La primera foto de la familia Sarkozy Bruni

Giulia Sarkozy ha dado su primer paseo con sus padres. Vestidos con ropa informal -Bruni, con mallas y chaqueta de lana gris y Sarkozy, con pantalón oscuro, camisa blanca, jersey pijo en los hombros y foulard azul marino-, la exmodelo llevaba a la bebé en el portabebés de la firma Lodger. La primera instantánea de la familia Sarkozy Bruni fue tomada ayer en los jardines de Versalles. Aunque no se trata de una foto oficial, cuentan los reporteros que el matrimonio no hizo nada cuando vieron la cámara. La primera dama francesa aseguró antes de dar a luz que protegería la privacidad de la pequeña.

Giulia Sarkozy Bruni ya está en el Elíseo

Mientras Nicolas Sarkozy alababa los esfuerzos de España para apretarse el cinturón en el Consejo Europeo, Carla Bruni y su pequeña Giulia abandonaban el hospital para dirigirse a casa. Aunque la madre, como ya adelantó, ha preferido no mostrar la cara del bebé a los medios, Giulia se intuía dentro de una bonita mochila portabebés de la firma holandesa Lodger  (66,90 euros).  La ex modelo ha optado por un look oscuro y  muy cómodo:  pantalones anchos, botines planos y abrigo.

Giulia Sarkozy Bruni, informe rosa

«Una niña», me revelaba una voz angelical al otro lado del teléfono. ¿Qué niña?, desperté y allí solo estaba Naya (un labrador americano de 1 año y medio que para mi suerte fue abandonado en las calles de París). Rápidamente me puse al corriente de la buena nueva. Carla Bruni, por fin, había dado a luz y además, había sido una bebé. ¿Podía ser alguien más feliz? ¿Importaba el estado de la economía actual? Como ayer me acosté visionando una entrevista a Emilio Duró, hoy disfruto del primer retoño nacido en el Elíseo. Aunque los papás aseguran que protegerán la privacidad de la pequeña; debido a los malos resultados en las encuestas de su padre, Sarkozy necesitará a Carla y a Giulia para continuar en el poder. Por cierto, bonito detalle el del presidente al acudir  a la clínica con sus informes guardados en una carpeta rosa.

   

Un rey de risa

La broma de Catalunya Ràdio al rey de España me pareció una payasada, sin más. La interpretación de Juanjo Puig Corbé como monarca en la serie de T5 Felipe y Letizia se me antojó como algo exagerada. Pero al ver hoy como Juan Carlos I de Borbón cruzaba a toda prisa la sala del Palacio Real para silenciar su politono (una estridente risa de bebé que creo con toda seguridad que no pertenecía a ninguno de sus nietos) ante la atónita mirada del embajador de Colombia y la ministra de exteriores, Trinidad Jiménez, ya no sé qué pensar. Por lo menos nos hace reír…

La infanta Leonor, de bebé, acaricia a su abuelo. La risa del teléfono del rey no pertenecía a ninguno de sus nietos.