Que verbalmente aquí no se escucha nada, como mucho se lee. Otra cosa hubiera sido la elección de “La visión que nos une” o  “La mirada que nos une”.  

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-10-36-32

Nicolás de Miguel – C’s

Acierto Como casi todos los candidatos de C’s, parece sacado de un casting. No es que sea algo positivo, pero así se les identifica como partido.

Error Ese cuello de camisa no es para llevar sin corbata. Por eso, pese a llevar acertadamente sólo un botón desabrochado, queda tan abierto.

Incongruencia Es fácil dibujar una sonrisa (falsa) con los labios. Lo difícil es que los ojos sonrían. En este caso, la mirada está triste y choca (anula) con el supuesto optimismo de la boca.

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-10-33-30

En el bolsillo de Lluís Rabell

Érase un hombre con la mano pegada a su bolsillo que acabó liderando la candidatura de Catalunya Sí que es pot. Escarbando en el interior del forro de su pantalón no anhelaba encontrar calderilla, sólo un refugio para camuflar sus emociones contradictorias. Y así Lluís Rabell se convirtió en un caso digno de estudio: un ser capaz de afirmar verbalmente mientras niega con la cabeza…

Incontinencia gestual El día de su presentación como cabeza de lista de Catalunya Sí que es pot ya advertimos esa gran orgía gesticular que lo caracteriza. Y cuando se enfunda la camisa roja, imposible no compararlo con Rubianes Solamente. Claro que en el humorista galaico-catalán, la incontinencia gesticular servía para ilustrar sus narraciones y en el caso de Rabell (debido el descontrol), para evidenciar su ansiedad.

Manos en el bolsillo; esto es un atraco Ocultar las manos (armas humanas) siempre provoca desconfianza y recelo. Cuando una persona las esconde en los bolsillos nos está diciendo que está inseguro, incómodo y/o que no está siendo del todo franco. Expresa falta de compromiso y participación. En el caso de Rabell, como no para de gesticular con cada centímetro de su ser, considera (inconscientemente) que si por lo menos mantiene las manos retenidas, evitará comunicar más de lo que desea (olvídense: todo comunica). Y como acostumbra a vestir jeans, muchas veces las manos no le caben en los bolsillos delanteros y opta por el de pecho de la camisa (contorsionando todo su cuerpo). Es un tic muy difícil de erradicar pero, por lo menos, que opte por prendas sin bolsillos.

Corte de manga Aunque la manga corta se asocie con el mundo sindicalista y obrero, ni Santiago Carrillo en sus multitudinarios mítines bajo el sol se la permitía. La manga larga arremangada es infinitamente más elegante que la corta y si es del tejido apropiado (algodón o lino) no da más calor.

#Pecholobo Empiezas con el despechugue (más de un botón desabrochado) con los pelos ahí sobresaliendo y acabas con un palillo en la boca. Insisto, ni Carrillo.

90210 Puede que Rabell, como algunos miembros de la izquierda, ande algo despistado con la fecha y zona geográfica en la que vivimos. Lo ubico: año 2015 y código postal 080. Vale que los jeans buscan conectar con un público juvenil y transmitir cercanía pero si eliges un modelo azul clarito y encima le das la vuelta hacia fuera a los bajos, parecerá que has salido de un casting de extras para Sensación de Vivir 90210. Incluso si se inspirara en el vestuario de Juego de Tronos parecería más actual.

Otro calvo Opciones para enfrentarse a la alopecia: 1. raparse como Romeva; 2. no hacer nada como Herrera; 3. decidirse por un implante como Rivera; 4. mantener el poco pelo que queda con dignidad (bien recortado) como Rabell. El tono de canicie que tiene es precioso.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

 

 

A Hollande se le sale

El día que Hollande ganó las elecciones advertí que el nuevo presidente galo nos iba a regalar grandes momentos con su corbata torcida. Muchos respondieron algo similar al “Gracias, Sara”. Y aunque el francés quiso poner remedio al movimiento de su lazos azul marino seda  (tolón – tolón) con un pasador, ahora, en la Cumbre Europea, resulta que la chaqueta ha tomado vida propia. Cómo entender si esto no fuera así que su puño derecho domine en su brazo mientras que el izquierdo se mete para dentro… O será quizás el efecto Angela Merkel.

"Que se le sale, que se le sale", parece gritar Merkel. Tiene razón Sarkozy, las chaquetas de la canciller alemana son feas con ganas. ¿Para qué tantos bolsillos? Eso solo se usa para rellenar y, con todo el respeto del mundo, a ella no le hace falta.

 

"Fíjate si se me sale que parezco un camarero a punto de servir el vino", respondería Hollande

 

Indignados con bolsillos vueltos

Los manifestantes acampados en la Plaza Catalunya de Barcelona animan a todos aquellos que deseen brindar su apoyo a la causa a colgar en sus balcones pantalones con bolsillos vueltos para expresar cómo se han quedado los ciudadanos con la crisis.