Be water, my president

Una de las cosas que más me preocupan del actual president de la Generalitat -incluso más que esa camisa de motitas/manchas que luce en las fechas impares (fíjense)- es su aparente estado de deshidratación constante. El día de su investidura, el primer gesto que le dedicó a la audiencia (parlamentaria y televisiva) fue el de beber agua. Como acababa de abandonar su escaño, descarté que precisara satisfacer su sed. Puigdemont se refrescó con encantadora parsimonia (recrearse en una acción=chulería=aquí estoy yo=préstenme atención). Aquella muestra que le supuse de carácter al convergente se desvaneció a los pocos minutos: el pobre hombre sufría un ataque de pánico (normal dada la tesitura). Cuando nos alteramos, el cuerpo gasta inútilmente energía y, en consecuencia, sudamos (nos deshidratamos). Nuestro cerebro, con tal de serenarnos, nos manda un mensaje claro: bebe (hidrátate), recupérate, tranquilízate. Be water, my president. Y el sustituo de Mas, aquel día, debió ingerir como unos ocho litros de H2O…

Captura de pantalla 2016-04-19 a las 18.32.51

En su primera entrevista televisada en TV3 como president de la Generalitat, un vaso reposaba y compartía protagonismo en el plano. Normalmente se trata de un elemento más del atrezzo. Porque a un líder político jamás se le recomienda que beba en público (a excepción de actos informales). ¿Es una estupidez? Tal vez, pero a no ser por causa de fuerza mayor (se atraganta… vean la mala leche del titular: «el president se atraganta al hablar de…») o enfermedad (¿quién quiere a un líder débil y enfermo?) se evita. Otra cosa es mojarse los labios si se intuye que la boca se reseca (efecto alpargata) de tanto hablar, pero esto sólo se tolera en conferencias o discursos que duren más de 30 minutos (antes no es necesario porque el cuerpo resiste y se antojará como una señal inequívoca de nerviosismo y debilidad). Para prueba, las críticas que recibió  Marco Rubio (y que aún hoy le persiguen) por alcanzar y beber de una botella de agua durante su réplica a Obama en el discurso sobre el Estado de la Unión (el titular más suave que le dedicaron: «Rubio se ahoga en un vaso de agua»). Pero volvamos a la entrevista en la televisión pública catalana. Como el resto de la escenografía (ese horrible sillón de escay naranja) echaba pa atrás, la que escribe clavó su mirada en aquel adecuado recipiente de vidrio para el agua. A los cinco minutos (5.54 para ser exactos), Carles Puigdemont perdió el contacto visual (sinceridad) con la entrevistadora para girarse y coger el vaso. La pregunta que Mónica Terribas (la entrevistadora) le acababa de formular no parecía complicada: «¿Qué les ha dicho a sus consellers en su primera reunión?». Sin embargo, por alguna razón, al president la cuestión se le antojó complicada (aprieta los labios= no quiero revelarte nada). No obstante, tardó en sorber. Antes estuvo jugueteando durante toda su respuesta con el vaso: aquella escena era más propia de un coqueteo (diplomático o sentimental) en el Dry Martini que de un president en el Palau de la Generalitat. El programa duró una hora y veinte minutos y la acción se repitió en diversas ocasiones… Pero era su primera vez y los nervios podían haberle jugado una mala pasada (me callé y esperé).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si bien, en cada una de sus intervenciones en el parlament, el vaso (la copa, el beber) le sirve de escudo (mitiga su pavor escénico, como lo hace el bolígrafo en los podemitas). Cuanto mayor es el tamaño del objeto de alivio, más visual y más perceptible. Además, lo que entorpece el mensaje no es sólo el elemento -aunque se agradece que sea de cristal (calidad, sostenibilidad) y transparente (que se vea que es agua)-, ni siquiera la acción (tragar); más bien el deje, el posado, el gesto que adopta de tabernero. Y el acabose llegó el pasado martes durante la  rueda de prensa con motivo de sus 100 días  como jefe del gobierno catalán.

