quiroga

Quiroga se deshace del bolso en Moncloa

La líder del PP vasco se reunió ayer con el presidente del gobierno. A su llegada a Moncloa (ver vídeo aquí), Arantza Quiroga bajó del coche con un bolso de piel marrón tipo saco. Al subir las escaleras, alguien le advirtió de que antes de entrar debía posar para las cámaras. Quiroga, entonces, decidió deshacerse rápidamente de su bolso y entregárselo a uno de sus ayudantes. En su caso, no había ningún problema por dejarse retratar con tal accesorio. Y es que el modelo no era fácilmente reconocible -no llevaba la marca tatuada por toda su anatomía- y además, es lo suficientemente abultado para destacar que se trata de un elemento de trabajo -si fuera un clutch, obviamente, sería conveniente que no saliera nunca en una foto. De hecho, la bolsa hubiera disimulado el nerviosismo que descubrían sus manos -no sabía qué hacer con ellas. Es más, si había algún elemento que sobraba en la instantánea (además del feo estilismo que escogió ayer la popular), y durante todo el encuentro, fue la acreditación colgada del cuello. Parecía una colegiata de visita.

PD. Yo, por si las moscas, no perdería de vista mi bolso en Moncloa….

quiroga

cospedal-abc

Las chicas del PP a portada

En las dos últimas semanas, las chicas del PP han conquistado las portadas de las revistas femeninas y prensa diaria. La última, ayer mismo, fue Mª Dolores de Cospedal que, vestida de blanco angelical (aunque el corte por la piernas también sugiera un look fantasmagórico), advertía en ABC que ella no se iba «a doblegar ante Bárcenas». El posado de la secretaria general de los populares se me antoja como un anuncio de compresas, de complementos dietéticos o algo similar. Por su parte, el sábado, fue Arantza Quiroga la que ocupaba la primera página de la revista femenina Yo Dona y un amplio reportaje con 3 cambios de estilismo (las piezas que le enfundó la publicación eran  de Hoss, Massimo Dutti, Cortefiel, Bimba & Lola, Poe, Helena Rohner, Virgine Castaway, Mascaró). La presidenta del Partido Popular vasco aceptó, incluso, fotografiarse con su bebé. También, Alicia Sánchez Camacho se dejó convencer por los estilistas de Vanity Fair que la encandilaron con marcas de lujo como Gucci y una buena dosis de Photoshop. Dentro de unos días, oiremos las lamentaciones: «Es que de las mujeres políticas solo hablan de nuestra ropa»…

cospedal-abc

 

arantza

 

alicia-vanity

 

alicia-vanity2