Anna Wintour Costume Center Grand Opening

Michelle Obama amansa a Anna Wintour

La industria de la moda, y todos los que hayáis visto El diablo viste de Prada, sabe que para triunfar debes obtener el beneplácito de Anna Wintour. La directora de Vogue USA es famosa por su carácter frío y prepotente y, por eso, los diseñadores tiemblan cada vez que deben enfrentarse a ella. Sin embargo, la esposa de Barack Obama ha logrado amansar a la fiera. Ayer, Michelle Obama fue la encargada de inaugurar el Anna Wintour Costume Center que acogerá el Metropolitan. Ataviada con un modelo de Naeem Khan, la primera dama estadounidense bromeó con Wintour (quien apoyó la campaña de su marido como la que más) consiguiendo que esta esbozara una sonrisa y se la viera casi feliz. Además, no faltaron las muestras de complicidad y afecto entre ellas (como diría el doctor Iglesias: «raro, raro,raro»). Michelle Obama también anunció que las dos están trabajando en un proyecto común para organizar un taller de moda en la Casa Blanca. El objetivo es que los jóvenes diseñadores encuentren el suficiente ánimo e inspiración para hacer realidad sus sueños: «Si tenéis el valor de fracasar, fracasar y fracasar otra vez hasta que finalmente tengáis éxito, un día podréis ser diseñadores legendarios como los que están aquí hoy. Un día, podréis ser líderes en la industria de la moda o en cualquier industria que elijáis».

michellevestido

michelleanna

michellecinta

Michelle Obama, portada de abril de Vogue

La primera dama de EEUU volverá a ser  la portada  de Vogue. A principios de este año se empezó a hablar de esta posibilidad ya que se había visto al equipo de Anna Wintour entrar en la Casa Blanca. Hoy se ha sabido que el mes elegido para que salga a luz  el amplio reportaje fotográfico será este mes de abril. Es la  segunda vez que la biblia de la moda americana logra que Michelle Obama pose para ellos pero la disposición de la esposa del presidente no sorprende a  nadie ya que Anna Wintour ha apoyado a su marido durante toda la campaña electoral.

En la última década, Vogue dedica su mes de abril a una «edición Shape» en la que se enfoca en la belleza y bienestar de los cuerpos de las mujeres. Así, en portadas anteriores aparecieron  Brooke Shields, Scarlett Johansson y Gisele Bundchen. Michelle Obama fue portada de Vogue por primera vez en marzo de 2009,  con un vestido fucsia diseñado por Jason Wu.  La fotografías fueron tomadas por la famosa Annie Leibovitz.

 

Anna Wintour, ¿embajadora de EEUU en Francia o UK?

Los favores se cobran y parece que el apoyo incondicional de la directora de Vogue americana a los Obama podría tener pronto su recompensa. Durante toda la campaña estadounidense se rumoreó acerca de que Anna Wintour pudiera convertirse en embajadora en Inglaterrra o Francia. Más que una broma, el hecho de que apareciera en forma de noticia en el The Guardian en el mes de junio dio consistencia a la información. Hoy la prensa seria internacional asegura que el nombramiento está cerca. Para que luego digan que Política y Moda no van de la mano…

La moda reniega de Ann Romney

Cada vez que Michelle Obama cambia de look es noticia. A sabiendas de que todo lo que se pone se convierte en oro (en pocas horas se agota el modelo en cuestión), las agencias de prensa de las firmas se afanan en comunicar a los medios de comunicación que el diseño les pertenece. Pero en el caso de Ann Romney no ocurre lo mismo. Podría pensarse que, de momento, no goza de la popularidad y el atractivo de la figura de la actual primera dama estadounidense, pero eso no tendría por qué eximir a los diseñadores de aprovecharse de las apariciones de la esposa del candidato republicano para publicitarse. Por eso, la posible explicación al silencio de la moda respecto a Ann Romney que más consistencia -y morbo- está generando es la que tiene que ver con un complot de Anna Wintour. Según esta teoría, la directora de Vogue, entregada totalmente a la causa demócrata, podría haber amenazado y pactado con sus anunciantes que no dieran soporte a la aspirante republicana. Aunque tampoco creo que le haya costado demasiados esfuerzos convencerlos, la mayoría de diseñadores son más bien de izquierdas.