Nada más llegar al atril, Puigdemont coloca y ordena sus documentos. Como los fotógrafos siguen retratándolo, intenta combatir su incomodidad con el agua (pregunta para protocolo de la Generalitat: ¿dónde han visto ustedes que en una rueda de prensa institucional de un líder internacional aparezca un vaso (copa, botella…) a la vista?). Aparta el protector del vaso (duda dónde dejarlo; otro gran fallo de los responsables de protocolo), pilla la copa (como quien toma un cubata o una birra) con una mano y la otra la introduce en el bolsillo del pantalón… Se coloca de perfil (le falta la barra), toma un trago (largo y deja la copa vacía), se enjuaga la boca (arghhhhhh) y se humedece los labios (arghhhhhh).La escena ya no es propia del Dry Martini, más bien de cuarentón recién divorciado frustrado que cierra el Sutton (la iluminación psicodélica de la sala también influye en esta percepción). Le añaden una tapita de jamón y unas olivillas, y el Bertín Osborne catalán.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Pero para mi sorpresa, la cosa no acabó ahí… A los 40 minutos, entre risas de los asistentes, el president pide «una mica més d’aigua» y alza la copa para que los de protocolo se den cuenta de que está vacía. En el minuto 51.11, una Mano anónima de mujer (no descarto que fuera la de la familia Addams) se cuela en el plano (dentro de la chapuza protocolaria, hubiera sido más correcto que esa persona apareciera en escena y sirviera agua al president para que este pudiera concentrarse en lo realmente importante: ¡comunicar!) para entregarle a Puigdemont un botellín de agua de plástico con la etiqueta (menos mal que no era de Eden…). El ex alcalde de Girona, sin interrumpir la rueda de prensa, toma el botellín (el envase no podía ser más feo) y se sirve. Como no sabe dónde depositar la botella, la sostiene con una mano y con la otra coge la copa. Pero cae en la cuenta de que no va a poder pasar las hojas de su discurso (momento en que yo ya no sé si reír o llorar… Efectivamente, opto por #hiperventilar). Sigue hablando y gesticulando con las dos manos ocupadas (sin querer, esa escena acaba de convertirse en un homenaje a Tip y Coll). Deja el envase en el sitio que ocupaba la copa y al pronunciar «la lluïta contra la corrupció», bebe (traga) como si no hubiera un mañana (las siglas de CDC pesan mucho en este sentido). Después,  Puigdemont decide posar la copa en su sitio pero la botella no encuentra lugar… Al cabo de un par de minutos más, se cansa de la botellita y necesita desprenderse de ella: logra apoyarla, tumbada, en el facistol. Por fin, Mano se cuela de nuevo en el plano y recoge la botella (el presidente la vacía antes en la copa; nunca se sabe cuándo le permitirán a uno poder hidratarse…).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

PD. Bien. Como el miércoles se reunía con el presidente del gobierno español, decidí olvidarme del tema y descolgué este post: total, seguro que pronto surgiría una nueva oportunidad para recuperar el tema. Y efectivamente… Rueda de prensa de Carles Puigdemont desde el centro cultural Blanquerna para valorar su encuentro con Rajoy: atril de metacrilato (muy design pero nada recomendable: se quedan todas las huellas) y en la bandeja inferior, dos botellines de agua de plástico cutres, pero sin etiqueta, junto a una copa de agua… Apago el televisor. Por hoy ya he tenido suficiente ingesta. #hiperventilando

En la rueda de prensa sobre su reunión con Rajoy, otra vez tomó protagonismo el agua. Botellas de plástico con copa de vidrio (a ver, o un material u otro). ¡Todo a la vista! Cuando hablamos de trasnparencia política nos referimos a otra cosa... #CataKitsch

En la rueda de prensa sobre su reunión con Rajoy, otra vez tomó protagonismo el agua. Botellas de plástico con copa de vidrio (a ver, o un material u otro). ¡Todo a la vista! Cuando hablamos de trasnparencia política nos referimos a otra cosa… #CataKitsch

 

 

 

Cuqui República Catalana en potencia

Si es cierto lo de que #elmonensmira, quizá haya que empezar a poner remedio para establecer una auténtica Cuqui República Catalana…

President De momento, estéticamente, el único president en acto (según Aristóteles) que hay en este país (y me atrevo a incluir aquí hasta a España) es Artur Mas. Aunque algunos allegados me comenten que lo hizo con alevosía -dejar en evidencia a su sucesor y que yo me dé de cabezazos pensando en aquello de que #otrosvendránquebuenoteharán-,  hoy estaba niquelao. Hasta la corbata, raro en él, era de 10. Mi reproche es: ara? 

