cameronholiday

Cameron y su polo azul para las vacaciones

Una vez leí que la estrategia que utilizaba Kate Moss para fastidiarles el trabajo a los paparazzis consistía en repetir el mismo estilismo (o variarlo muy poco, utilizando colores oscuros como el negro) día tras día. Quizá no tenga nada que ver, pero los medios británicos están indignadísimos con que su primer ministro se valga siempre, cada vez que está de vacaciones o se toma un descanso,  de un polo azul marino.  Ayer, mientras intenta recuperarse de una lesión en la espalda en el sudeste de Inglaterra, volvió a hacerlo.

cameronholiday

Ayer.

cameronibiza2011

En 2011, en Ibiza.

El fin de fiesta en Holanda

Menos las niñas  y la princesa Beatriz, todos los demás invitados se cambiaron de ropa para acudir al acto de clausura de la coronación de Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda. La «princesa triste» de Japón se quedó en el hotel. Repasemos las fotos:

Para que las niñas no pasaran frío en el barco, les echaron estas espantosas capas (¿no había otro color?) encima. Parecían las niñas naufragas del Titanic.

 

Me encantaron las estrellitas en el pelo de Máxima. Bonito detalle.

 

Letizia, otra vez de Felipe Varela, fue muy criticada por repetir estilismo (lo había llevado en Inglaterra). A mí me gustó. Sólo que debió pasar un frío en el barco que no veas. Era la única que no llevaba chaqueta o chal para cubrirse durante la travesía.

 

Lo siento, pero el rojo le pertenece a Letizia. Mary Donaldson lo intentó.

 

En serio, qué le pasa a esta mujer. ¿Ha engordado y por eso se esconde bajo vestidos en forma de saco de patatas?

 

Victoria de Suecia, brilli-brilli... Casi tanto como los relucientes zapatos de su marido el indie (¿veís el efecto espejo?). Y eso que el debe estar acostumbrado a ir todo el día con zapatillas deportivas.

Rajoy se presenta en el Elíseo con la corbata de Hollande

Las llevará siempre torcidas, pero las corbatas de seda azul marino lisas son la seña indumentaria de François Hollande. Y aunque desde que el presidente galo las luce a muchos de sus homólogos les ha dado por copiarle el look, lo que ha hecho Rajoy hoy es para darle con las puertas del Elíseo en las narices. En alguna que otra ocasión el jefe de gobierno español ya había pretendido emular al socialista francés con un lazo oscuro. Pero en su encuentro de hace unas horas en París, Rajoy se ha atrevido a presentarse a la cita con el mismo estilismo que su anfitrión. No sé cómo acabará el partido de fútbol de hoy, pero el encuentro de Hollande y Rajoy lo resumiré con una frase de Coco Chanel: «No hay éxito sin copia». Es decir, Francia 1 – España 0.

PD. Al final en fútbol, Francia 0 – España 1.

¡Ay, Dios! Rajoy es capaz de decirle a Hollande que lleva su misma corbata.

 

 

Feijóo promete cargo con la misma corbata de 2009

Hoy se ha celebrado la toma de posesión del líder popular gallego.  Es la segunda vez que Alberto Núñez Feijóo promete su cargo y en ambas ocasiones (la de hoy y la de 2009) ha escogido la misma corbata para hacerlo, un lazo azul marino con rayas diagonales en blanco. En representación del gobierno ha acudido la vicepresidenta S3 que ha lucido un modelo muy brilli-brilli (se acerca Navidad, of course).

Hoy

 

En 2009

 

 

Rajoy en el G-2012

México, el anfitrión, hizo malvares para que el presidente español no tuviera demasiado cerca en la foto de familia del G-20 ni a Crsitina Kirchner ni a David Cameron. Y allí, Mariano Rajoy, vestido de gris, con camisa de dudosa calidad y corbata fea donde las haya, intentaba sonreír (léase en el líder popular, doblar la lengua hacia dentro y abrir un poquito su boca de piñón… Arghhhh!) aislado del resto.

La única que se atrevió con el color fue la brasileña, de malva. Merkel hace días que no se quita la verde... ¿tendrá varias iguales?

 

Merkel, entre Obama y Rajoy. Sinceramente, yo también preferiría ponerle ojitos al estadounidense. Buena imagen para comparar americanas, camisas y corbatas entre los dos líderes.

 

Esa es la sonrisa de Rajoy. Debe ser difícil mantener la lengua entre los dientes...

 

¡Ojito! Hollande ya ha encontrado remedio para sus corbatas de seda azul marino torcidas: un pasador