arco1

Letizia se sofistica para inaugurar ARCO

Tras su etapa de ejecutiva práctica (traje pantalón gris y botín negro plano), la princesa de Asturias retoma el estilo lady de primera dama. Ayer, para la inauguración de la feria madrileña de arte, se ciñó una gabardina con detalles joya en hombros y puños de su diseñador fetiche. Sí, Felipe Varela.

arco3

Letizia se recogió el pelo en un trabajoso moño y combinó calzado con cartera de mano de ante de la firma Magrit (esto ya no se lleva…). El príncipe, por su parte, últimamente no se quita el traje de raya diplomática. Es un atavío demasiado relacionado con la banca y la mafia… No creo que le convenga.

arco4

Me salto lo del floripondio de Ana Botella… Ojo, a la mirada a cámara del ministro de cultura… jajjajajajaj…

arco2

¿Cuánto debe medir la cintura de Letizia?

Letizia, muy Carrie Bradshaw, en Arco

La princesa de Asturias le ha pedido prestado el color a la líder de UPyD, Rosa Díez, y se ha ido a Arco. Si el año pasado se decantó por un vestido rojo, en esta edición ha optado por la energía del fucsia. Y su estilismo me recuerda mucho al de Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York  (uno, de la primera peli y otro, de la serie). También a la pantera rosa (broma mala…). Lástima las medias tan claras…

Letizia, muy roja

Los Príncipes de Asturias han inaugurado esta mañana la XXX edición de ARCO acompañados por la ministra de cultura y el alcalde de Madrid. Si bien, la pieza de arte que ha susurrado más comentarios ha sido, claro está, la de Letizia. Enfundada en un vestido rojo pasión  por debajo de la rodilla, el nudo en su cinturón le daba el toque creativo.

Un mes antes de casarse con el Príncipe de Asturias, Letizia Ortiz se convirtió en princesa. No hacía falta documentos que lo demostraran, el vestido rojo con el que acudió al enlace de Mary Donaldson y Federico de Dinamarca en 20o4 convenció incluso a sus detractores. Hoy, para la inauguración de la XXX edición de la fira de arte madrielña ARCO, Letizia se ha vuelto a decantar por ese color (tendencia de la nueva primavera) y lógicamente no ha pasado desapercibida. Un ajustado vestido por debajo de la rodilla dejaba a la vista su silueta. Además, un fino y largo cinturón (colocado con bastante gracia) combinaba con el color de  sus vertiginosas plataformas y su cartera de mano.

Por su parte, Ángeles González Sinde, con un traje pantalón (con el bajo muy largo) oscuro, coincidió con la princesa en el rojo. Aunque en su caso, era un floripondio que suele colocarse en todas sus americanas. Como siempre, los accesorios (bolso enorme y zapatos marrones) son su punto débil. Y sobre Alberto Ruiz Gallardón, habrá que dedicarle pronto «Un cambio de imagen para…». Entre que el sastre le va grande, las camisas siempre azules ya cansan y sus zapatos blandos, el alcalde de la capital española necesita ayuda estilística urgente.

————————————————————————————————————————–

Letizia, very red

The Princes of Asturias inaugurated this morning the ARCO XXX accompanied by the minister of Culture and the mayor of Madrid. While the piece of art that has been whispered more comments, of course, that of Letizia. Wearing a red dress passion below the knee, the knot in his belt gave him the creative touch.
A month before her marriage to the Prince of Asturias, Letizia Ortiz became a princess. It did not take documents that prove the red dress that went to the link Mary Donaldson and Frederick of  Denmark in 2004 convinced even his detractors. Today, for the inauguration of the XXX edition of the ARCO, Letizia has again opted for this colour (trend of the new spring) and obviously has not gone unnoticed. A tight dress below the knee kept an eye on your silhouette. In addition, a long thin belt (located quite fun) matched the color of their vertiginous platforms and his briefcase.

For his part, Ángeles Gonzalez Sinde, with a pantsuit dark, coincided with the princess in the red. Although in his case, was a flower usually placed in all jackets. As always, the accessories (shoes and brown jumbo bag) is its weak point. And on Alberto Ruiz Gallardon, soon will have to spend «A makeover for ….» Among the tailor is going great, always blue shirts and tired and soft shoes, the mayor of the Spanish capital  need stylistic help urgently.