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 10.01.28

Meticuloso vs. #vaaaaaaa Más allá de la diferencia entre la calidad de tejidos en los trajes (la camisa, la corbata), de la ejecución del nudo o del porte; tienen dos maneras de hacer muy distintas… El president le impone la medalla al president en potencia (según Aristóteles); mientras a Puigdemont #jaliestabecaiguicomcaigui, Mas quiere que quede perfectamente colocada #quietcoi

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 21.30.58

President en potencia Como el traje y la corbata son un uniforme que viste con desidia, llega a su propia toma de posesión con la americana desabrochada, la corbata mal anudada (por eso le queda corta) y la camisa arrugada. Más tarde, emulando al president en acto, se abrochará. Lamentablemente, la chaqueta le viene prieta y la corbata sobresale (nuevamente, Patry hiperventilando).

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 19.58.22 Captura de pantalla 2016-01-13 a las 9.58.45 Captura de pantalla 2016-01-12 a las 19.58.12

Pelos Ni se ha cortado las puntas, ni se ha teñido el pelo. #relax. Lo único que ocurre es que el #presidentenpotencia se ha peinado un poco. 

Sincuello Carme Forcadell con una chaqueta de cremallera y cuello chimenea (por cierto, tendencia impuesta por Letizia con su Armani el día de la pedida con Felipe de Borbón… #ahilodejo) que le acortaba el pescuezo y le producía #efectoQuicoHoms

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 20.26.42 Captura de pantalla 2016-01-12 a las 21.30.51Captura de pantalla 2015-12-19 a las 17.42.16

 

Rakosnik conduciendo a la jove Si al president Mas le va a costar dejar de ser el president, Helena Rakosnik va a precisar de ayuda para dejar de controlarlo todo: sus gestos con la esposa de Puigdemont -estirarle del brazo y colocarle la mano encima del hombro- más que de bienvenida (te explico cómo va esto) eran de suegra metomentodo (te dirijo). Y esta vez, la lección se la dio la jove: en una ceremonia no se lleva bolso de colgar, se usa cartera o bolso de mano. #zasca

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 21.34.47 Captura de pantalla 2016-01-12 a las 21.35.13

Marcela Tupor Me parecería frustrante empezar a constituir una Cuqui República Catalana (un país moderno) defendiendo la necesidad, en pleno siglo XXI, de una primera dama (figura anacrónica). La first lady fue un invento americano para competir con las reinas (mujeres florero) de las monarquías europeas. Aunque en EEUU se ha intentado «profesionalizar» el cargo; sigue siendo un tratamiento anticuado y que no se aplicaría -reconozcámoslo- a la pareja sentimental en el caso de que la presidenta de la Generalitat hubiera sido una mujer (nadie se entretiene a hablar del primer caballero). Estoy convencida de que la esposa de Puigdemont será lo suficientemente inteligente para apoyar a su marido como esposa, no como primera dama. Los medios de comunicación le impondrán la cruz, pero depende totalmente de ella defender la autonomía de la mujer en el siglo XXI.

Pecholobo ¡¡¡Romeva (ese gris sí que es el correcto para la temporada del año en la que estamos) y Rabell (lástima el ciñe de la chaqueta de punto #estamosquelopetamos) cumplieron con #unsoloboton!!!! Junqueras, a lo suyo… #tumateix

romeva

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 10.56.21

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 10.00.12

Intervención a ERC Marta Rovira llevaba un abrigo de terciopelo verde y debajo un pichi azul. Superados los 8 años de edad, ¿quién se pone un pichi? Urge una intervención #enserio

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 10.02.18INTERVENTION

Mas-Colell becaina No es que duerma, es que el hombre reflexiona así, en #posicionbecaina

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 9.56.20

Icono de estilo de la CRC Insisto: Lluís Llach es el icono masculino del estilo independiente que precisa la Cuqui República Catalana.

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 9.59.19

No aplaudir ¿Es descortés no levantarse y aplaudir cuando todo el mundo lo hace? Sí, claro. Pero es que justamente se hace para eso: expresar el desacuerdo con lo que se está defendiendo o planteando. El zasca de Mas al rey ha hecho que los monárquicos de la sala -o los que están moralmente vinculados a él- permanecieran sentados y con caras largas. Hasta ahí, ninguna sorpresa.

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 19.54.02

Brillos A mí lo que me inquieta es que a Llanos de Luna le brille tanto la frente con la de quilos de maquillaje que lleva encima. Polvos mate, querida, polvos mate.

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 21.35.47

 

Colau Aunque cada vez esté más Merkel (y la gargantilla incida en esta apreciación), el mejor look que le he visto a Ada Colau hasta la fecha. Bueno, no. Miento. El mejor fue este otro #enserio

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 10.00.47 Captura de pantalla 2016-01-13 a las 10.51.10

No es photoshop. No pega. No combina. Chirría.

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 21.27.42

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

President por sorpresa

 

2016-01-10 16.07.08

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hiperventilando. Prometo que llevo horas intentando serenarme -«Patry, cálmate. Acaba de llegar. Hace unas horas no sospechaba que iba a convertirse en president de la Generalitat. Le ha pillado todo por sorpresa… Entiéndelo…»- pero lo del mocasín con traje #mequitatoaslasganasdeseguirviviendo. Y no sólo porque es un agravio a la elegancia (el mocasín es un zapato informal que sólo debe usarse con jeans o pantalones casuals) y a la sensibilidad estética (#maldulls), no. Los castellanos son una tendencia castiza madrileña (vaya, de algunos catetos de la capital del reino) y aquí, en teoría, se trataba de independizarnos y crear una (Cuqui) República Catalana… En fin, hasta unas espardenyes (aunque no sirvan para escalar el Everest) hubieran sido mucho más propias (e infinitamente más sofisticadas) para la ocasión.

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.11.14

Desmelenarse… La mata de pelo desgreñada (rebelde) no pega con el uniforme convergente que se empeña en autoimponerse con desgana. Tenemos dos opciones: 1) Cortar el pelo (en mi opinión, le favorece) y acatar la estética conservadora del partido (eso sí, con trajes a medida, camisas de calidad, nudos de corbata bien ejecutados…) 2) Desmelenarse. Atreverse con un look más bohemio y desenfadado (con el que se sentirá mucho más cómodo y podrá ser él mismo). La (Cuqui) República Catalana (CRC) precisa representantes valientes que apuesten por un Dress Code independiente. 

2016-01-09 18.38.55

Aunque se desmelene, habría que vaciar. Tiene mucha mata de pelo y le hace cabezón.

Paternalismo político Pese a la confianza y el afecto, despeinar (en plan #vamosmipequeñín) y pegarle una palmadita en la cara (#yaaprenderás) en público al que te va a sustituir en la presidencia no es lo más recomendable…

palmada

Sábado noche, Whastapp Forca y Simó (las más de la mesa)

-Tía, tía, tía…

-Què passa, tía?

-Demà inve…

-Queeeeeeeeeee?

-Sí, Puigde

-Uala, tía, que forti…

-Sí, sí… Tía, què ens posem…

-Blau estelada

-Einnnnn?

Blau klein, tía

-Ahhhhh….

-Quina risi, tía

– Oks

-Besis

-XOOO

image

Arrimadas haciendo amigos. Sí, vale. Amarillo y negro = taxi /Amarillo y negro = abeja Maya… Festival del humor, ¿eh? La americana (sí, lo de las damas de C’s de atreverse con toda la paleta de pantone para vestir es de análisis freudiano) le sentaba bien y el escote del top era ideal. Ahora, lo más entretenido no fue su vestuario. Lo más divertido fueron las caras que generó (minuto 1.58) en Carles Puigdemont (#notesoporto) y Helena Rakosnik (#pormichurriMATO). Lo de Leonardo DiCaprio con Lady Gaga en los Globos de Oro se queda en ná. 

2016-01-10 19.29.36

No es amarillo #soyindepesoyguay ni tampoco amarillo #CUP. Era amarillo bandera España, amarillo senyera Catalunya…

 

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.56.23

#meaburres

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.05.52

Absoluto desacuerdo #mestáscabreando

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.02.55

#tevoyacrugir

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.07.11

#esonomelodicesalasalidaguapa

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.07.31

#pormichurriMATO

Corbatas ¿Pero dónde narices compran esas corbatas? Cuando tengamos la CRC, quemaremos esa maldita tienda de corbatas horrendas.

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.41.19 Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.41.08

ERC Hombre, exultantes no se los veía. ¿Contentos? Tampoco. Más bien, #grises y apagadillos. Pero bueno, si hemos superado la etapa marrón/negro, pues ya es un paso.

ERCGRIS

Junqueras pensando en lo que él hubiera dicho si… Rovira pensando que lo que piensa Junqueras ni en sueños…

 

Anticuquis Albiol sostiene la espada láser (bueno, un boli verde) con la que intentará acabar con los cuquis. Además, se mete un bolígrafo en la boca (efecto #cuñaaaaao) y le demuestra a Puigdemont que el traje y los mocasines dominarán Catalunya (#nohopermetispresident).

2016-01-10 18.52.39

#yosoylalevy Esa delicadeza y exquisito refinamiento al sentarse con sus zancos a lo S3 y el floripondio que la consagra como gran dama del PP.

2016-01-10 18.52.13

 

#pecholobo en enero #nohaymáscomentarios

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.43.13

CuquiGabriel Ayer sí se agradecieron (y correspondían para tratar de suavizar la tensión) las sonrisas de la CUP -aunque se antojaran algo cínicas. El lema de la camiseta, genial: «Cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede«. En la bancada de JxS, sólo Llach, Romeva y Reyes aplaudieron a Gabriel. Mas no la miró (para mí no existes) en ningún momento de su parlamento. Aunque a veces es mejor que no te miren… Ojo a la miradita #anticuqui que le dedicó Albiol… 

gabrielaplausos

Cabeza y barbilla levantadas (satisfacción)

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.33.45

 

Chaleco rombos, a la hoguera Había idealizado tanto su regreso (terno gris ajustado con reloj de bolsillo colgando) que cuando vi esto, casi muero del disgusto… #cuquicortrencat

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.34.40

Mi #hombreantiguo parecía #unhombreviejuno

baños

Menos mal que después empezó a poner poses #cuquis y me fijé que se había cortado el pelo y  #cuquirecuperé a mi #loveBaños

baños2

Pero ese chaleco de rombos va a la hoguera, ¡ya!

CuquiSalellas Ja sé que no l’estimeu gaire… Pero ese jersey gris es apretujable y el detalle de la carmanyola con tarta de chocolate (#cuquifantaseando) para la hora de la merienda es mmmmmhhhhh (eso sí, el papel de plata es cancerígeno y muy contaminante)…

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 23.29.29

Las mejor vestidas Me alegra poder decir que, en esta ocasión, las mujeres iban mucho mejor vestidas que los hombres (y eso que ellas, por riqueza indumentaria, lo tienen siempre más complicado). Me gustó muchísimo Neus Munté (muy presidenta) y, por supuesto, adorable, como siempre, Muriel Casals. Lluís Llach, junto con Mònica Terribas, abandera ese estilo independiente que precisa la Cuqui República Catalana para tener una identidad de moda propia. Pero insisto, en el Parlament, hay que quitarse el gorrito #nocorreselriesgodequedardespeinado #respect

muriel  neusmunte

 

llach

Mientras, el jefe de los #anticuquis salía a leer (presidente, insisto; si lee, el mensaje pierde toda contundencia. Sólo tenía que memorizar dos frases… ) que vigilaría de cerca a los #cuquis. Después del vídeo de Fin de año, con Rajoy pasa como con Iceta: ya sólo te los imaginas bailando. Más ayer que lucía una corbata a lo Raphael. Y esto me va de perlas para cerrar esta crónica cantando: «Qué pasará, qué misterios habrá, puede ser mi gran noche…. Y al despertar ya mi vida sabrá algo que no conoce…»

2016-01-10 20.56.51